Al Real Madrid se le atraganta el método Simeone

Fernando Torres y Marcelo (d). /
Fernando Torres y Marcelo (d).

Tercera derrota consecutiva madridista ante su vecino, al que critican por dar «patadas», hacer «faltas» y jugar «al pelotazo» algo muy parecido a lo que hacia al Barça con ellos en la época de Mourinho

RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Los futbolistas del Real Madrid han variado su discurso tras caer derrotados dos veces en tres días después de vencer de modo consecutivos 22 encuentros oficiales. Los jugadores que comparecieron ante los medios, sólo fueron tres ya que el resto del equipo abandonó el estadio en bloque pasando por la zona mixta del Vicente Calderón camino del autobús con la mirada fija hacia la salida, mandaron el mismo mensaje: el Atlético se llevó un botín excesivo para el juego mostrado y usó una dureza excesiva para ello. Unas colección de excusas, que no usó Carlo Ancelotti que se limitó a alabar «la buena organización y el trabajo junto» rojibanco, que recordó al discurso que usó el Barcelona cuando cayó en el carrusel de Clásicos vividos entre 2011 y 2012 con José Mourinho y Pep Guardiola en los banquillos.

James Rodríguez, segundos después de que Ronaldo le hablase al oído cuando abandona con el resto de los compañeros el estadio, se quejó de la actuación de Clos Gómez porque permitió, a su entender, el juego duro realizado por el Atlético de Madrid en la ida copera disputada en el Calderón. «Son fuertes, intentan siempre hacer falta y ganar pelota parada», explicó siguiendo la línea de Marcelo que había dicho que «el Atlético sólo juega de una manera: al pelotazo». Isco también recordó que «el Atlético de Madrid vive de cualquier jugada a balón parado y hoy nos ha vuelto a condenar. Estar más vivo en el partido de vuelta».

El malagueño no quiso hablar de su agarrón a Raúl García que supuso el 1-0, «no he visto la acción del penalti» dijo, pero dejó caer el doble rasero arbitral. «La verdad que es muy raro que ellos siempre den mucho más palos que nosotros,y al final somos nosotros los que tenemos y nos vamos con más tarjetas». Ramos quiso evitar hablar del árbitro pero acabó haciéndolo:«Lo que sí digo es que cada vez me gusta más la Premier. ¿Que a qué me refiero? No a los recogepelotas, obviamente. Al juego, a los árbitros. Es una Liga que la gente disfruta viéndola. Cuando se pierde es fácil hablar del arbitraje».

James profundizó sobre el arbitraje: «(Clos) Es el que manda pero tuvo muchas dudas. Siempre era duda, duda y ante la duda siempre era favorable al Atlético», consideró antes de valorar como «injusto el resultado». Ancelotti, más sereno en su análisis, habla de «falta de profundidad» como la causa de una nueva derrota ante el vecino, que cierra los partidos a los blancos que sufrieron para forzar la prórroga en Lisboa y han vencido en los tres últimos duelos directos. El cuerpo técnico había detectado un pequeño bajón ya antes del Mundialito y cree el equipo necesita una mayor ejercicio de autocrítica. Para superar las líneas juntas de un Atlético bien organizado, que presiona y es solidario en las ayudas hasta eliminar el brillo rival, el Madrid necesita de jugadores que se asocien de modo rápido en ataque, algo que pocas veces han conseguido desde la llegada de Simeone.

Respuesta atlética

Mientras tanto, el Atlético sigue a lo suyo. Se entrenó con Cani, último fichaje rojiblanco, y Miranda como novedades pensando en el duelo ante el Barcelona del próximo domingo. Están sorprendidos de que se hable de «patadas» cuando la entrada más fea fue la de Arbeloa sobre Gabi. Clos ni pitó falta en una acción del lateral madridista, reincidente en su actitud durante los derbis, que debió ser cartulina roja. Hace un año Arbeloa ya pisó a Diego Costa con el balón parado y Clos no observó nada.

Aunque se quiere pensar ya en la Liga, Jesús Gámez, sí que recomendó algo a los blancos. «Lo que hay que hacer cuando pierdes es ser autocrítico, si pierdes 2-0 es que hay algo que has hecho mal. Nosotros no nos vamos a meter en eso y sólo con balonazos y faltas no se meten dos goles», dijo el defensa tras el tercer derbi consecutivo (Supercopa de España, Liga y Copa) que se llevan los rojiblancos. Cholo regateó la acusación de Marcelo que ganan al pelotazo. «Lo entiendo. Su opinión es respetable», antes de loar a sus jugadores:«No entiendo este juego de otra manera que no sea competir. El partido siempre fue duro. Nos costó adaptarnos pero hemos jugado bien nuestras opciones con los chicos fabulosos atrás. El fútbol es energía. Para competir hacia fuera hay que competir desde dentro».

El malagueño recordó que «el equipo tenía claro el trabajo que debíamos hacer y se ha visto reflejado en el resultado. Allí será un partido complicado», apuntó sobre un encuentro que ha sido declarado de alto riesgo por la Comisión Antiviolencia. No habíamos tirado la Copa, hemos jugado los que habíamos tenido menos minutos». Tras la victoria del miércoles Simeone le gana la partida a Carlo Ancelotti en duelos directos:cuatro del argentino, tres del italiano y dos empates.

Los blancos y la remontada

Pese a todo, en el seno del vestuario madridista hay confianza en poder dar la vuelta a la eliminatoria. «Creemos en la remontada, obvio. Somos el Real Madrid y tenemos que ir a por ellos. Sabemos que somos muy grandes y que hay que cambiar la hoja y pensar en el sábado y en el jueves. Vamos a tener fe para remontarlo en el Bernabéu», algo que también dijo Marcelo que considera el resultado «difícil de remontar, pero jugamos en nuestro campo».

Isco está convencido que con el apoyo de la afición del Real Madrid se puede dar la vuelta a la eliminatoria la próxima semana. «Ha sido un resultado muy malo, pero quedan aún 90 minutos en el Bernabéu y esperemos darle la vuelta con el apoyo de nuestra afición. La verdad que se nos ha puesto el partido un poco cuesta arriba, pero nosotros en el Bernabéu somos capaces de darle la vuelta a cualquier resultado y sea el equipo que sea». Esa fue la idea que tenía Ramos en la cabeza:«Nuestra institución y nuestro escudo nos obliga a hacerlo, a intentarlo».