«Artesanía, textura, sabor y precio son los aspectos que valora el consumidor»

María José España con bizcochos borrachos. / J. A. Moreno
María José España con bizcochos borrachos. / J. A. Moreno

María José España López es fabricante de bizcochos borrachos

JESÚS YELO

Si las picardías guardan una especial relación con Abarán y los melocotones con Cieza, los bizcochos borrachos constituyen la principal seña de identidad de Ojós, el pueblo más pequeño de la Región. La labor emprendedora que inició el desaparecido Jesús Avilés tiene su continuidad asegurada en la persona de María José España López (Ojós, 1965), la segunda de nueve hermanos y conocida como Marili. Su familia y su trabajo son sus verdaderas pasiones. Le encanta el senderismo.

-¿Desde cuándo se dedica a la elaboración de este dulce típico?

-Me inicié en el año 2001 en una pequeña tienda de artículos de regalo, alimentación, bebidas y repostería. Y en este establecimiento fue donde comencé a intentar elaborar el bizcocho borracho y donde me empezó a apasionar el mundo de la repostería. Siempre lo he comido de pequeña. Ese olor tan peculiar y especial es hoy en día mi mayor orgullo, a la vez de ser la propietaria de la patente.

-¿En qué época del año se venden más bizcochos borrachos?

-La época de más ventas es la que abarca desde el mes de agosto hasta los meses de abril y mayo.

-¿Qué le dice el nombre de Jesús Avilés?

-Fue el creador de este exquisito dulce y el que me ha transportado a mi niñez. Su nombre ha sido muy popular en toda la Región de Murcia y a él le tenemos que estar muy agradecidos. Actualmente, son conocidos como los típicos bizcochos borrachos 'Marilí'.

-Además de sus preciosos paisajes, ¿es posible que Ojós se le conozca principalmente por estos dulces?

-Sí. Siempre se ha conocido este pequeño rinconcito de la Región de Murcia por su bizcocho borracho, aunque hoy puedo añadir que continuará con el paso de los años, gracias y con toda la modestia, a mi gran esfuerzo y sacrificio para no perderlo, pues si desapareciera sería una auténtica pena. Además, el turismo en Ojós ha crecido en estos últimos años y esto ha hecho que sea aún más popular.

-¿Cuál es la receta para fabricar este producto?

-Se elabora con mucha dedicación y cariño.

-¿Le lleva mucho trabajo limpiar los moldes?

-Es muy entretenido y engorroso, y cuesta mucho trabajo mantenerlos limpios.

-¿Qué aspectos valora el consumidor en la compra de estos dulces?

-Son varios como la artesanía, la textura, el sabor, el precio, el trato personal y el local acogedor con detalles decorativos moriscos como el mío. Mi local es muy parecido a una jaima marroquí.

-¿Recuerda algún personaje famoso que haya pasado por su establecimiento?

-Recuerdo a Ortega Cano, Amador Mohedano, Federico Cardalús, reportero de 'Comando Actualidad', personal del programa 'España Directo', y JR, de canal 7.

-¿Quiénes son sus principales clientes?

-Tengo una fiel clientela del entorno del Valle de Ricote y de toda la Región de Murcia, y mucho turista. Acuden todo tipo de profesionales, amas de casa y asociaciones.

-¿Qué trascendencia tienen las redes sociales a la hora de vender?

-No tengo redes sociales porque no las considero necesarias para mi negocio, afortunadamente para mí. Los bizcochos borrachos son muy conocidos en toda la Región y provincias limítrofes.

-¿Utiliza usted esencias naturales para darle sabor al bizcocho o trabaja con esencias artificiales?

-Todo lo que hago es artesanal y elaborado manualmente y, sobre todo, natural, por eso no se pueden comparar con otros productos.

-Aparte de los bizcochos borrachos, ¿qué otros dulces elabora?

-Otras elaboraciones artesanales son las rosquillas de canela; las trenzas de hojaldre con chocolate, para perder el sentido; las magdalenas con un toque de canela, para hacer más apetecible un desayuno o una merienda; y las toñas de matafaluga, para mojar en una taza de chocolate o acompañar con un licor. También los típicos dulces de Navidad y Semana Santa y, cómo no, mi tetería con té elaborado artesanalmente. Es mi propia esencia.