Abascal condiciona la aprobación del presupuesto de Andalucía a las negociaciones con PP y Cs en otras comunidades

Santiago Abascal. /E. P.
Santiago Abascal. / E. P.

El presidente de Vox asegura que ellos tienen «la mano tendida» y no cambiarán de postura «hasta el último momento» para evitar la formación de gobiernos de izquierdas

E. P.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, avisó este jueves de que la aprobación de los presupuestos en Andalucía está ligada a la negociación con PP y Ciudadanos en otras comunidades para la formación de gobiernos tras las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo, como sucede en la Región de Murcia.

«Todas las negociaciones están relacionadas. Seguimos pensando que es posible formar gobiernos alternativos a la izquierda en toda España y ponernos de acuerdo en Andalucía para que algunas de las propuestas de Vox se lleven a cabo en los próximos presupuestos», explicó en rueda de prensa en el Congreso después de su audiencia con el rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela dentro de la ronda de consultas con los portavoces de todos los grupos parlamentarios.

Después de las elecciones, Vox ya avisó de que no repetiría el modelo de negociación de Andalucía, donde PP pactó con ellos y con Ciudadanos por separado para la formación de un gobierno de coalición.

Este jueves, Abascal recalcó que su formación no aceptará el «trágala» de apoyar un gobierno de cuyas negociaciones se les deje «al margen». «Eso lo tienen que tener claro todos los partidos», ha avisado al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, a quien reprochó que intente aplicar un «cordón sanitario» a Vox «y sus votantes».

En estas negociaciones, Abascal aseguró que ellos tienen «la mano tendida» y no cambiarán de postura «hasta el último momento» para evitar la formación de gobiernos de izquierdas en aquellos sitios donde sus votos sean determinantes, como el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid o la Región de Murcia.

Para hacerlo posible, Abascal recordó que Vox ha ofrecido «muchísimas posibilidades», como un tripartito del que formen parte las tres formaciones, un gobierno en solitario del PP con apoyos externos o que incluso Ciudadanos pueda encabezar alguna de esas instituciones. «Tenemos todas las posibilidades encima de la mesa», insitió, ofreciendo incluso la posibilidad de presentar mociones de censura 'a posteriori' si no es posible antes el acuerdo.

Abascal estaría incluso dispuesto a ser él quien se ponga en contacto con Albert Rivera, según reconoció, porque Vox no quiere ser «un obstáculo ni un impedimento». Según apuntó, sus llamadas públicas a Ciudadanos están siendo continuas, pero puede hacerlo también personalmente «si hace falta».