Cultura declara BIC el santuario de la Fuensanta y la imagen de la Patrona

Imagen panorámica del santuario de la Fuensanta y su entorno con la mancha urbana de Murcia al fondo./Nacho García / AGM
Imagen panorámica del santuario de la Fuensanta y su entorno con la mancha urbana de Murcia al fondo. / Nacho García / AGM

La petición de Huermur incluye el Niño, el tesoro, el ajuar de mantos, la media luna, el trono, los edificios de alrededor y las pinturas del templo

LA VERDADMURCIA

La Consejería de Cultura ha iniciado los trámites para modificar la categoría de monumento nacional del santuario de la Fuensanta para ampliar la protección y declararlo bien de interés cultural (BIC) junto a todo su entorno, la propia imagen de la Patrona, su ajuar, su trono y el conjunto artístico de retablos y pinturas. La incoación de este expediente se produce dos años después de la solicitud que hizo Huermur. El nuevo procedimiento, según informó ayer la asociación para la conservación de la huerta y el patrimonio de Murcia en un comunicado, reconoce como BIC tanto el santuario como su entorno desde la Cresta del Gallo hasta la carretera de Santo Ángel a Algezares, incluyendo, asimismo, la Fuente Santa, los conventos, la Casa del Labrador, la Casa del Cabildo, el Seminario de Verano, las cuestas de subida, el Vía Crucis y el Rosario. Se incluirán en esa figura de protección la propia imagen de la Virgen con el Niño, su tesoro y su ajuar de mantos, la media luna y el trono. Serán BIC también los retablos y pinturas realizadas para el santuario por los artistas Pedro Flores, González Moreno, Antonio Carrión y Nicolás Prados.

Con año y medio de retraso

Huermur está satisfecha por el inicio de este trámite, aunque recuerda que llega con un año y medio de retraso, pues el plazo que marca la ley para estas modificaciones es de seis meses tras la solicitud. La entidad conservacionista destaca la importancia de esta iniciativa por la extensión de la protección al entorno del santuario, que queda considerado como un «paisaje cultural».

Con la declaración de BIC, el santuario gozará de la máxima protección, algo que será un motivo de satisfacción para la Región por el «gran legado» de las obras protegidas. Huermur desea que el expediente no sufra «nuevas dilaciones y que las administraciones públicas presenten su colaboración para conseguir la pronta declaración del BIC de la Fuensanta y que definitivamente quede protegido su entorno».

«Digno de ser protegido»

La descripción incluida en la incoación recoge los elementos construidos en el entorno del santuario que quedan protegidos desde este momento, como la Cueva de la Cómica, el monasterio de las Carmelitas Descalzas, el Seminario de Verano, los accesos y bancos, y el trazado de la Cañada Real de Torreagüera que atraviesa este ámbito. En cuanto al entorno del santuario, el expediente señala expresamente que «es importante considerar la zona como un paisaje cultural digno de ser protegido tal como lo establece el instrumento de Ratificación del Convenio Europeo del Paisaje».

 

Fotos

Vídeos