Un edil de Pulpí se lleva unas señales de Cuatro Calas cuando se instalaban

La Comunidad anuncia que estudia medidas legales contra el consistorio almeriense

LA VERDADÁguilas.

La imagen fue insólita. El concejal de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Pulpí, Pedro Jesús Martínez, se personó este viernes en el Paisaje Protegido Cuatro Calas, en Águilas, mientras unos operarios colocaban señalización y cartelería en esta zona. El edil fue acompañado por una patrulla de la Policía Local del municipio almeriense y un camión. «Los empleados de la empresa estaban tranquilamente trabajando, y el concejal ha arrancado los carteles, los han echado al camión y se los han llevado. Así me lo ha confirmado un técnico medioambiental», relató ayer a 'La Verdad' el concejal aguileño Ginés Desiderio Navarro.

Los municipios de Águilas y Pulpí llevan años enfrentados por la delimitación entre ambas localidades. El Consistorio almeriense afirma que dicha playa pertenece a Almería, mientras que el Consistorio aguileño y la Comunidad sostienen que esa zona es de la Región, «según la cartografía de la Red Natura 2000».

Los carteles que ayer fueron arrancados tenían que ver con un acuerdo del Consejo de Gobierno de la Región, que dio luz verde a un convenio con la Fundación Cajamurcia para la restauración de las áreas degradadas del Paisaje Protegido Cuatro Calas. Las actuaciones consistían, siempre según el acuerdo, en la delimitación de caminos con la instalación de ecotraviesas en el entorno de las calas de la Carolina y Cocedores, en una longitud aproximada de 20 metros, con el fin de evitar el tránsito de vehículos en zonas acotadas al mismo. Por último, se iba a proceder a la instalación de cartelería descriptiva-justificativa de las actuaciones, así como una señal interpretativa sobre los hábitats y especies vegetales presentes en la zona y la incidencia del tráfico rodado sobre las mismas.

Desde el Ayuntamiento de Pulpí afirmaron que «un vecino de la zona nos ha alertado de que estaban instalando carteles. El concejal de Obras y Servicios, Pedro Jesús Martínez, ha ido con la Policía, por si había algún problema. Y ha retirado las señales, porque esa zona pertenece a Pulpí».

En el momento en que tuvo constancia, la regidora aguileña, Mari Carmen Moreno, llamó a la directora general de Medio Natural, Consuelo Rosauro, para relatarle lo sucedido. Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente confirmaron ayer estos hechos. «Los agentes medioambientales han levantado acta de lo ocurrido y ahora el Gobierno regional estudia las medidas legales que va a llevar a cabo. El próximo lunes se tomará una decisión al respecto», explicaron las mismas fuentes.