Iniesta, un clásico de los clásicos

Iniesta, un clásico de los clásicos

El azulgrana es el jugador de ambas plantillas que más Real Madrid-Barcelona ha jugado (31), aunque todavía está lejos del récord de Manuel Sanchís (42)

JAVIER VARELAMadrid

Andrés Iniesta se ha convertido en todo un clásico de los Real Madrid-Barcelona. El jugador azulgrana, pese a que no atraviesa su mejor momento de forma tras unas molestias físicas, es el miembro de las actuales plantillas de Barcelona y Real Madrid que más clásicos ha disputado (31) por delante de su compañero de equipo Leo Messi (30) y del madridista Sergio Ramos (30). De los 31 que ha disputado, 20 han sido en la Liga, 6 en la Copa, 1 en la Champions League y 4 en la Supercopa de España. Tras la marcha de los eternos capitanes de los dos equipos, Xavi Hernández e Iker Casillas, ya no hay nadie en las plantillas que haya disputado más clásicos, aunque el azulgrana todavía está lejos de los 43 que disputó el madridista de Manuel Sanchís, que es el que más ha jugado, y de Xavi y Paco Gento, ambos con 42.

Curiosamente, el de Fuentealbilla saltará al Santiago Bernabéu para jugar su clásico número 32, 11 años y un día después de disputar el primero. Aquella vez, el 20 de noviembre de 2004, jugó sus primeros minutos en un clásico en el Camp Nou y sustituyendo a Henrik Larsson. Su primer clásico acabó con victoria de los Barcelona por un claro 3-0. Desde entonces ha disputado 31, los 18 últimos de forma consecutiva, y el balance del '8' azulgrana es de 13 victorias, 8 empates y 10 derrotas. Además, este clásico será especial para él, ya que disputará este sábado su primer duelo frente al Real Madrid como primer capitán de la plantilla del Barcelona.

Dos goles a Casillas

En estos 31 clásicos partidos ha hecho dos goles y en los dos partidos en los que marcó el Barcelona se llevó el triunfo. Su estreno goleador fue en el partido de vuelta de la Supercopa de España de la temporada 2012-13, una perfecta vaselina con la que superó a Iker Casillas. Su último gol al eterno rival fue precisamente en la última victoria del Barcelona en el Santiago Bernabéu, en un partido liguero en la campaña 2013-14 y en el que el centrocampista abrió el marcador.

De las 13 victorias que ha logrado Iniesta en los clásicos, hay dos que siempre estarán en los anales de la historia azulgrana. El mítico 2-6 en el Santiago Bernabéu, en el que Messi cambió su posición y Piqué celebró uno de sus goles mostrando con orgullo el escudo azulgrana, en la temporada 2008-09, y la 'manita' (5-0) que logró el Barcelona sobre el equipo blanco en el Camp Nou, en el curso 2010-11, en el que Piqué y su famoso gesto dio la vuelta al mundo. «Este Cclásico será importante pero no determinante», aseguraba hace unos días en la presentación de su última colección de vinos el manchego. «¿Si me gusta el juego del Madrid de Benítez? Al Madrid siempre lo veo igual. Es el rival más directo que tenemos con grandes jugadores en todas las posiciones independientemente del entrenador que tenga. Lo veo igual que otros años. Nosotros llegamos bien pero para ganar allí hay que dar lo mejor de nosotros», reconocía. De lo que nadie duda es de que será un Real Madrid-Barcelona muy especial para Iniesta. Será su clásico 32.