Macri ficha a un peronista como candidato a vicepresidente

Miguel Pichetto y Mauricio Macri, en la residencia presidencia de los Olivos, en Buenos Aires./AFP
Miguel Pichetto y Mauricio Macri, en la residencia presidencia de los Olivos, en Buenos Aires. / AFP

El presidente argentino contraataca tras la decisión de Cristina Fernández de hacerse a un lado y ceder el liderato de su plancha a su exjefe de Gabinete

MARCELA VALENTEBuenos Aires

La inesperada designación de un peronista -principal grupo de la oposición- como candidato a vicepresidente con Mauricio Macri en las elecciones de otoño recibió este miércoles el espaldarazo de los mercados financieros. El dólar cayó, volaron las acciones y se desplomó el riesgo país. Exhombre fuerte de Cristina Fernández en el Senado, Miguel Pichetto, que había estado coqueteando con el espacio peronista Alternativa Federal -una tercera vía-, ha aceptado finalmente acompañar al actual inquilino de la Casa Rosada, que se postula para su reelección en octubre.

Entre los analistas políticos la mayoría coincide en que se trata de una fórmula con opciones de ganar y que puede garantizar la gobernabilidad de la próxima legislatura, que se espera sea turbulenta en lo financiero debido al fuerte endeudamiento, con vencimientos de corto plazo que pesan sobre el país.

Pero, además, la noticia, lanzada por sorpresa, resultó un modo de recuperar la iniciativa perdida desde que la expresidenta anunció su decisión de postular a su exjefe de Gabinete, Alberto Fernández, como candidato a jefe de Estado y colocarse ella como vicepresidenta. El paso a un lado de Cristina, interpretado como un signo de moderación en su espacio, había descolocado al oficialismo, que hasta entonces basaba su estrategia electoral en el miedo a un regreso de la exmandataria.

Por su parte, el peronista Sergio Massa, que también formó parte del equipo de Cristina y que se había alejado de ella para formar una fuerza propia, acordó hoy integrar una alianza con Fernández sin definir por el momento si será o no candidato o si competirá en la primaria de agosto. La unión de Fernández y Massa augura un mayor volumen de apoyos a la fuerza que es favorita en las encuestas.

Un hombre de Menem

Pichetto fue diputado en los noventa formando parte del grupo del expresidente Carlos Menem. Junto a él llegó en 2001 al Senado y debido a sus cualidades de buen negociador escaló posiciones. Con los mandatos de Néstor Kirchner y con Cristina presidió el bloque de senadores peronistas.

Pero en 2015 rompió con la expresidenta y sus legisladores, y formó un bloque peronista propio. Desde ese espacio votó y consiguió mayorías para leyes claves requeridas por el Gobierno de Macri. En los últimos meses, armó el espacio Alternativa Federal, que buscaba representar una tercera vía. Ni la fórmula Fernández-Fernández ni Macri, prometían. Massa era entonces de la partida, aunque con su salida la campaña empezó a polarizarse y el sector fue perdiendo sustancia.

Fue entonces cuando Pichetto comenzó a emitir señales de acercamiento a Macri y hace pocos días ya declaró que votaría por él en una eventual segunda vuelta.