Hollande confirma que el traspaso de poderes a Macron será el domingo

Macron y Hollande./
Macron y Hollande.

El ganador de las elecciones presidenciales ha sido recibido con efusividad por el actual presidente francés y Sarkozy en su primer acto oficial tras conocer los resultados

EUROPA PRESSMADRID

El presidente francés, François Hollande, ha confirmado hoy que el traspaso de poderes con el mandatario electo, Emmanuel Macron, tendrá lugar el próximo domingo y aseguró que no se siente traicionado, aunque no lo considere un heredero.

Más información

"El domingo será el traspaso de poderes, el día en el que le transmitiré lo que considero que es esencial. Luego será investido y se convertirá en presidente de la República", dijo Hollande a la televisión pública 'France 2'.

El jefe de Estado hizo esas declaraciones tras encabezar la ceremonia de recuerdo del final de la Segunda Guerra Mundial en el Arco del Triunfo de París, a la que invitó a Macron, al igual que cinco años antes él mismo fue invitado a ese acto por su antecesor, Nicolas Sarkozy.

Hollande afirmó que no considera que Macron sea su heredero político, aunque reconoció que han compartido trabajo en los últimos años. "Estuvo a mi lado cuando yo era candidato, luego cuando fui presidente, posteriormente fue ministro de mi Gobierno", indicó.

Hollande explicó que no considera una traición su abandono del Ejecutivo en 2016 para lanzar un movimiento político destinado a llevarle al Elíseo. "Se emancipó y quiso presentar un proyecto a los franceses (...) Hizo lo que pensaba que tenía que hacer, primero a mi lado y luego él solo. Ahora le han elegido los franceses y mi deseo es que tenga éxito", subrayó.

El presidente informó de que está disponible para ayudarle: "Sabe que si necesita una información, un consejo, una experiencia se dirigirá a mi libremente, siempre estaré a su lado". Añadió que "ahora es el momento de Macron": "Tendrá que tomar decisiones con la experiencia que ha adquirido a mi lado, de lo que hemos hecho juntos".

Le felicitó por teléfono

El jefe de Estado dijo que habló ayer con Macron para felicitarle "porque ha sabido convencer a los franceses y frenar a la extrema derecha", pero también para mostrarle la importancia de la misión que tiene por delante. "El mundo en el que vivimos atraviesa un momento es difícil, amenazante. Yo he querido una Francia fuerte en ese mundo y él tiene que proseguir esa misión a su manera. Francia tiene que hacer escuchar su voz en el extranjero", indicó Hollande.

Pero agregó que la tarea de Macron también tendrá una dimensión europea, porque la Unión está "sometida a presión" por la salida del Reino Unido y "las tensiones que hay en su seno", por lo que consideró que su sucesor tendrá que "darle un impulso".

También dijo que debe "pensar en todos los franceses", incluidos aquellos que "están tentados por soluciones que no son las buenas", en clara alusión a los votantes de la extrema derecha. La tarea de un presidente, indicó, consiste en "unirles" y en "consolarles cuando son golpeados".

Primer acto oficial

Emmanuel Macron ha reaparecido en público este lunes para asistir a la ceremonia conmemorativa de la victoria del 8 de mayo de 1945, el primer acto oficial al que acude tras ganar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas el domingo frente a la líder ultraderechista, Marine Le Pen.

El dirigente de ¡En Marcha! ha llegado en torno a las 10:40 a los Campos Elíseos, donde ha sido recibido con efusividad por las personalidades presentes, entre ellas el actual mandatario, François Hollande, y su antecesor Nicolas Sarkozy, según informa la prensa francesa.

Este 8 de mayo se cumplen 72 años de la capitulación de la Alemania nazi ante los Aliados en la Segunda Guerra Mundial. Se trata de una fecha que se celebra anualmente en Francia y que, ya casi como tradición, sirve de presentación del nuevo jefe de Estado.

En 2012, Sarkozy ya estuvo acompañado por Hollande, con quien depositó una corona de flores en la tumba del Soldado Desconocido bajo el Arco del Triunfo. También hizo lo propio en 1995 Jacques Chirac, un día después de ganar las elecciones, junto a François Mitterrand.

Macron, que se presentaba como candidato independiente, ha ganado con el 66% de los votos, 33 puntos sobre Le Pen. A pesar de esta rotunda victoria, se esperaba que el nuevo inquilino del Elíseo ganara por un margen más amplio, dado que contaba con el apoyo de socialistas y conservadores.

Le Pen se ha anotado el mejor resultado de la historia de la ultraderecha francesa. La líder del Frente Nacional ha mejorado los datos de su padre, Jean-Marie Le Pen, que en la segunda vuelta presidencial de 2002 fue derrotado por Jacques Chirac, que sumó el 80 por ciento de los votos.