Estados Unidos impulsa su relación con el régimen egipcio

John Kerry (i), durante su encuentro con Al Sisi en El Cairo./
John Kerry (i), durante su encuentro con Al Sisi en El Cairo.

Los históricos lazos bilaterales entre ambos países se remontan a 1979, cuando Egipto firmó la paz con Israel y se convirtió en el principal socio de Washington en la región

EFEel cairo

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dio hoy un espaldarazo a la relación bilateral con Egipto y a la lucha de este país contra el terrorismo, pero pidió que se mantenga un equilibrio entre la lucha antiterrorista y el respeto a los derechos humanos.

Kerry ha celebrado en El Cairo con su homólogo egipcio, Sameh Shukri, una sesión del Diálogo Estratégico bilateral, la primera desde 2009, y ha considerado que los lazos vuelven a ser "más fuertes" tras dos años de enfriamiento.

En una rueda de prensa convocada tras la reunión, el responsable estadounidense afirmó que el citado equilibrio entre "los derechos de la gente de participar en la vida política y la lucha contra el terrorismo es difícil, pero imperativo".

"Los terroristas tienen que ser llevados ante la justicia, y apoyamos a Egipto en ese esfuerzo, pero es igualmente importante distinguir entre los que usan la violencia para conseguir sus objetivos y aquellos que quieren participar pacíficamente en el proceso político, pese a que lo que digan a veces resulte incómodo", subrayó.

Kerry abogó por "romper el círculo de la violencia" y aseguró que las autoridades egipcias están comprometidas con lograr ese equilibrio.

En los últimos dos años, el Gobierno egipcio ha reprimido cualquier signo de disidencia -islamista o laica- y ha condenado a penas de muerte y cárcel a miles de personas. Sobre estas observaciones, el ministro egipcio afirmó que no tienen "problemas para delimitar entre los asuntos relacionados con el progreso del país en democracia y derechos humanos y la lucha contra el terrorismo".

Shukri indicó que "los periodistas (encarcelados en el país) no están en la cárcel por desarrollar su profesión, sino por contravenir las leyes y por casos de terrorismo". En la misma línea, defendió el encarcelamiento de quienes han incumplido la polémica ley de protestas.

Respecto a la necesidad de "un proceso político inclusivo", Kerry destacó la importancia -compartida por Shukri- de que las elecciones parlamentarias de este año, que todavía no tienen fecha, sean "justas y transparentes".

"Estamos seguros de que estarán abiertas a todos los actores políticos pacíficos (...) Vamos a hacer todo lo posible para ayudar en esta hoja de ruta de transición hacia una democracia completa", apostilló Kerry.

Egipto se encuentra envuelto en un nuevo proceso de transición desde que en julio de 2013 fuera depuesto en un golpe militar el entonces presidente, el islamista Mohamed Mursi.

Después del derrocamiento, Estados Unidos fue crítico con la actuación represora de las autoridades interinas, pero la relación comenzó a reactivarse cuando Abdelfatah al Sisi, ministro de Defensa en el momento de la asonada, fue elegido presidente del país, en mayo de 2014.

La Casa Blanca anunció en marzo pasado que levantaba el bloqueo de la ayuda militar estadounidense a Egipto, vigente desde octubre de 2013, una asistencia que asciende a 1.300 millones de dólares anuales.

En vísperas de la visita de Kerry, que también se reunió con Al Sisi, Egipto recibió además ocho aviones de combate F-16 de Estados Unidos, como parte del apoyo de Washington a la lucha contra el terrorismo. "La combinación de compromisos económicos y de seguridad muestra que volvemos a una base más fuerte de las relaciones", destacó Kerry, mientras que Shukri señaló que "no hay grandes desacuerdos" entre Washington y El Cairo.

El responsable estadounidense también incidió en el aumento de la cooperación militar, con la entrega de armamento y la futura realización de maniobras militares. En este sentido, Shukri dijo que la lucha contra el terrorismo en la península del Sinaí ha fomentado que Washington aumente "el potencial armamentístico de Egipto".

Históricos lazos bilaterales

Los históricos lazos bilaterales se remontan a 1979, cuando Egipto firmó la paz con Israel y se convirtió en el principal socio de Estados Unidos en la región. El Diálogo Estratégico Estados Unidos-Egipto se inauguró en 1988 y se suspendió en 1990 tras la invasión iraquí de Kuwait para reanudarse posteriormente en julio de 1998. Ambos responsables revelaron que las reuniones se mantendrán cada dos años.

Otros temas abordados fueron los conflictos de Libia, Siria, Irak y el Yemen, países que consideraron deben mantener su integridad territorial y hallar una solución política.

En Libia, Kerry y Shukri coincidieron en la necesidad de incrementar la cooperación fronteriza para evitar la entrada de grupos extremistas.

Sobre la mesa también estuvo el acuerdo sobre el programa nuclear iraní, el tema central de la próxima parada de la gira de Kerry en Doha, donde se reunirá con los jefes de la diplomacia del Consejo de Cooperación del Golfo,

El secretario de Estado de Estados Unidos insistió en que el pacto contribuye a crear un Oriente Medio "más seguro y estable" y favorece la no proliferación de armas atómicas en la región.