Don Juan Carlos inaugura una exposición "magnífica y soberbia" de Salzillo

El monarca se interesó de forma especial por la imagen de San Juan realizada por el imaginero en 1756, y también por los numerosos bocetos de las obras de Salzillo

EFE MURCIA
Don Juan Carlos inaugura una exposición "magnífica y soberbia" de Salzillo

El Rey inauguró hoy la exposición "Salzillo, testigo de un siglo", una muestra que Don Juan Carlos calificó, tras recorrerla durante más de una hora, de "magnífica" y "soberbia".

El Rey estuvo acompañado en su recorrido por el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y por la ministra de Cultura, Carmen Calvo, y juntos recibieron las explicaciones sobre los detalles de la muestra por parte de Cristóbal Belda, el comisario de la exposición.

Al término de la visita a la exposición, que estará abierta al público hasta el 31 de julio, Don Juan Carlos mostró su satisfacción por haber podido conocer la obra de Francisco Salzillo "en profundidad" gracias a las cien piezas cuidadosamente escogidas para esta ocasión, con la que se conmemora el tercer centenario del nacimiento del escultor murciano.

El monarca se interesó de forma especial por la imagen de San Juan realizada por el imaginero en 1756, y también por los numerosos bocetos de las obras de Salzillo, que está mezclada en la exposición con otros proyectos de obras de grandes maestros como Bernini.

Don Juan Carlos, que conocía la obra de Salzillo desde los tiempos en que estudió en la Academia General del Aire cuando acudió a la procesión del Viernes Santo, felicitó a los organizadores por acercar a todos los ciudadanos, ya que el acceso será gratuito, la obra profunda del escultor, uno de los mejores del barroco.

El Rey también valoró el trabajo de Salzillo como gran escultor del barroco español, y se mostró especialmente satisfecho de que "Salzillo, testigo de un siglo" viaje en fechas próximas a Valladolid por ser otra de las ciudades con mayor tradición imaginera.

El recorrido de Don Juan Carlos comenzó con una anécdota cuando alguien encontró en el suelo un billete de cincuenta euros, y tanto el Rey como los asistentes, entre bromas, convinieron en hacer depositario del billete al director general de Cajamurcia, Carlos Egea, quien poco después introdujo el dinero en un cepillo del centro de acogida Jesús Abandonado que hay situado en el lugar.

Y al final, el Rey protagonizó una escena entrañable cuando saludó con un "a sus ordenes" y un cariñoso abrazo a uno de sus antiguos profesores en la Academia General del Aire, al entonces comandante Ernesto Andrés Vázquez, con quien recordó las dos ocasiones en que este le arrestó por hablar después del toque de silencio.

Don Juan Carlos, que fue obsequiado con un catálogo de la exposición y un busto de San Juan, realizado por el escultor Juan José Quirós en homenaje a Salzillo, firmó también en el libro de honor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, donde ya había estampado su firma siendo Príncipe de Asturias.

Este libro también recoge la rúbrica de su abuelo Alfonso XII, quien inauguró en su día la muestra sobre Salzillo "Imaginería Sagrada", y de su hija la Infanta Cristina, que viajó a Murcia en octubre de 2002 para inaugurar la ampliación del Museo Salzillo.

Según Cristóbal Belda, el Rey fue un visitante "ejemplar" de la exposición por el gran interés mostrado durante el recorrido, y resaltó que a Don Juan Carlos la muestra le pareció "sensacional" por la calidad de las obras, el espacio y el color.

La exposición "Salzillo, testigo de un siglo" ha sido organizada y patrocinada por la Comunidad Autónoma, el Ministerio de Cultura, la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, la Fundación Cajamurcia y el Ayuntamiento de Murcia, con la colaboración de la Diócesis de Cartagena, el Museo Salzillo y la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Tras la inauguración, el Rey fue despedido por los varios centenares de murcianos que acudieron a saludarle del mismo modo que le recibieron, con el estruendo de vítores y aplausos que acallaron los lemas coreados por un grupo de jóvenes que agitaban banderas republicanas con el escudo Constitucional de España que contiene los símbolos de la Corona.

Junto al presidente murciano, Ramón Luis Valcarcel, y la ministra, Carmen Calvo, Don Juan Carlos almorzó mas tarde en un restaurante de las afueras de Murcia, junto al presidente de la Asamblea, Francisco Celdrán, el obispo de Cartagena, Juan Antonio Reig, el alcalde de Murcia, Miguel Angel Cámara, el delegado del Gobierno, Angel González, y el presidente y el director general de Cajamurcia, Juan Roca y Carlos Egea.

El jefe de prensa de Zarzuela, Juan González Cebrián, explicó que durante el viaje hasta San Javier, Don Juan Carlos comentó con el jefe de la Casa del Rey, Alberto Aza, y otros miembros de su equipo, los muchos recuerdos que le unen a esta tierra, y de modo particular al sobrevolarla ya que en sus tiempos de cadete la conoció de punta a punta.

Fotos

Vídeos