La boda del siglo

La novia, Isha Ambani, y su madre, Nita, junto a Hillary Clinton, una de las invitadas. / afp
La novia, Isha Ambani, y su madre, Nita, junto a Hillary Clinton, una de las invitadas. / afp

Cinco mil invitados y Beyoncé en escena. Mukesh Ambani, el hombre más rico de Asia, casa hoy en Bombay a su única hija

I. OCHOA DE OLANO

La boda del heredero de la Casa de Alba, la de la 'Zariña', con todo el lustre del emporio Inditex detrás, e incluso la del príncipe Enrique y la actriz Meghan Markle, las nuevas estrellas mediáticas de la realeza mundial, se quedan descoloridas cuando un magnate indio se pone a casar a su única hija. El omnipotente en cuestión es Mukesh Ambani, el hombre más rico del país de los maharajás y de todo el continente asiático, según la revisión de fortunas que la revista 'Forbes' efectuó a comienzos de este mismo año y q ue le atribuye un patrimonio valorado en 42.000 millones de euros.

La niña de sus ojos, Isha Ambani, una graduada en Psicología por la Universidad de Yale, de 27 años, contraerá enlace hoy con su amigo de la infancia Anand Piramal, de 33, un promotor inmobiliario y miembro de otra de las familias de negocios más prominentes de la India. Lo harán en Antilia, la residencia familiar situada al sur de la megalópolis de Bombay, un edificio de 27 pisos y 37.000 metros cuadrados que incluye un estacionamiento de seis niveles y tres helipuertos.

Será el extravagante colofón a cinco intensos días de celebraciones que arrancaron el sábado, cuando los 5.000 convidados al enlace hicieron que el aeropuerto Chhatrapati Shivaji Maharaj de Bombay, la ciudad más poblada de la India, batiera su propio récord histórico de tráfico con 1.004 vuelos. Entre ellos, 59 jets privados no programados y ocho charters. A bordo viajaban con la correspondiente invitación nupcial firmada por Dolce&Gabanna los exsecretarios de Estado Hillary Clinton y John Kerry, y lo más granado de la industria de Bollywood, como la actriz Priyanka Chopra y su recién estrenado marido el cantante Nick Jonas.

La multitudinaria 'troupe' se trasladó desde allí hasta la preciosa ciudad de Udaipur, en el Estado de Rajastán, para asistir a cinco intensos días de banquetes y música en el deslumbrante palacio real, propiedad del maharajá Arvind Singh Mewar. La cantante estadounidense Beyoncé sirvió uno de los platos fuertes de los fastos al protagonizar una actuación de 45 minutos, con varios cambios de vestuario, en exclusiva para los novios, sus familiares y amigos, que se alojaron en el exclusivo Oberoi Udaivilias, situado en el lago Pichola.

Petróleo y plástico

Mukesh Ambani nació en Yemen pero se crió en Bombay, donde se formó como ingeniero químico y comenzó a trabajar en Reliance Industries, la empresa petroquímica que fundó su padre. A la muerte de este, sus dos hijos, Mukesh y Anil, se disputaron el control del imperio. El primero consiguió hacerse con las riendas del negocio de petróleo y plásticos y Anil, el de los servicios financieros y las telecomunicaciones.

En la actualidad, los negocios del padre de la novia se extienden también a otros sectores, como el de los productos químicos, los textiles, la tecnología y los alimentos, que afectan de forma directa a las vidas de todos los indios. Estos días, la segunda nación con más población en situación de pobreza del mundo, solo por detrás de Nigeria, vive entre las fascinación y la crítica el derroche de la llamada boda del siglo en aquel país.