El 'brexit' y la guerra comercial lastran al Ibex un 0,26% y pierde los 9.300 puntos

El 'brexit' y la guerra comercial lastran al Ibex un 0,26% y pierde los 9.300 puntos

El farolillo rojo de la sesión ha sido ArcelorMittal, que ha cedido un 3,71%, seguida por Acerinox, que ha perdido un 1,34%

ESTHER GARCÍA LÓPEZ

La ausencia de una tregua en la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la incertidumbre política generada en el Reino Unido por el 'brexit' han llevado a las bolsas europeas a cerrar la última sesión de la semana en rojo. Así, el Ibex-35 se ha dejado en la jornada un 0,26%, perdiendo la cota psicológica de los 9.300 puntos logrados el jueves, y frenándose en los 9.280 enteros. En la semana ha subido un 1,78%.

En el resto de los principales índices del Viejo Continente, el Dax 30 de Fráncfort ha liderado las caídas con una bajada del 0,58%, seguido por el FTSE Mib de Milán, que se ha dejado un 0,22%; el Cac 40 de París, que ha retrocedido un 0,18%, y el FTSE 100 de Londres, que ha sido el que mejor comportamiento ha tenido a pesar de ceder un 0,07%. 

El Ibex-35 ha cortado su racha alcista de tres jornadas consecutivas lastrado por las acereras y la banca. En la parte alta de la tabla se ha situado Indra con una avance de 1,81%, seguida por Grifols, que ha remontado un 1,30%; Meliá (+1,09%), Ferrovial (+1,00%) y REC (+0,98%). 

El farolillo rojo de la sesión ha sido ArcelorMittal, que ha cedido un 3,71%, seguida por Acerinox, que ha perdido un 1,34%; ambos valores hundidos por la falta de un acuerdo comercial entre las dos mayores potencias del mundo. A continuación se han situado Inditex (-1,28%), Bankia (-1,23%) y Aena (-0,80%).

Este pesimismo reinante en los mercados no ha permitido que ni la confirmación realizada hoy por el Gobierno de Estados Unidos de que aplazará seis meses su decisión de poner o no aranceles a los automóviles procedentes de Europa y Japón haya servido de revulsivo para impulsar al alza las bolsas. Muchos inversores descontaron este aplazamiento el pasado miércoles cuando saltó el rumor que hoy ha sido verificado.

Tras su cierre en rojo, las bolsas europeas no han seguido la estela alcista de la bolsa de Japón, que ha terminado la sesión con subidas. El índice Nikkey ha escalado un 0,89%, hasta situarse en los 21.250 puntos, y el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ha remontado un 1,09%, hasta alcanzar los 1.554 puntos.

Entre las referencias macro dadas a conocer en la jornada destaca el IPC de la eurozona de abril, que subió tres décimas respecto a marzo hasta situarse en el 1,7% interanual, según fuentes de Eurostat. En el conjunto de la Unión Europea la inflación anual alcanzó en abril en el 1,9%, por encima del 1,6% de marzo.

También hoy se ha sabido que la Opa de Letterone sobre Dia ha sido admitida por el 57,41% de las acciones a las que se dirigía la oferta y el 40,76% del capital social de la entidad, según ha informado la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La compañía de distribución ha cerrado la sesión con una caída del 0,03%.

Otros de los focos que han atraído la atención de los mercados han sido el Reino Unido y el 'brexit' tras el cese de las negociaciones entre Theresa May y el líder laborista Jeremy Corbyn para tratar de llegar a un acuerdo sobre la salida ordenada del país de la UE. Además, la posibilidad de que el actual Gobierno no continúe y el rumor de un segundo referéndum sobre el Brexit han hecho que la libra esterlina continúe bajando por quinta jornada consecutiva.

Tanta incertidumbre en la renta variable ha llevado a los inversores a refugiarse en la deuda pública, lo que ha hecho que el interés exigido al bono español a diez años vuelva a marcar mínimos históricos al situarse en el 0,87%, mientras que la prima de riesgo ha descendido hasta los 97 puntos básicos. El interés del bono alemán se ha situado en el -0,10%.

Por lo que respecta al mercado de materias primas, el precio del petróleo ha remontado impulsado por las tensiones vividas entre Estados Unidos e Irán. El barril de Brent ha cotizado a 72 dólares y el de West Texas, de referencia en EE. UU., lo ha hecho a 63. El oro baja y se paga a 1.275 dólares la onza.