La norma que actualiza el servicio se ha hecho esperar seis años

Formaliza un segundo día de libranza a la semana, que acerca la demanda y la oferta, y permite una excedencia a quien quiera dejarlo temporalmente

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

La unificación de las tres zonas de servicio de los taxistas, en el término municipal de Cartagena, está en discusión desde hace seis años. Las discrepancias entre las empresas y asociaciones que agrupan a los profesionales, entre sí y con el Ayuntamiento, mantuvieron el asunto bloqueado durante dos años. Finalmente, a finales de 2018, se llegó a un acuerdo sobre este particular, pero entonces hubo otros flecos con los que lidiar y que retrasaron el paso de la nueva ordenanza por el Pleno para su aprobación.

Tras un par de escarceos, el Ejecutivo municipal aceptó varias de las reivindicaciones del sector. Para empezar, elevó el porcentaje de profesionales que pueden tener la licencia en excedencia temporalmente (un año con opción a otro más) sin tener que renunciar a ella. En vez del 5% serán el triple, lo cual da margen al sector para que algunos taxistas más elijan esa opción que permitirá reducir un parque de vehículos que en Unión Radio Taxi consideran excesivo para la actual demanda de clientes.

También se llegó a un acuerdo para admitir que los vehículos puedan ser dedicados, durante ese tiempo, a otras actividades empresariales no relacionadas con el transporte, simplemente con el desmontaje de los distintivos exteriores.

Por otra parte, los taxis adaptados para personas de movilidad reducida tendrán margen para no respetar el descanso de dos días a la semana, dado que hay pocos y se considera esencial tener todos los días los suficientes para prestar esos servicios especiales. Por último, el Ayuntamiento ha admitido que los trabajadores que estén en el sector como asalariados a tiempo parcial, puedan compatibilizar esa dedicación con otros empleos, sin incurrir en incompatibilidad.

Durante las negociaciones, recordaron fuentes municipales, ya hubo una amenaza de huelga con un plazo muy corto, que luego no se consumó. Por eso, estas mismas fuentes consideraron exagerado lo que Unión Radio Taxi plantea, como incumplir la ordenanza que aún está en vigor y atender llamadas para realizar servicios de transporte de personas en La Manga. Sobre todo cuando a la nueva normativa municipal le quedan unas pocas semanas para entrar en vigor, subrayaron.