El Ibex-35 corta la sangría pero mantiene las caídas

Bolsa de Madrid. /EFE
Bolsa de Madrid. / EFE

La prima de riesgo española termina julio en 74 puntos básicos con la rentabilidad del bono nacional a diez años en el 0,277%

RAÚL POZA MARTÍNMadrid

El Ibex 35 cierra julio, mes en el que ha caído un 2,48%, con una sesión en la que ha logrado frenar la hemorragia de ayer, peor sesión del ejercicio, pero continúa en mínimos de febrero al permanecer por debajo de los 9.000 puntos.

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex-35, ha concluido la jornada con un retroceso del 0,17%, hasta los 8.971 enteros, en una jornada donde la protagonista es la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

Hasta las ocho de la tarde, hora europea, no se conocerá la decisión sobre la política de tipos de interés del organismo estadounidense. Pero todo parece indicar que bajará el precio del dinero en 25 puntos básicos, hasta el rango entre el 2 y el 2,25%. Es la cifra que descuenta el mercado y, en caso de variar, podría ser hasta los 50 puntos básicos, lo que daría mucha fuerza a las bolsas, pero parece descartada esa opción.

Con el rango de bajada asegurado los inversores fijarán su atención en la rueda de prensa del presidente de la entidad, Jerome Powell, para conocer tanto las previsiones económicas futuras como un posible calendario para más decisiones sobre los tipos de interés, así que habrá que comprobar cómo se toma sus palabras el mercado. Con todo, será la primera bajada de tipos de la institución en 10 años.

Mientras llega la decisión, los principales indicadores de la Bolsa de Nueva York cotizaban prácticamente planos a cierre de mercados en Europa.

Puesto que la Fed no ha podido ser una referencia para los mercados europeos, que han mostrado calma, los resultados han sido el aliciente. En el caso del Ibex-35 aparecen BBVA, Ence, Viscofán, Grifols, Amadeus y Red Eléctrica.

Los mayores descensos del Ibex-35 coinciden, en su mayoría, con estos valores. Ence, muy dañada este año por los problemas derivados de su planta en Pontevedra, ha anunciado un beneficio por debajo de lo esperado. Viscofán, con un ojo siempre puesto en China y las cuestiones arancelarias, ha comunicado una rebaja de sus previsiones por una situación global de la economía más compleja de la esperada. El resto de compañías que han presentado han cerrado con caídas moderadas.

Respecto a la última entidad del Ibex-35 que quedaba por presentar resultados, BBVA, también ha cerrado con pérdidas. Aunque muchos expertos no logran detectar el motivo de la caída, el banco ha presentado unos resultados en línea con lo esperado y mejorando algunas guías.

Con todo, los mayores retrocesos del selectivo han sido para Ence, con un descalabro del 11,08%; Aena, un 3,24%; Viscofán, un 2,51%; Cie Automotive, un 2,38%, e Indra, un 2,2%. En el lado de las ganancias se han colocado Enagás, un 2,77% de subida; IAG, un 2,76%; MásMóvil, un 1,99%; ACS, un 1,41%, y Naturgy, un 1,15%.

El freno a las caídas registrado por el Ibex-35 también se debe al repunte registrado en el resto de principales plazas europeas tras la presión bajista sufrida ayer. En todas salvo Londres, que tras ser la menos perjudicada en la sesión anterior, favorecida por la caída de la libra, hoy ha sufrido hasta retroceder un 0,78%. El resto: Milán ha subido un 0,56%; Fráncfort, un 0,34%, y París, un 0,14%.

Sin olvidar la guerra comercial

La primera reunión entre las delegaciones comerciales de Estados Unidos y China se ha saldado sin ningún tipo de avance. Los inversores contaban con esta posibilidad y no esperaban grandes progresos, pero sí quizá algún pequeño detalle al que agarrarse. Pero era difícil ver algo así después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, tuviese otro de sus momentos arranques de ataque vía Twitter y acusase a Pekín de engañar a Estados Unidos, no cumplir con los tratos y ser de poca confianza.

Respecto a las divisas, la libra se resiste a volver a jugar con mínimos de 3 décadas atrás y cerrar un mes como hacía 3 años que no lo hacía. Así, con los mercados europeos cerrados, se cambiaba por 1,222 dólares al avanzar un 0,6%. La moneda comunitaria, el euro, también queda emplazada a la decisión de la Fed y opiniones de Powell para ver su cruce con el dólar. Mientras, se cambia por 1,113 billetes verdes y retrocedía un 0,2%.

En el mercado de materias primas, la onza de oro valía 1.248 dólares al cotizar el metal amarillo con un retroceso del 0,2%. El barril de crudo de Brent, referencia para Europa, se pagaba a 65 dólares al avanzar un 0,8%.

La prima de riesgo española termina julio en 74 puntos básicos con la rentabilidad del bono nacional a diez años en el 0,277%.

Claves de la jornada

- Los resultados tomaron el mando en el Ibex-35

- El selectivo continúa en mínimos de febrero

- Los inversores esperan la decisión de la Fed y sus estimaciones para el futuro