Hermanamientos sí, pero con estrategia

Hermanamientos sí, pero con estrategia

La mayoría de pactos de colaboración con otras ciudades no han dado de sí más allá del fulgor del momento

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

La posibilidad del hermanamiento y la creación de redes entre ciudades es consustancial al espíritu europeo, pues precisamente la UE favorece desde sus inicios los programas que promueven la historia y los valores compartidos de Europa. Son una forma de conocer otras perspectivas y contrastar problemas comunes, una manera de desarrollar entre territorios diferentes lazos de amistad y colaboraciones estrechas. Pero, en la práctica, ¿hay algo más allá de la declaración de intenciones?

La experiencia demuestra que en el caso de Murcia no se ha ahondado realmente en el fomento de estrategias compartidas a lo largo del tiempo, más allá del momento concreto en que se firmaron los acuerdos. Eso está en las antípodas del espíritu de estos pactos, pues, por lo general, los planes de desarrollo suelen plantearse a largo plazo, aunque casi nunca llegan a materializarse.

La ciudad de Murcia está hermanada oficialmente con Grasse (Francia), Lecce (Italia), Lodz (Polonia), Miami (Estados Unidos), Irapuato (México), Murcia (Filipinas) y Génova (Italia). Algunas propuestas fueron rechazadas, como la de Vilnius (Lituania), en los 80, pese al interés de la Asociación de Amistad España-URSS. En la etapa de Joaquín Moya-Angeler como concejal de Relaciones Institucionales, entre 2011 y 2015, se produjo una labor de acercamiento, intercambio y colaboración con ciudades de distintos países, como fue el caso de Ternópil (Ucrania) y Quzhou (China) para fortalecer alianzas y cooperar entre distintos sectores. No era casualidad. Ucranianos y chinos son dos de las comunidades extranjeras más populosas. Si bien, una vez que los políticos que proponen los acuerdos cesan en el cargo público, el interés muere por sí solo.

El Ejecutivo local entiende las relaciones bilaterales como una oportunidad para atraer más turistas y tejer vínculos comerciales

El alcalde ha puesto el foco en Génova y Nanning, con las que hay interés por sus exposiciones de jardinería

De hecho, el alcalde actual, José Ballesta (PP), ha marcado su propia agenda internacional haciendo borrón y cuenta nueva sobre lo que había, y marcando sus propias diferencias respecto a estrategias anteriores. Ballesta firmó el 30 de abril con el 'sindaco' de Génova, Marco Bucci, el acuerdo de intenciones para el hermanamiento de las dos ciudades, cuyos lazos comunes empezaron a tejerse en el siglo XII. Esta vez, según confirma Mercedes Hernández, responsable de la oficina de Programas Europeos del Ayuntamiento, sí que hay un plan de actuaciones. Esta Corporación entiende las relaciones institucionales con el exterior como «una oportunidad para la promoción turística y comercial y líneas de trabajo muy concretas como visitas formativas, campamentos de verano, diseño de productos, imagen de marca, formación y seminarios», incide.

Ballesta visitó Lodz en 2017 por el 500 aniversario de la ciudad polaca, que coincidió con el 750 aniversario del Concejo de Murcia. Ambas capitales son socios colaboradores en proyectos de movilidad sostenible. En el caso de Génova, Murcia ha sido ciudad invitada en la feria más importante de paisajismo urbano, Euroflora. El Ejecutivo actual promovió con la ciudad china de Nanning un protocolo de relaciones bilaterales, firmado en noviembre de 2017, gracias al impulso de los artistas Muher, que participarán en la duodécima Exposición Internacional de Jardines. Ballesta ha sido invitado a este acontecimiento con 63 ciudades participantes: 10 asiáticas y 9 relacionadas con la ruta de la seda. «Para Murcia es una forma de consolidar su apuesta por los Jardines de Primavera, que llenan de creaciones florales las plazas».

Erasmus de Latinoamérica

El regidor ha intensificado su agenda internacional especialmente en el ámbito latinoamericano con las jornadas 'Futuro en Español', siendo Murcia la ciudad de acogida por segundo año consecutivo, contando con el apoyo de 'La Verdad' y del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), y también ha promovido la Alianza Iberoamericana para la Movilidad Académica, con la que quiere proyectar Murcia como destino entre erasmus latinoamericanos. En esta iniciativa hay una veintena de países implicados y más de 750 universidades de los dos continentes. Y Murcia ha exportado igualmente sus proyectos estratégicos a ciudades de América Latina, a través de la Red de Transferencia de Conocimiento Urbano Sostenible (Urbelac), con intercambios de experiencias con Buenos Aires, Guadalajara y Montevideo.

El municipio ha tejido una red de relaciones culturales con otras ciudades gracias al Festival Murcia Tres Culturas, el Festival de Folclore del Mediterráneo y a las Fiestas de Primavera, y algunas de las ciudades con las que se mantienen lazos siguen participando incluso en grandes citas. Pero, en cualquier caso, salvo un interés muy extremo, la mayoría de los hermanamientos quedan en nada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos