Francisco Bernabé sustituye a Campos como consejero de Fomento

Francisco Bernabé./
Francisco Bernabé.

Diego Pardo será el nuevo secretario general de la Consejería

MANUEL BUITRAGO

El alcalde de La Unión y portavoz del PP en la Región de Murcia, Francisco Bernabé, sustituirá a Manuel Campos como consejero de Fomento, según ha podido saber 'La Verdad'. Su secretario general será Diego Pardo, que ya ha tenido anteriormente responsabilidades en el Gobierno regional.

El presidente murciano, Alberto Garre, confirmó este nombramiento en una rueda de prensa en el Palacio de San Esteban, sede del Ejecutivo murciano, en la que estuvo respaldado por todo su gabinete, en pos, según dijo, de "la transparencia e inmediatez" a la que se comprometió cuando llegó al Gobierno. Garre, dijo que espera que el futuro consejero de Obras Públicas tome mañana posesión de su cargo.

Garre destacó de Bernabé su "capacidad de gestión demostrada" y su "solvencia personal", tras lo que afirmó que no prevé más cambios en el Consejo de Gobierno.

Renuncia de Campos

Manuel Campos presentó ayer tarde su «renuncia irrevocable» como consejero de Obras Públicas al presidente Alberto Garre, a causa del cambio de planteamiento sobre el aeropuerto de Corvera que hizo el jefe del Ejecutivo regional durante una reunión en Madrid a la que asistió la ministra de Fomento, Ana Pastor. El aeropuerto, un proyecto caliente que suscita un gran debate social y político, le ha estallado a Garre y ha provocado su primera crisis de Gobierno.

El presidente propuso volver a la situación del año pasado y sacar un concurso público, a lo cual se opuso Campos. «No he podido aceptar este cambio de planteamiento y he presentado mi renuncia de forma irrevocable. Conmigo no se puede jugar de esta manera. Me he sentido desautorizado», manifestó a 'La Verdad'.

La ruptura, motivada por el cambio de criterio del Ejecutivo regional, se ha producido diez días después de que el consejero de Obras Públicas fuera autorizado por el Consejo de Gobierno a iniciar las negociaciones con Aeromur con el fin de abrir el aeropuerto de Corvera el próximo 2 de abril. Además, el proceso de certificación del aeropuerto está en una fase avanzada con las dos inspecciones realizadas por la Agencia Española de Seguridad Aérea.

La marcha de Manuel Campos, unida al cambio de planes que propone el presidente, deja totalmente en el aire y sin fecha la apertura de Corvera. La puesta en servicio de las instalaciones acumulará un nuevo retraso si se truncan los planes que estaban en marcha con Sacyr y sus socios, que dependían en gran medida de buscar una fórmula financiera para liberar a la Comunidad Autónoma del pago del aval de 182 millones de euros. Precisamente la clave que ha podido motivar el cambio de criterio puede estar en el plano financiero. Este replanteamiento deja en entredicho la estrategia que marcó Valcárcel, hace un año, de reanudar las negociaciones con Aeromur, liderada por Sacyr.

El incidente se produjo ayer tarde en Madrid, en el transcurso de una reunión entre el presidente Alberto Garre y la ministra Ana Pastor, a la que también asistieron el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar; la secretaria general de Transportes del Ministerio y, el presidente de Aena, José Manuel Vargas. Por parte del Gobierno murciano acudieron los consejeros de Obras Públicas y de Economía y Hacienda, Francisco Martínez Asensio. En el orden del día estaba el aeropuerto, y la situación estalló cuando Manuel Campos comprobó que Alberto Garre hizo un planteamiento que no podía aceptar, por lo que le presentó su renuncia en el acto, delante de la ministra y del resto de altos cargos.

Campos quiso dejar claro después, en declaraciones a 'La Verdad', que no ha sido destituido, sino que se marcha por iniciativa propia, aunque no quiso que su renuncia sonara como un desafecto hacia el presidente. De hecho, regresó anoche de Madrid en el mismo coche que Alberto Garre, por lo que tuvieron tiempo de hablar del asunto. El presidente le comentó a Campos que pensara detenidamente el paso que había dado y le propuso que lo reconsiderara. «¿No me harás esto?», le comentó.

Pero Campos se mostró inflexible. «No hay marcha atrás. No lo voy a reconsiderar. Espero que el decreto de mi salida del Gobierno se publique mañana y que el miércoles pueda volver a ocupar mi plaza de fiscal», manifestó a este periódico.

Movimientos extraños

«Han abortado el aterrizaje del aeropuerto cuando estábamos en la recta final del proceso de certificación», se lamentó Campos, convencido de los resultados del plan que estaba gestionando y de las negociaciones con Sacyr. Dijo desconocer a qué se debía el cambio de planteamiento del presidente, que le pilló de sorpresa, aunque intuía que algo estaba ocurriendo en los últimos días. Como publicó 'La Verdad' el pasado domingo, el Gobierno estaba dudando entre seguir adelante con la negociación con Aeromur y dejar la apertura para después de las elecciones, ya que no veía claro el resultado, sobre todo el encaje de los 182 millones de euros que la Comunidad Autónoma necesita recuperar. El consejero sacó la impresión de que no existe sintonía entre el Gobierno regional y Sacyr.

«El presidente quiere volver a la situación del 16 de septiembre del año pasado, cuando se retiró el contrato a Aeromur para sacar un nuevo concurso y buscar una empresa que gestionara el aeropuerto, lo cual me parece erróneo. Mi proyecto iba a salir», apuntó Campos. Dijo desconocer si la Comunidad le va a entregar el aeropuerto a Aena, como posible explicación a la presencia de José Manuel Vargas en la reunión de ayer.

El consejero dimisionario recordó que hace diez días fue facultado para negociar con Aeromur, y que en enero se le encomendó la misión de tratar de abrir el aeropuerto. Fue en la etapa final de Valcárcel, quedando confirmado para la misión cuando Garre lo incorporó a su Gobierno en sustitución de Antonio Sevilla.

El aeropuerto también le 'costó' el puesto al vicepresidente Juan Bernal, que no repitió con Garre. Aquél tenía un planteamiento distinto al de Manuel Campos.

 

Fotos

Vídeos