Croem ofrece «lealtad y colaboración» y celebra el final de la etapa de interinidad

José María Albarracín. /Vicente Vicéns/ AGM
José María Albarracín. / Vicente Vicéns/ AGM

Los sindicatos anuncian que estarán vigilantes ante las políticas del futuro Gobierno, al que piden que se implique en combatir la precariedad

DAVID GÓMEZ y ZENÓN GUILLÉN

El presidente de Croem, José María Albarracín, recordó ayer que la patronal mantuvo desde el principio «un absoluto respeto» ante el proceso de negociaciones de pactos postelectorales en la Región, sin decantarse por una alianza concreta. No obstante, una vez confirmado el acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox para que los dos primeros partidos formen gobierno, Albarracín ofrece «la lealtad y la colaboración» de la patronal para que Murcia «emprenda el mejor camino» y prospere.

El máximo representante de la patronal regional solicitó tanto a las tres formaciones políticas que permitirán que la investidura salga adelante como a los partidos de la oposición que intenten ponerse de acuerdo en los grandes temas que afectan a la Región, «para que los murcianos tengan una sola voz en sus reivindicaciones» ante el Estado en asuntos como la financiación y el agua. Los empresarios se muestran satisfechos por el fin de esta etapa de interinidad del Gobierno en funciones y se felicitan de que haya estabilidad.

El secretario general de UGT en la Región, Antonio Jiménez, hizo hincapié en que «espero que el nuevo Gobierno combata la precariedad laboral y sea capaz de recuperar el retroceso sufrido con la crisis, en favor de una sociedad igualitaria, diversa e inclusiva». Desde el área confederal LGTBI del sindicato manifiestan estar «asombrados y estupefactos con PP y Ciudadanos viendo el esperpento de lo que está pasando con el acuerdo con Vox en la Región».

El secretario general de CC OO, Santiago Navarro, anuncia que su sindicato estará atento a las decisiones que tome el nuevo Gobierno y que «defenderá los intereses de los trabajadores». CC OO dice que hubiera preferido un Ejecutivo «de izquierdas y progresista, pero los resultados electorales han permitido que un pacto de derechas imposibilite el cambio y la regeneración en Murcia».

Por su parte, la Asamblea Feminista de la Región (AFRM) califica los postulados de Vox, «apoyados por Ciudadanos y PP», contrarios a los derechos de las mujeres y del colectivo LGTBI, a la vez que pone el acento «en la pretensión de la ultraderecha en vulnerar la Ley Integral contra la Violencia de Género, sustituyéndola por 'violencia intrafamiliar', cuestionando el sentido de la misma».

De hecho, sostiene que «esta ilegal y disparatada pretensión de Vox supondría dejar en la indefensión a todas aquellas mujeres víctimas de agresiones machistas, en lugar de poner a su disposición toda la ayuda posible para facilitar la denuncia de malos tratos». Y es que recuerda que el 80% de las mujeres asesinadas por sus parejas no habían denunciado.

De hecho, AFRM concluye que este partido «machista y contrario a la igualdad de género no duda en proponer la supresión de servicios y centros de atención a víctimas» a los que despectivamente denominan «chiringuitos feministas».

Más