Cuatrocientas voces avivan la Feria

Actuación de la Coral Discantus, anoche en la plaza del Cardenal Belluga, durante el pregón de la Feria de Septiembre./EDU BOTELLA / AGM
Actuación de la Coral Discantus, anoche en la plaza del Cardenal Belluga, durante el pregón de la Feria de Septiembre. / EDU BOTELLA / AGM

La Coral Discantus y Ruth Lorenzo entonan el pregón más innovador, que abarrotó Belluga

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

murcia. La Feria de Murcia vivió ayer su segundo día de actividad. Uno de los platos fuertes llegó al final de la jornada. El escenario fue la plaza Belluga y el reclamo el pregón que cantaron la Coral Discantus y la artista murciana Ruth Lorenzo.

La convocatoria recibió el respaldo de los ciudadanos. Más de 4.000 se dieron cita para no perder detalle de un pregón que fue innovador y explosivo a la vez. Un gran escenario sirvió para acoger a las 400 voces que conforman la Coral Discantus. Se dieron cita las cinco secciones que la integran. Por lo tanto, hubo representantes del grupo infantil, del juvenil, del junior, del universitario y de la sección oficial.

Por primera vez, una intérprete narró el espectáculo en lenguaje de signos. Artistas como Blas Cantó y Roque Baños invitaron a disfrutar de las jornadas festivas

Los murcianos mostraron su cariño y admiración a una coral que nació hace 25 años y demostró atesorar una variedad de registros en sus tonos de voz que la convierten en un claro ejemplo de lo que representan los artistas completos. En varias ocasiones, los asistentes, que no dejaron hueco vacío en las 2.000 sillas que se dispusieron, no aguantaron sentados ni supieron reprimir los impulsos que los llevaron a cantar y bailar al ritmo que marcaban los artistas.

Parte de culpa la tuvo también la cantante murciana Ruth Lorenzo, quien derrochó intensidad y torrente de voz para deleite de los que acudieron anoche a Belluga. Otra de las novedades que presentó el pregón fue su apuesta por la inclusión, con la participación de una intérprete de la Federación de Personas Sordas de la Región de Murcia, que fue la encargada de traducir en directo a lenguaje de signos todo lo que sucedió.

La Coral Discantus inició su repertorio entonando temas como 'Oh Fortuna', 'Amanecer en la huerta', 'La misión', 'Ronda de enamorados', 'El cuarto de Tula' y 'Mamma Mía'. Este último fue uno de los que más entusiasmo despertó entre el público, que reconoció rápidamente las canciones y se rindió ante el espectáculo que estaban dando los cantantes. Los más pequeños también tuvieron su cuota de protagonismo durante el pregón.

Más de 4.000 personas vibran con los temas que marcaron el arranque de las fiestas entre recuerdos a las raíces murcianas

Público infantil

La sección juvenil de la Coral Discantus interpretó 'Waka Waka', mientras que el coro junior hizo lo propio con 'Summer Nights'. Ambos temas hicieron las delicias de los niños que se encontraban en la plaza de la Catedral. Por otra parte, Ruth Lorenzo hizo gala de sus tablas sobre el escenario. Su interpretación del 'Bolero a Murcia' fue uno de los momentos más intensos que dejó el pregón. También despertó los aplausos cuando cantó 'Bohemian Rapsody'.

Igualmente emotivo fue el momento que tuvo como protagonista el tema 'Oh happy day'. Para cantarlo, unieron sus voces el grupo universitario de la Coral Discantus y Ruth Lorenzo. Los asistentes reconocieron el talento de los artistas con una sonora ovación que coronó la interpretación. Durante el pregón, se emitieron diversos vídeos que protagonizaron varias personalidades, quienes aprovecharon la ocasión para felicitar a Murcia y a todos sus habitantes por el arranque de la Feria.

La Coral Discantus también recibió parabienes con motivo de su 25 aniversario. Algunos de los artistas que se dirigieron al público fueron el cantante Blas Cantó, la directora de la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia, Virginia Martínez; el compositor Roque Baños, el tenor Juanma Cifuentes o el actor de doblaje Keuman.

En el pregón también fueron protagonistas los principales atractivos que tiene la Feria. De esta manera, las atracciones que se instalan en La Fica, Los Huertos del jardín del Malecón, los desfiles de la Federación de Moros y Cristianos y la romería que de la Virgen de la Fuensanta, que tendrá lugar el próximo 17 de septiembre, estuvieron igualmente presentes. El espectáculo también sirvió para recordar las raíces murcianas y poner en valor el esfuerzo que dedicaron las generaciones pasadas para que la fiesta perdurara en el tiempo.

El alcalde José Ballesta, en su alocución inicial, puso el acento en los valores que encierra la Feria, como «la tolerancia, la comprensión mutua y el respeto tanto individual como colectivo». También tuvo palabras para los murcianos que están fuera. Dijo que, «desde los lugares más recónditos del globo terráqueo, nos están siguiendo con alguna que otra lágrima en sus rostros».