«La calidad de los docentes de Medicina es espectacular»

«La calidad de los docentes de Medicina es espectacular»

La médica Irene Martinez Morata presentó 'Contaminación atmosférica y salud infantil: prescribir aire limpio' en una convención de salud en Ginebra, Suiza

MINERVA PIÑERO

Cada año, la contaminación atmosférica es la responsable de siete millones de muertes. «Y en el mundo, el 93% de los niños viven en lugares en los que la contaminación del aire supera los límites recomendados por la Organización Mundial de la Salud», explica Irene Martínez (Murcia, 1994) al recordar algunas de las conclusiones de 'Contaminación atmosférica y salud infantil: prescribir aire limpio', una publicación de la que es coautora y que presentó en la I Conferencia Global sobre Contaminación del Aire y Salud, en Ginebra (Suiza), la semana pasada. Graduada en la UMU, la joven doctora ha recibido además la beca Fulbright, un programa que le permitirá viajar a Estados Unidos el próximo año para estudiar un máster. También colabora en 'Moving Indonesia', un proyecto de cooperación internacional que persigue mejorar la calidad de vida y la salud de los niños de Lombok (Indonesia), «una isla devastada por los terremotos del pasado verano», comenta.

-¿Cómo afecta la contaminación atmosférica a la salud de la población infantil?

-En líneas generales, la contaminación atmosférica es un factor de riesgo que hasta ahora no se tenía en cuenta. Es la causa de muchas enfermedades. En mujeres embarazadas puede afectar, por ejemplo, al desarrollo del feto. Causa cánceres infantiles, problemas en el desarrollo cognitivo, muertes en niños... Todo está en la publicación, que ha sido traducida a seis idiomas. Puede leerse en la página de la Organización Mundial de la Salud.

-¿Cómo pueden actuar las instituciones en este contexto?

-Las autoridades pueden, entre otras medidas, limitar la circulación en las ciudades, restringir el uso de vehículos diésel, establecer políticas con el objetivo de que el tráfico sea más eficiente, no construir colegios cerca de las concentraciones de tráfico, incentivar a las familias que tienen menos recursos para que, de alguna forma, puedan acceder a energías más renovables y menos contaminantes...

-¿Qué destacaría de la medicina en Polonia, donde estudió hace tres años?

-La prevalencia de enfermedades, ya que es muy diferente a lo que conocemos aquí. En Polonia, donde estuve en el departamento de medicina interna y trasplantes durante un año, el alcoholismo estaba muy presente. Había muchos casos de cirrosis hepática y de alcoholismo.

-¿Y qué aprendió en la Universidad de la República, en Montevideo, donde pasó otro curso universitario?

-Allí, en Uruguay, hay una mayor prevalencia de enfermedades infecciosas, como puede ser la tuberculosis y el VIH. Estuve en el departamento de enfermedades infecciosas. Durante mi estancia, además, llegó por primera vez a Montevideo una alerta sobre la epidemia del dengue.

-¿Qué medida de control recomendaría frente a este epidemia, después de conocer los casos de dengue registrados en la Región?

-Existen muchas medidas que la gente puede llevar a cabo en sus casas. Sobre todo, destacaría que la población debe concienciarse sobre la existencia de las zonas de criaderos de mosquitos: hay que eliminarlas. Se concentran en las aguas estancadas, que suelen estar en los jardines de las casas, cerca de las plantas...

-¿Cómo calificaría las aulas de Medicina de la Universidad de Murcia, después de haber estudiado en otros países?

-Deberíamos estar orgullosos: la calidad de los docentes de la UMU es espectacular. Creo que los estudiantes que salen están preparados para ser buenos médicos y para enfrentarse a las situaciones que pueden encontrarse en un hospital. Las prácticas, quizás, se podrían optimizar. Últimamente, por los convenios que hay, el acceso a la formación y a las plazas, así como la distribución de los alumnos, son puntos que deberíamos reconsiderar. La sobresaturación en los hospitales, debido a que las prácticas están demandadas por estudiantes de todas las universidades, provocan que la calidad disminuya.

-¿Qué estudiará en Estados Unidos?

-Un máster de Salud Pública y Salud Global y Ambiental. Es diferente a los que se encuentran aquí. Tiene asignaturas de salud internacional, de derechos humanos... Se centra, en definitiva, en la salud pública, pero desde una perspectiva global. En la parte correspondiente a la salud medioambiental cuenta con cursos especializados sobre la forma en que los factores ambientales, como son la contaminación, los pesticidas y el ambiente fuera y dentro de casa, afectan a la salud de las personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos