Una Sardina de aguas termales

Más de 50 grupos de calle conformaron la cabeza del desfile que dio la bienvenida un año más a la Sardina. /alfonso durán / agm
Más de 50 grupos de calle conformaron la cabeza del desfile que dio la bienvenida un año más a la Sardina. / alfonso durán / agm

La gran protagonista del Entierro llega desde Archena subida en una bañera romana

ALBERTO GÓMEZMurcia

Cuando la noche cerrada reinaba sobre el cielo de Murcia, el alcalde de la ciudad, José Ballesta, recibió a la Sardina, gran protagonista de las Fiestas de Primavera en el bando de la Agrupación Sardinera. En esta ocasión, el popular personaje llegó a la capital regional procedente del municipio de Archena. Desembarcó en la zona de Santa Isabel. Lo hizo para algarabía de un nutrido grupo de gente que se agolpó para recibir a la reina de la fiesta del Entierro, que vivirá este sábado, como todos los años, su día más grande.

El plateado pez llegó subido en una bañera romana en clara alusión a las aguas termales que son signo identificativo de la localidad archenera. Los sardineros crearon el ambiente necesario en Santa Isabel para que el desembarco de su protagonista estuviera acompañado de una atmósfera festiva y en la que la alegría fue la tónica predominante.

Medio centenar de grupos de animación y bandas de Rusia y Tailandia amenizan el desfile de bienvenida

Después de las 22 horas, el balcón del Ayuntamiento vivió el intercambio sardinero. Primero, Ballesta recibió la Sardina de manos de Patricia Fernández, alcaldesa de Archena. Acto seguido, fue el primer edil el que cedió la figura a José Antonio Sánchez por su condición de presidente de la Agrupación Sardinera. De esa manera se escenificó que el Entierro de este 2019 se encontraba en la antesala de sus días más intensos.

El Ayuntamiento de Archena se involucró en la escena y contrató el castillo de fuegos artificiales que iluminó el cielo murciano para anunciar por todos los rincones que la Sardina se encontraba en su casa, donde será, como manda la tradición, pasto de las llamas en la madrugada del sábado al domingo.

El sonido de los pitos anunció que la Sardina estaba cerca y desde que llegó a Murcia no le abandonó en ningún momento. Bajo el nombre 'La Llegada de la Sardina', un desfile recorrió algunas de las calles más céntricas de la ciudad del Segura.

Poco después de las 20 horas, un río de color y diversión partió desde la plaza del Cardenal Belluga y llevó el buen ambiente hasta La Glorieta de España, punto en el que finalizó su recorrido tras pasar también por las calles Apóstoles, Isidoro de la Cierva, Alejandro Seiquer, Santa Clara, Maestro Alonso y la plaza Martínez Tornel. El cortejo resultó especialmente vistoso en la Gran Vía y la plaza Santo Domingo, lugares en los que se concentró mucha gente para ver el desfile y dar la bienvenida a la Sardina antes de que quedara bajo el custodio de la Agrupación Sardinera de cara a los días tan intensos que tendrá por delante desde la jornada de hoy.

Reparto de juguetes

El desfile escenificó la esencia de los festeros. No en vano, formaron parte de la escena los 23 grupos que existen en Murcia, que no pararon de repartir juguetes durante todo el recorrido. La entrega de obsequios fue una constante por todas las calles por las que pasó este cortejo.

La cabeza del desfile fue una auténtica fiesta gracias al ambiente que crearon los 50 grupos de calle que abrieron la comitiva haciendo gala de bailes y acrobacias que despertaron los aplausos de los asistentes en varios puntos del itinerario. La llegada de la Sardina tuvo también un toque internacional gracias a las bandas internacionales procedentes de Rusia y Tailandia que participaron en el desfile y pusieron la nota exótica al cortejo sardinero.

El hecho de que el tiempo acompañará contribuyó a que la gente se decidiera a echarse a la calle para recibir a la Sardina y con ello encarar la previa al Entierro que se vivirá mañana.

Traca en San Antón

Por su parte, el barrio de San Antón, en concreto, la calle Las Norias fue el escenario en el que la periodista murciana Sandra Díez, por su condición de Doña Sardina, y la Reina de la Huerta de este año, Isabel López, dispararon una traca en señal de anuncio de que las Fiestas de Primavera entran en su recta final antes de que vivan mañana su último día de actividad.

Doña Sardina también tendrá en la jornada de hoy su cuota de protagonismo con la lectura del Testamento, que realizará esta noche desde el balcón municipal. Además, también participará en el Velatorio Infantil, que tendrá lugar en la avenida de la Libertad desde las 12.