El abogado reclama una grabación de los gritos de auxilio, que tomó un vecino

El letrado J. Ángel Alfonso./LV
El letrado J. Ángel Alfonso. / LV

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZMurcia

Pese a que las pruebas se acumulan en su contra y a que la juez de Molina de Segura no ha albergado la menor duda al enviarla a prisión incondicional por un presunto delito de lesiones graves, Deijanira insiste en que la única víctima es ella. Desde el primer momento se viene describiendo a sí misma como una mujer maltratada, que incluso habría abortado dos veces como consecuencia de las palizas recibidas, y asegura que fue su esposo quien en la madrugada del 15 de mayo pasado trató de quemarla con un líquido corrosivo. «Llevaba una jarra en la mano y me dijo: 'Voy a joderte'. Entonces yo le di un manotazo y el líquido le cayó encima», ha declarado, por más que la versión no cuadre con los datos recabados por los investigadores en el dormitorio de la pareja. También sostuvo que no es celosa y que nunca llamó a una amiga de su esposo, aunque ya constan declaraciones en la causa que insisten en lo contrario.

Ahora, José Ángel Alfonso, abogado de José Antonio, ha reclamado una copia de la grabación de audio que un vecino de la pareja recogió la madrugada del suceso. Este documento sonoro recogería los gritos de auxilio del afectado y permitiría demostrar, en apariencia, que Deijanira trataba de impedir que saliera a la calle para recibir ayuda.

También ha solicitado que se reclame de las compañías telefónicas un listado de llamadas en los últimos años, para demostrar que la mujer llamaba de manera constante a su esposo, en un aparente intento de fiscalizar todos sus movimientos. Algo que podría desmentir que no sea celosa ni controladora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos