«¡Abrid prestos los portones a las kábilas y mesnadas!»

Espectacular imagen de una de las kábilas de Moros y Cristianos, durante el desfile de ayer, a su paso por la plaza Cardenal Belluga, con la Catedral de fondo. / Vicente Vicéns / AGM

Moros y Cristianos convocan con un pasacalles a la ciudad para celebrar esta tarde el 35º aniversario de su fundación

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

Murcia cayó ayer rendida, entre un estrépito de zambras moras y marchas cristianas, arcabuces y trovadores, telas preciosas y jaimas, ante los séquitos del Infante Alfonso y el Rey Aben Hud en el gran pasacalles que anuncia, a modo de festero prólogo, el más grande desfile que partirá esta tarde desde la plaza de Camachos.

Miles de murcianos llenaron las calles para disfrutar de un día de Feria. En gran medida, orbitó sobre la celebración del 35º aniversario de la creación de estas kábilas y mesnadas, que concluyeron su desfile ante el Ayuntamiento, donde el alcalde y su Concejo les autorizó a franquear las murallas, que ya no existen, pero fueron las más poderosas del mundo conocido en su época.

Los anuncios de lluvias a partir de ayer en la Región no se hicieron realidad en la capital, aunque los meteorólogos prevén para esta mañana un 50% de probabilidades, que se reducían a solo el 35% ya entrada la tarde. El desfile comenzará a las 20 horas, una hora antes que el año pasado, e inundará de música, arte y pasión esa arteria principal que es la Gran Vía, hasta alcanzar la avenida de la Constitución. El pasacalles de ayer, pese a su solemnidad y colorido, fue apenas el entremés para muchos Moros y Cristianos que, durante la noche, celebraron en el Campamento Medieval estos días de tradición. Allí se convocó la procesión del pan, organizada por la kábila Aben Mardanis. O la Queimada de la Orden de Santiago, acaso, en esta ocasión, para conjurar la lluvia.

El Campamento Medieval acogió durante la noche la procesión del pan, la Mona y una gran queimada

Como lo mismo pensarían con su ofrenda en la Catedral el Infante Alfonso de Castilla y su dama, encarnados por Rafael Benedicto y Carmen Martínez. O en sus plegarías a Alá el Rey Moro Aben Hud y su favorita, Quintiliano Ruiz y Marigel Luján.

El Día de la Entrada

Murcia aguarda hoy impaciente, en el llamado Día de la Entrada, el paso de Moros y Cristianos por sus calles durante toda la mañana. Será el aperitivo festero para la tarde, cuando los grupos capitaneados por Alfonso de Castilla y Aben Hud, luciendo espléndidos boatos, escenifiquen su Gran Entrada y atronen el corazón de la ciudad con las marchas, la pólvora, los bailes y la marcialidad.

La ofrenda a la Virgen de la Arrixaca y el Alarde de Arcabucería tendrán lugar esta tarde en San Andrés

El presidente de la Federación, Javier Arenas, ante la pregunta de un posible plan alternativo para el magno desfile de esta noche, si al final hay tormenta, no dudaba un instante en sentenciar: «No hay plan B. Porque no lloverá. Todos los actos se van a celebrar».

De interés

Pasacalles
Moros y Cristianos realizarán un pasacalles en formación por la ciudad a partir de las 12.30 horas. Comenzarán en la plaza de Belluga.
Gran desfile de Entrada
Arrancará a las 20 horas desde la plaza de Camachos, pasando por la Gran Vía y hasta concluir en la avenida de la Constitución.
Y mañana domingo
A las 18 horas, ofrenda y presentación de niños a la Arrixaca, en San Andrés. Después, Alarde de Arcabucería en desfile hasta Teniente Flomesta. Y, a las 21 horas, representación en Belluga de la fundación de la ciudad de Murcia.

Y a otra cosa, que no es otra que más celebraciones. Como las que anoche hicieron vibrar el Campamento. Porque, por celebrar, hasta se celebran bodas, como las llamadas Sanjuanistas, organizadas por la mesnada de San Juan de Jerusalén, mientras la kábila Ibn Arabí observaba otro acto entrañable: La Mona. Sin olvidar a los Templarios, que incluso acuñan moneda propia de curso legal puertas adentro de su recinto. De esta forma, se adentraban los Moros y Cristianos en una madrugada que compartieron con las actuaciones de los cercanos 'Huertos Jóvenes' y que volverán a retomarse esta mañana con nuevos pasacalles.

La Fundación, en Belluga

De igual forma, mañana domingo, conocido como el Día de la Fundación, kábilas y mesnadas volverán a tomar las calles. Ya por la noche, a las 21 horas, la plaza de Belluga albergará, como cada año, la representación de la Fundación de Murcia. Pero, antes, en la parroquia de San Andrés tendrán lugar dos actos tan desconocidos para muchos como destacados. El primero, a las 18 horas, es la ofrenda de flores y la presentación de los niños a la Virgen de la Arrixaca. Concluida la ceremonia, tendrá lugar el Alarde de Arcabucería, que recorrerá la plaza de San Agustín hasta el Plano de San Francisco y Teniente Flomesta. Comenzará a las 18.45 horas. Más historia y arte condensadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos