Bruselas investigará los problemas que planteó la Plataforma Aire Limpio

Imagen de archivo de una protesta de la Plataforma Aire Limpio. /Edu Botella/ AGM
Imagen de archivo de una protesta de la Plataforma Aire Limpio. / Edu Botella/ AGM

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍA

La presidenta de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, Cecilia Wilkström, ha confirmado a la Plataforma Aire Limpio la «admisión a trámite» de la denuncia que formularon en mayo. La carta de Wilkström informa a la plataforma de que ha solicitado a la Comisión Europea que «lleve a cabo una investigación preliminar sobre los diferentes aspectos del problema, sobre la base de la información que usted ha presentado».

De esta forma, empieza a recoger sus frutos el viaje que la pasada primavera realizaron al Parlamento Europeo nueve activistas y el edil de Podemos en Alcantarilla Arcadio Martínez. La comitiva trasladó a varios eurodiputados los problemas de olores que sufrían los vecinos de Alcantarilla y de pedanías murcianas limítrofes, como Sangonera la Seca y Javalí Nuevo, a causa del emplazamiento del polo químico.

También les solicitó que las estaciones medidoras de calidad del aire de la Comunidad Autónoma ampliasen el número de sustancias que analizan y que se realizara un estudio epidemiológico sobre la incidencia del cáncer en las citadas localidades.

La presidenta de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo avanza en su misiva que trasladará a la Comisión de Medio Ambiente «las cuestiones planteadas en su petición». Jesús Cano, presidente de la plataforma Aire Limpio, valoró ayer «positivamente» el contenido y «la importancia» de la carta de Wilkström, porque la eurodiputada sueca también se comprometió en su momento a investigar el estado del Mar Menor.

Por este motivo, Cano dijo ayer que ha solicitado una reunión con la Consejería de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Alcantarilla para informarles de la respuesta obtenida desde Bruselas. «A ver cómo reaccionan ambas administraciones», manifestó. Para el presidente de Aire Limpio, «las autoridades europeas se sorprendieron de que el polo químico esté tan cerca de poblaciones y centros educativos». La carta de Wilkström ha espoleado las reivindicaciones de la plataforma, que el 18 de noviembre celebrará una concentración en la plaza Adolfo Suárez.

 

Fotos

Vídeos