Alerta entre los vecinos del Altiplano por una oleada de robos en el campo

«No son agresivos, y buscan zonas difíciles de observar», dice el jefe de la Policía Local sobre los sospechosos

ÁNGEL ALONSO Yecla

La Policía Local ha intensificado los controles después de que se hayan registrado más robos en viviendas de campo en la comarca del Altiplano. Los últimos asaltos se han producido en casas situadas en la pedanía yeclana de Raspay. La situación de inseguridad preocupa a los vecinos, ya que desde el pasado mes de diciembre se suman cada vez más entradas en viviendas cuyos moradores no se encuentran en el interior en el momento en el que los ladrones entran a robar. Según explicó el jefe de la Policía Local, Pedro Vicente Martínez, se trata de un grupo de ladrones que «no son agresivos, son especialmente inteligentes. Buscan zonas de campo difíciles de observar, en tramos horarios en los que los vecinos no están en casa. Y los robos se producen los días de mercado porque la gente viene al casco urbano». Martínez comentó que el problema para los agentes se acrecienta los fines de semana, ya que hay que cubrir «las competencias propias en el casco urbano y mantener la vigilancia en las zonas de las casas de campo».

Colaboración ciudadana

El responsable de la Policía Local comentó que en varias ocasiones han estado cerca de detener a los presuntos autores de los robos. «En una ocasión, y gracias a un vecino, localizamos un vehículo con tres sospechosos que salieron huyendo», explicó el jefe de la Policía Local, quien también consideró fundamental la colaboración de los vecinos para localizarlos avisando a la policía de cualquier indicio. El concejal de Tráfico y Seguridad Ciudadana, Juan Miguel Zornoza, destacó que, tras la sucesión de robos en polígonos industriales y zonas rurales, se ha establecido un dispositivo especial de control y vigilancia, coordinado entre las diferentes Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Pese al aumento de los controles, el edil yeclano avisó de la complejidad que supone atender un término municipal de una extensión tan grande como el de Yecla y la necesidad que hay de cubrir las plazas de agentes que están vacantes.