Ortega Cano: «Soy torero y siempre lo seré»

El cartagenero José Ortega Cano, camino del escenario del Víctor Villegas, donde ofreció el pregón de bienvenida de la Feria Taurina de Murcia. /Vicente Vicéns / AGM
El cartagenero José Ortega Cano, camino del escenario del Víctor Villegas, donde ofreció el pregón de bienvenida de la Feria Taurina de Murcia. / Vicente Vicéns / AGM

El matador pregona una Feria de Murcia que califica de las mejores de España; no se olvidó de reivindicar las plazas de Cartagena y Lorca

LA VERDADMURCIA

El torero de Cartagena José Ortega Cano fue el encargado de pregonar anoche la Feria de Murcia 2019 en la Sala Miguel Ángel Clares del Auditorio y Centro de Congresos de la Región de Murcia Víctor Villegas, que registró un lleno para acompañarle en el acto de impulso inicial al ciclo taurino.

En su pregón, el diestro expresó su gratitud con esta tierra, de la que salió de niño, pero en la que siempre ha sentido el cariño de sus paisanos. Fueron muchos los amigos, tanto de Cartagena como de Murcia, para los que tuvo palabras de recuerdo y agradecimiento. Ángel Bernal Romero, Pepe Belmar, Manolo González, Andrés Salas, el doctor Sánchez Parra, González Barnés, entre otros, estuvieron en el recuerdo de los que ayudaron al torero en sus comienzos, junto a sus paisanos Ropalo, Ginés Martínez, Díaz Manresa o Eduardo Bonet, cuya magnífica colección enriquece el Museo Taurino de Murcia.

Puso en valor la actividad del Real Club Taurino de Murcia, el decano de los Clubes Taurinos de España, así como la importancia de la plaza de toros de Murcia, por su gran aforo y por su gran feria en la que siempre han estado presentes las grandes figuras de cada época. Para Ortega Cano, la Feria de Murcia es una de las más importantes de España.

Recordó a Cascales y a Paco Rabal y su Juncal; a Liria y a Mondéjar, y se refirió con cariño a Ureña y Rafaelillo

El maestro de Cartagena también tuvo presentes a los toreros murcianos de distintas épocas. Recordó a Cascales, del que dijo puso mucho en su Juncal el gran actor aguileño Paco Rabal. En la plaza de Murcia le dio la alternativa a Mondéjar y Liria y ha toreado con todos los de su generación. Respecto a los actuales tiene gran cariño por Ureña y deseó una pronta recuperación a Rafaelillo.

Uno de los deseos que expresó el pregonero fue el de pasar un día con los alumnos de la Escuela Taurina y transmitirles lo que aprendió de las grandes figuras a las que ha admirado, como Marcial Lalanda, Domingo Ortega, Rafael Ortega, y especialmente Antonio Ordóñez, el que fuera su espejo y de quien dijo que cuando se presentó en su hotel un día que toreaba en Valencia fue como si hubiera ido un dios a verle.

Sensibilidad especial

Pidió a los políticos valentía para defender la fiesta en tiempos difíciles. Puso en valor la afición de García Lorca y políticos y artistas a los que ha conocido durante su larga trayectoria profesional, como Tierno Galván, Alberti, Botero, García Márquez y otras personalidades de gran sensibilidad, porque según Ortega Cano, el aficionado a los toros tiene una sensibilidad especial.

No desaprovechó la oportunidad de reivindicar un nuevo coso para Cartagena. Una plaza que necesita su tierra y toda la Región, como también necesita la de Lorca, por lo que mostró su apoyo al Foro de Cartagena y al Club Taurino de Lorca en sus respectivas luchas.

Acabó el pregón animando a los asistentes a ir a los toros con el deseo de que la Virgen de la Fuensanta proteja a los toreros y que estos triunfen. Y deseó al público que se emocione en la plaza.

Estas fueron las líneas maestras de un pregón en el que Ortega Cano afirmó: «Soy torero y siempre lo seré».

El diestro fue presentado por el informador taurino de 'La Verdad' Francisco Ojados. El acto fue amenizado por el cante flamenco de otro cartagenero, Curro Piñana. El consejero de Presidencia, Javier Celdrán, tuvo elogios para Ortega Cano.

Más