https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Medio Ambiente renuncia al autobús público en Calnegre para el verano

Playa de Siscal, en Puntas de Calnegre, esta semana. La vegetación fue arrasada a la izquierda de los bolardos. / Paco Alonso / AGM
Playa de Siscal, en Puntas de Calnegre, esta semana. La vegetación fue arrasada a la izquierda de los bolardos. / Paco Alonso / AGM

La Consejería no insistirá en emular el sistema de control de accesos que sí funciona con éxito en Calblanque por el rechazo de los vecinos

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Habrá control de accesos en las playas de Calnegre el próximo verano, aunque no funcionará el fallido autobús público que la Comunidad Autónoma puso en marcha el año pasado en los días de máxima afluencia de visitantes en estas calas del parque regional -fines de semana y días centrales del mes de agosto-. El motivo es el fuerte rechazo vecinal a este sistema, que de hecho forzó a la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente a suspenderlo a los pocos días de activarlo. Antes del paso atrás de la Administración regional y del Ayuntamiento de Lorca -que habían firmado un convenio-, el sombraje del aparcamiento de coches y motos y la caseta para la venta de tiques sufrieron daños -postes y tablones fueron cortados con motosierras-, e incluso grupos de vecinos impidieron la salida del autobús en varias ocasiones situándose delante del vehículo.

Así que el plan de Medio Ambiente consistirá en vigilar las zonas de aparcamiento en las tres playas lorquinas de este sector del espacio protegido -Calnegre, Baño de las Mujeres y Siscal- para evitar que se sobrepase la capacidad de acogida de vehículos de motor, tanto para garantizar la conservación de los valores naturales -fauna y flora- como por motivos de seguridad. Cuando se completen los aparcamientos, se bajará la barrera hasta que quede alguna plaza libre.

En Cartagena, desde el día 18

El Gobierno regional apostó para estas playas de Lorca por un sistema de control de accesos como el que funciona con éxito desde hace años en el Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila: un autobús público con un precio de tres euros ida y vuelta -o dos euros solo ida o vuelta, con diferentes bonificaciones- para evitar la contaminación, las nubes de polvo y la degradación en el medio natural que provoca el ir y venir de los vehículos de motor (aunque aún sin bus, el control de coches, motos y caravanas en los aparcamientos de Calblanque comienza el día 18 de este mes).

Sin embargo, mientras que el espacio protegido del litoral de Cartagena estaba 'maduro' para imponer la entrada obligatoria en autobús después de casi una década de limitaciones, el Parque Regional Cabo Cope-Puntas de Calnegre estaba olvidado por la Administración desde su declaración en 1992. Los vecinos de Ramonete y del poblado de Puntas consideraron una imposición intolerable que se cortase el libre acceso a 'sus' calas.

De hecho, fuentes de las fuerzas de seguridad que investigan el atentado ambiental que sufrieron las playas de Calnegre hace doce días -un tractor se llevó por delante postes de madera y carteles informativos y arrasó la vegetación protegida que crece sobre la arena- relacionan sin duda este sabotaje con el rechazo vecinal al control de accesos. La Fiscalía ya se ha puesto en marcha tras recibir el informe de la Brigada de Investigación de Delitos Ambientales de la Comunidad Autónoma (Brida).

Semillas y plantas de vivero para recuperar la vegetación

«La recuperación ambiental es posible», asegura la Consejería de Medio Ambiente sobre la vegetación protegida que fue arrancada la semana pasada después de que alguien accediera con un tractor a las playas de Calnegre, Baño de las Mujeres y Siscal. La restauración de la flora que crece sobre las dunas se acometerá mediante la plantación de semillas y propágulos, que deberán ser recolectados sobre el terreno, una acción que se reforzará con plantas procedentes de vivero. Los técnicos de la Consejería confían en que la regeneración natural «ayude» en el proceso de la restauración. Salsolas, azucenas de mar, cambrón, carrizo, cornical, cuernecillo de mar, albaida, carretón de playa y diferentes tipos de limonium son las principales especies afectadas.