La justicia egipcia anula el acuerdo de cesión de dos islas a Arabia Saudí

Imagen aérea de las dos islas. /
Imagen aérea de las dos islas.

El Tribunal de la Justicia Administrativa de El Cairo desestima el controvertido pacto fronterizo firmado el pasado abril entre ambos países que suscitó un gran descontento y una ola de protestas en Egipto

EFEel cairo

El Tribunal de la Justicia Administrativa de El Cairo ha anulado hoy el acuerdo por el que Egipto cedió dos islas del mar Rojo a Arabia Saudí, han informado fuentes judiciales. El fallo, que es apelable y se espera sea recurrido por el Gobierno egipcio, desestima el controvertido acuerdo fronterizo firmado el pasado abril entre ambos países que suscitó un gran descontento y una ola de protestas en Egipto.

Según las autoridades egipcias, las islas de Tirán y Sanafir sólo estaban bajo la tutela de Egipto pero pertenecen a Arabia Saudí, aunque muchos ciudadanos, políticos y activistas reclaman la plena soberanía sobre ambos territorios. El juez Yehia Dakrukri, presidente de la corte, aceptó las demandas presentadas por varios abogados, entre ellos el activista y excandidato presidencial Jaled Ali, para pedir la nulidad del citado acuerdo.

Las denuncias están dirigidas contra el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi; el primer ministro, Sherif Ismail; y el presidente del Parlamento, Ali Abdel Aal. Los letrados tomaron como base que el acuerdo infringe otros pactos anteriores y mapas antiguos que indican que las dos islas están dentro de la soberanía de Egipto. Jaled Ali explicó tras presentar la denuncia el pasado abril, que hay documentos históricos que atestiguan la pertenencia de las islas a Egipto desde antes de la fundación del reino saudí en 1932. Además, el entonces presidente egipcio, Gamal Abdel Naser, envió un memorando a la ONU en 1954 para documentar la posesión egipcia de las dos islas.

Los defensores de la soberanía saudí alegan que Abdelaziz al Saud, el fundador de Arabia Saudí, pidió a Egipto protegerlas temporalmente porque su recién nacido país carecía de una fuerza naval en aquel momento. El acuerdo de cesión, rubricado el pasado 8 de abril por los Gobierno de Arabia Saudí y Egipto, todavía no había sido ratificado por el Parlamento egipcio. Tras el acuerdo, activistas y organizaciones opositoras convocaron protestas que fueron reprimidas por la policía y se saldaron con varios centenares de detenidos.