Fernando Salazar Palma: «La guerra comercial beneficia la exportación de carne murciana a China»

Fernando Salazar preside Cesce desde junio de 2018./LV
Fernando Salazar preside Cesce desde junio de 2018. / LV

El presidente de la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación señala que las empresas de la Región «deben prepararse este año para un aumento de los riesgos en los mercados exteriores»

Juan Carlos Hernández
JUAN CARLOS HERNÁNDEZ

Es uno de los mayores conocedores de España en lo que se refiere a exportaciones. Ingresó en la Secretaría de Estado de Comercio en 1991. Fue consejero del ICO, estuvo en el Banco Interamericano de Desarrollo, ejerció la vicepresidencia del Icex y fue consejero comercial en China y Brasil. Desde el pasado junio preside la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce). Fernando Salazar Palma (Madrid, 1967) estuvo este jueves por la mañana en Murcia para mantener un encuentro con empresas exportadoras de la Región, en un acto organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección.

- ¿Qué ventajas supone recurrir a Cesce a la hora de internacionalizarse?

- Las exportaciones son un buen indicador de competitividad. Y para que los negocios evolucionen bien, la clave es la seguridad. Ahí es donde Cesce tiene un papel crucial. Gestiona de manera integral el riesgo comercial, cubre todo el ciclo del negocio tanto en grandes empresas como en pymes. Monitorizamos en tiempo real a los clientes, los riesgos de impago más los riesgos políticos y comerciales que puedan surgir. Somos la única empresa con productos flexibles para exportadores. No obligamos a asegurar el global de las ventas, no imponemos límites en la indemnización máxima anual, no obligamos al pago de una prima inicial mínima... Ofrecemos precios distintos para cada cliente y garantizamos la indemnización a 60 días. Si además de seguridad en el cobro, la empresa precisa descontar sin recurso las facturas, Cesce dispone de una herramienta idónea: el fondo de apoyo, con el que trabajamos desde 2013. Es un instrumento de financiación no bancaria con el que hemos financiado ya a 470 empresas con 650 millones de euros.

- ¿Soplarán buenos vientos este año en los mercados?

- La política de subidas de tipos de interés de la Reserva Federal, las tensiones comerciales entre EEUU y China o las fluctuaciones del precio del petróleo van a generar vientos de cambio. Aconsejamos a las empresas murcianas que se preparen para mayores costes y un aumento del riesgo político y comercial exterior. En un contexto de tensiones como el que vivimos, hay que estar preparado y seguro.

- ¿Cuánto crecerá el comercio exterior?

- Según el último informe del FMI, está previsto que la economía mundial crezca un 3,5% durante este ejercicio, y un 3,6% en 2020. Es decir, 0,2 y 0,1 puntos porcentuales menos de lo que se calculaba en octubre pasado. Entre las causas están los altos niveles de deuda, la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea sin que medie un acuerdo y una desaceleración más importante de lo previsto en China. Todo esto hace que aumente el riesgo y que las condiciones de financiación se endurezcan.

- ¿Dónde habrá más brío?

- Lo previsible es que el crecimiento se modere en todo el mundo. En las economías emergentes habrá una ralentización temporal en 2019 y se prevé que el crecimiento en esas zonas baje al 4,5%. Otras sí experimentarán mejorías. Para América Latina, el FMI pronostica que el crecimiento pase del 2,0% este año al 2,5% en 2020. En Oriente Medio y Norte de África se prevé que se mantenga en un nivel moderado del 2,4% para después repuntar en torno al 3% en 2020. Y para el África Subsahariana se calcula una subida del 3,5%, y del 3,6% en 2020.

- ¿Qué productos murcianos se demandarán?

- Alimentos y bebidas. En 2018 representaron el 46,3% de las exportaciones regionales, seguidos de productos energéticos (26,5%) y químicos (13,5%).

- ¿Tienen los importadores británicos margen para reemplazar a los proveedores murcianos?

- Su alternativa sería recurrir a proveedores extracomunitarios que, en la mayoría de los casos, están en iguales o peores condiciones. No prevemos un efecto sustitución.

- Estados Unidos compite con la Región en el suministro de carne de cerdo a China. ¿Murcia sacaría tajada de una ruptura comercial entre ambos Estados?

- Las tensiones podrían decantar la balanza en beneficio de los negocios cárnicos de la Región. China ya ha aumentado los aranceles al porcino procedente de EEUU hasta el 62%. Pero más que pensar en beneficiarse de una guerra comercial, creo que hay que celebrar el acuerdo alcanzado a finales del año pasado, que permite la exportación de carne de cerdo y embutidos a China. En poco más de diez años ese país se ha convertido en uno de los principales destinos para esos productos. Pero hay que pensar que puede no ser algo duradero. Lo importante es el trabajo que se ha hecho en años anteriores, dando a conocer un producto de calidad. Ese trabajo previo es el que puede facilitar la expansión de las ventas ahora que hay menos restricciones.

- ¿Los países emergentes son más atractivos ahora para los productos murcianos?

- Una característica general de ellos es que ofrecen menos garantías. La labor de Cesce es equilibrar tal inseguridad. Murcia cuenta con un buen activo de empresas exportadoras para hacer negocio en cualquier país. Las claves para ello, eso sí, son el asesoramiento, la búsqueda de la seguridad en el negocio y el conocimiento del mercado al que irán dirigidos sus productos. Nosotros ofrecemos una exhaustiva monitorización en todos esos frentes: mercado, clientes, condiciones, avales, financiación...

- ¿En qué Estados hay que tomar cautelas?

- Precauciones hay que tomar siempre. No hace falta pensar en países que viven situaciones extremas como Venezuela. Tampoco Irán constituye un buen ejemplo. Es buen pagador, pero se ve afectado por las sanciones de EEUU. Creo que hay que tener en cuenta los momentos en los que un país atraviesa una mala coyuntura. Pensemos en el verano pasado, cuando hubo una serie de Estados que vivieron un periodo complicado por la depreciación de sus divisas. Se trataba sobre todo de Argentina y Turquía. Los hay que tienen una operativa legal compleja, como Brasil o India. En otros, como Argelia, las prácticas burocráticas pueden complicar el cobro. E incluso hay naciones desarrolladas, como Italia, con una morosidad importante, no solo en tiempos de crisis.

- Pronto entrará en vigor el tratado comercial entre la UE y Japón. ¿Qué productos murcianos podrían beneficiarse de ello?

- Las exportaciones a Japón experimentaron un considerable aumento en 2018. Se notó en la carne de porcino, cuyas ventas desde Murcia aumentaron un 23,7% entre enero y octubre, según el Icex. Los negocios de conservas también gozan de buena salud allí. El año pasado subieron un 12,3%.

- ¿Cómo puede Murcia sacar partido a la línea ferroviaria 'Ruta de la Seda'?

- No es solo una línea ferroviaria sino una red compleja de transportes e infraestructuras. En realidad es una herramienta para acentuar el protagonismo de China en la escena internacional y no solo en lo económico. Se ha pensado más para beneficiar a los intereses chinos que a la inversa. Aun así, es evidente que va a facilitar los intercambios, porque acortará los plazos de transporte y abaratará costes. Eso beneficiará al sector hortofrutícola, que realiza un esfuerzo enorme para llegar a mercados asiáticos. Sin que forme parte estrictamente de la 'Ruta de la Seda', el acuerdo de colaboración al que llegó el año pasado el puerto de Cartagena con el de Qingdao reforzará tres realidades: la importancia que tiene el mercado chino para Murcia, la concienciación del peso que han adquirido los puertos asiáticos y la búsqueda de nuevas relaciones para modernizar procesos comerciales.

-¿Los 'marketplaces', como los de Amazon y Alibaba, pueden ayudar a internacionalizar las pymes murcianas?

- El crecimiento del comercio electrónico va en aumento. Vender a través de los 'marketplaces' dota a las empresas de una oportunidad de negocio única, flexible y con un coste de entrada bajo. Permiten comparar precios y productos desde una única plataforma y ofrecen confianza a los consumidores. Solo destacaría dos inconvenientes: algunos de esos foros cobran comisiones y pueden limitar la comunicación entre cliente y empresa. Pero no dejan de ser una gran oportunidad para las pymes.

 

Fotos

Vídeos