Niega que amenazara a un niño porque usó «el pluscuamperfecto de subjuntivo»

La Audiencia no entra en discusiones sobre tiempos verbales y le condena a una multa de noventa euros

EFEMURCIA

Un hombre que fue condenado por un juzgado de Instrucción de Cartagena, por decir que le iba a romper la cabeza a un menor que había herido de un perdigonazo a su hija, alegó en el recurso que presentó ante la Audiencia Provincial que la amenaza no existió, porque a la hora de expresarse utilizó «el pluscuamperfecto de subjuntivo».

La Audiencia de Murcia no se ha creído esa versión, y coincide con el juzgado en que la frase exacta que dirigió al menor fue la de «te voy a reventar la cabeza», por lo que utilizó el verbo en presente.

La alegación de haber utilizado el pluscuamperfecto de subjuntivo -añade el tribunal- «parece más bien un simple intento de privar al mal anunciado de su carácter futuro para excluirlo así del tipo penal».

El juzgado de Instrucción, en la sentencia que ahora se ve confirmada, declaró probado que los hechos ocurrieron en julio de 2016, cuando el chico jugaba con unos amigos en la urbanización en la que residen y tiraba balines con una pistola. En un momento determinado, intentó dar a su hermana en las piernas, pero el balín rebotó y golpeó a la hija del acusado en el abdomen.

Cuando el hombre tuvo conocimiento del incidente, se dirigió hacia el menor de edad y le dijo: «Te voy a reventar la cabeza». La sentencia lo condenó ya entonces al pago de una multa de noventa euros como autor de una delito leve de amenazas.

La Audiencia Provincial, al confirmar la resolución judicial, señala que «las expresiones empleadas relativas a que le iba a reventar la cabeza implican la conminación de un mal posible y concreto».

 

Fotos

Vídeos