https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

El viaje de 'Litio' será un secreto

Liberación de 'Litio' en Portugal, el lunes pasado./IBERLINCE
Liberación de 'Litio' en Portugal, el lunes pasado. / IBERLINCE

El mal estado del collar de radiotransmisión impide reconstruir el periplo del lince que llegó a Barcelona desde Portugal

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Nunca sabremos cómo llegó 'Litio' a Barcelona, en uno de los desplazamientos de fauna más insólitos que se recuerdan en la Península Ibérica. El mal estado del collar radiotransmisor que aún portaba cuando fue capturado con una trampa el 6 de junio en Santa Coloma de Corvelló impide reconstruir el itinerario entre Portugal y Cataluña de este lince viajero, según informa el proyecto Life Iberlince, que trabaja en la recuperación de las poblaciones históricas del felino. Adiós a una información muy valiosa para definir los pasillos naturales necesarios para que la especie se expanda.

«Se ha perdido la información del collar GPS, por lo que no se puede establecer la ruta seguida tal, y como estaba previsto desde el momento de su captura», se lamentan los técnicos de Iberlince. De modo que, salvo milagro tecnológico que resucite el aparato, será para siempre un misterio el camino elegido por este lince que nació en el centro de cría en cautividad de El Acebuche (Huelva).

¿Pisó suelo murciano?

¿Trazó una línea más o menos recta hacia el Bajo Llobregat o dio un rodeo por una ruta más al norte? ¿Se dejó caer por antiguos territorios linceros como el Noroeste y el Altiplano murcianos? Lo que sí es seguro es que atravesó autovías, ríos, carreteras y vías de tren antes de ser localizado en el entorno metropolitano de Barcelona en buen estado de salud, más allá de unas cuantas garrapatas.

'Litio' fue liberado de nuevo el lunes pasado en Portugal, su tercera suelta en el país vecino, donde dio sus primeros pasos en libertad en mayo de 2015, concretamente en la finca Herdade das Romeiras. En marzo de 2016 fue localizado enfermo en Doñana (Huelva) y se le recuperó para soltarlo de nuevo en Mértola en octubre de ese mismo año. El collar dejó de transmitir hace 19 meses y se le perdió la pista hasta que fue encontrado de forma sorprendente el 29 de mayo a más de mil kilómetros de distancia de donde se le suponía.

El antecedente de 'Kentaro'

Antes que 'Litio' hubo otros linces viajeros, el más audaz sin ninguna duda 'Kentaro', un animal liberado en diciembre de 2014 en los Montes de Toledo que recorrió más de 3.000 kilómetros durante dos años hasta que murió atropellado en una carretera del norte de Portugal. En su caso no falló el collar GPS, que delató su paso por Madrid, Aragón, La Rioja, Castilla y León y Galicia. No es lo habitual: los linces se aventuran durante 40 o 50 kilómetros pero tienden a regresar al entorno donde fueron liberados, recuerdan los expertos.

El proyecto Life Iberlince, que coordina la Junta de Andalucía y dirige el biólogo Miguel Ángel Simón, es una estrategia que cuenta con financiación europea con el objetivo de recuperar las poblaciones históricas de 'Lynx pardinus' en la península. Sus principales socios son Castilla-La Mancha, Extremadura, Portugal y Murcia, que acaba de renovar su adhesión.

La Comunidad Autónoma ha destinado en los últimos años 500.000 euros a actuaciones medioambientales, como las repoblaciones de conejos, para facilitar una hipotética reintroducción de la especie en el futuro. Las áreas más propicias serían la Vega Alta del Segura y el Noroeste (en los municipios de Cieza, Calasparra y Moratalla). Aunque tampoco se descarta que algún ejemplar errante intente acomodarse en suelo murciano. De ahí la importancia de preparar el terreno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos