Los rejones desatan la locura en la última corrida de la Feria Taurina de Murcia

Corrida de rejones, este domingo, en la plaza de toros de Murcia. /Javier Carrión / AGM
Corrida de rejones, este domingo, en la plaza de toros de Murcia. / Javier Carrión / AGM

Andy Cartagena, Sergio Galán, Diego Ventura y el mayoral de Los Espartales salen a hombros tras repartirse ocho orejas

CATALINA OJADOS

Un año más la corrida de rejones de la Feria Taurina de Murcia pone el broche de oro al ciclo. Los rejoneadores Andy Cartagena, Sergio Galán y Diego Ventura ofrecieron este domingo, con los toros de Los Espartales, una entretenida y variada tarde a los asistentes, que llenaron la plaza en tres cuartas partes.

Se encargó de abrir plaza Andy Cartagena con un toro de Luis Terrón. El rejoneador desplegó su variada cuadra de caballos para cuajar una faena en la que poco faltó. Las piruetas, a adornos de doma y la puntería a la hora de clavar los palos formaron parte de su repertorio. Mató, posiblemente, de uno de los mejores rejonazos de su carrera y paseó las dos primeras orejas de la tarde.

Su labor con el cuarto fue muy similar, aunque de esta cabe destacar la actuación del caballo 'Bandera', que fue capaz de recorrer casi 20 metros a dos patas. El público estaba loco. Después de un rejonazo trasero cortó otros dos trofeos.

Sergio Galán destacó por su pureza y clasicismo. El de Tarancón se mimetizó con el ambiente festivo de la tarde y recurrió a las piruetas, la rueda de cortas y el ajustado toreo a dos pistas cambiando el sentido de la marcha para agradar al respetable. En uno de esos cambios, el caballo 'Titán' resbaló y cayeron al suelo, afortunadamente sin consecuencias. Al entrar a matar, para lo que necesitó varios intentos, se cortó en la ceja, la nariz y el pómulo, necesitando después varios puntos de sutura.

Con el quinto del festejo consiguió la puerta grande, gracias a su toreo clásico y pulcro y un rejonazo certero.

Por su parte, Diego Ventura formó un ciclón en La Condomina. El rejoneador sevillano era muy esperado tras el triunfo rotundo del año pasado, cuando indultó un toro de esta mismo hierro. Su primera actuación fue todo un espectáculo y un ejemplo de lo que es transmitir emoción. Su gran cuadra de caballos sirve para templar, torear y arrear, lo que le sirvió para asegurárse la puerta grande con dos trofeos.

El sexto de la tarde se quedó muy parado después del segundo rejón de castigo, aunque su recibimiento a porta gayola con la grupa del equino prácticamente dentro de toriles puso los pelos de punta. El detalle de torear con la garrocha y poner al caballo de rodillas justo antes del embroque desató la revolución. Después de un rejonazo se le pidieron como premio los máximos trofeos, que final y acertadamente el usía dejó en dos orejas.

Todos a hombros y la gente contenta. Buen final de la Feria Taurina 2018, que deja un buen sabor de boca y ganas de pensar en la siguiente.

Ficha

Cinco toros de Los Espartales, correctos de presentación y de buen juego, y uno de Luis Terrón (1).

3/4 del aforo en una tarde de agradable temperatura.

Andy Cartagena: dos orejas y dos orejas.

Sergio Galán: ovación con saludos y dos orejas.

Diego Ventura: dos orejas y dos orejas tras petición.

Los rejones desatan la locura en la última corrida de la Feria Taurina de Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos