Restablecido el tráfico ferroviario a su paso por Murcia tras el corte de este domingo

Los viajeros que se quedaron sin tren suben a uno de los autobuses fletados por Renfe./Juan Carlos Caval / AGM
Los viajeros que se quedaron sin tren suben a uno de los autobuses fletados por Renfe. / Juan Carlos Caval / AGM

Los trenes han comenzado a circular con normalidad desde primera hora de este lunes

Fuensanta Carreres / E.P.
FUENSANTA CARRERES / E.P.Murcia

Renfe ha restablecido el servicio ferroviario a su paso por Murcia y los trenes han comenzado a circular con normalidad desde primera hora de este lunes, tras verse interrumpido el tráfico este domingo a las 11.40 horas debido a una nueva invasión de la vía por personas que protestaban para exigir el soterramiento.

Este nuevo corte del servicio el domingo, producido por la invasión de las vías en el paso a nivel de Santiago el Mayor, se produjo apenas seis horas después de que Renfe restableciera el tráfico ferroviario, que estuvo cortado como consecuencia de los actos vandálicos ocurridos durante la noche del pasado 3 al 4 de octubre.

En concreto, fuentes de Renfe confirmaron que los trenes están circulando con normalidad desde las 6.00 horas de este lunes.

El domingo, el servicio se vio interrumpido a las 11.40 horas, de forma que se vieron afectados 31 de los 50 trenes cuya circulación estaba prevista a lo largo de todo el día. De ellos, 17 fueron trenes de cercanías y 14 de media y larga distancia.

Renfe activó el plan alternativo de transporte, que garantizó el traslado de los viajeros gracias al trasbordo en autobús.

Cortes el domingo

El espejismo de los trenes circulando con normalidad apenas duró ayer unas horas en la estación de Renfe en El Carmen. Después de que Adif restableciera a las cinco y media de la mañana el tráfico ferroviario de las líneas que conectan con Cartagena, Alicante-Valencia-Barcelona y Madrid -tras cuatro días interrumpido-, la invasión de las vías por parte de un grupo de personas concentradas en el paso a nivel de Santiago el Mayor obligó al tren a detener su marcha poco después de las once y media, y llevó a Renfe a transbordar a los viajeros en autobuses hasta sus destinos durante el resto del día. Tras las dudas y la incertidumbre inicial, Adif anunció su intención de restablecer hoy la circulación. «Los daños en las vías están reparados, y no hay ningún problema técnico, pero si hay gente allí apostada no nos podemos arriesgar porque supone un riesgo para ellos y para los viajeros. El tráfico se restablecerá en cuanto sea posible, en las próximas horas», dijo ayer una portavoz del administrador ferroviario.

La circulación de trenes se restableció a las cinco de la madrugada de ayer, después de cuatro días suspendida por los trabajos de reparación de los daños provocados en las instalaciones ferroviarias como consecuencia de los actos vandálicos ocurridos durante la noche del pasado 3 al 4 de octubre. Entre esa hora y las 11.40, circularon varios trenes con normalidad, pero a las once un grupo de manifestantes comenzó a concentrarse en el paso a nivel de Santiago El Mayor. A las once y media, estaba previsto que una cadena nacional grabara un reportaje en la zona. Cuando un tren procedente de Alicante comenzó a aproximarse al paso a nivel poco antes de las doce, un grupo de personas invadió la vía, y el convoy retrocedió. Desde esa hora, la circulación quedó de nuevo interrumpida y Renfe puso en marcha el operativo de transbordo de viajeros por carretera, que se mantuvo todo el día.

El cambio de planes fue asumido con más resignación que indignación entre los viajeros afectados, que fueron trasladados en autobús hasta Orihuela para coger allí sus trenes. El de Ana González, enfermera en un hospital, hasta Barcelona. «Espero que allí no tenga problemas con la manifestación y se me hagan las tantas, voy de jaleo en jaleo», comentaba la chica comprensiva con las demandas de los vecinos de Santiago el Mayor. La misma empatía mostraba Ana Martínez, quien llevó a su hermana desde Calasparra para que tomara el tren a Barcelona y se encontró con la circulación suspendida: «Es un fastidio para todos, pero los vecinos están en su derecho de protestar». A su lado, Francisco García-Córcoles discrepaba: «Mi hija tiene que estar a las siete en su trabajo, en Castellón, y no va a llegar a tiempo. Los vecinos tenían la razón hasta que han comenzado a perderla», lamentaba.

Los ferrocarriles solo circularon entre las cinco y media de la madrugada del domingo y las 11.40 horas

Los operarios de Renfe, ya curtidos en la tarea de aguantar las quejas y dar las explicaciones, se afanaban en que ningún viajero se quedara en tierra por falta de información, y evitaban comprometerse sobre las siguientes salidas. «Cuando se restablezcan los trenes, ya se lo diremos. De momento los servicios se cubren por carretera», informaban resignados. Encarna López, profesora en Orihuela y usuaria diaria del cercanías con Alicante, lleva toda la semana buscando medios de transporte alternativos para llegar a su puesto de trabajo en el IES Thader. «Es un trastorno, pero si yo viviera en ese lado de la ciudad haría lo mismo», admitía ayer junto a la despoblada estación de El Carmen, donde los avisos por megafonía remitían a los viajeros hasta la parada de autobús, repleta de usuarios con sus maletas. Entre ellos, un grupo de peregrinas que, después de caminar entre Murcia y Alguazas en su primera etapa del jubileo, trataban de regresar a su localidad, Orihuela.

En Renfe tampoco concretaron ayer cuánto tiempo seguirán las vías cerradas al tráfico ferroviario: «Mantendremos el plan de traslado alternativo de viajeros por carretera hasta que Adif diga lo contrario». La medida afecta a las líneas de cercanías Murcia-Alicante y Murcia-Lorca-Águilas, a la de media distancia Murcia-Cartagena y a las de larga distancia Cartagena-Murcia-Valencia-Barcelona y Cartagena-Murcia-Madrid. Según los casos, los pasajeros deberán montar en autobuses en Murcia, Cartagena, Balsicas (Torre Pacheco) y Orihuela (Alicante) o esperar a la inversión de la composición del convoy en El Reguerón (Murcia).

Más