Bruselas investiga si la búsqueda de empleo en Google es un monopolio

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, en una comparecencia en Bruselas./ EFE
La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, en una comparecencia en Bruselas. / EFE

Hasta 23 portales laborales han denunciado al gigante de internet ante la CE por prácticas «abusivas», por las que ya fue multado en marzo

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El emporio Google vuelve a estar en el punto de mira de la Comisión Europea, esta vez por un supuesto abuso de posición de dominio en el mercado de la búsqueda de trabajo en internet. Así lo dejó entrever este martes la titular de la cartera europea de Competencia, Margrethe Vestager, al señalar que están investigando si la conducta por la que la multinacional fue sancionada en marzo –intentar crear un cuasimonopolio en el sector de la publicidad 'online' con cláusulas abusivas– se extiende a «otras partes de su negocio».

«Muchas tecnológicas actúan como árbitros y jugadores: dirigen una plataforma y a la vez compiten con otras compañías que confían en ella. Hay un conflicto de intereses obvio», señaló Vestager, quien desde 2017 ha impuesto tres grandes multas a Google que suman 8.250 millones de euros. Entre otras cosas, le castigó por favorecer a su comparador de precios ('Google shopping') frente a otros competidores, imponer la instalación del sistema Android a fabricantes de móviles y abusar de su dominio como uno de los grandes motores de búsqueda en la Red.

Es precisamente esa «tentación obvia de ajustar el funcionamiento de la plataforma para favorecer sus servicios frente a los del resto» lo que ha llevado a la comisaria de Competencia a confirmar estas nuevas pesquisas, aunque aún no se ha abierto otro procedimiento formal. No obstante, a mediados de agosto un total de 23 portales de empleo (incluidos Adecco, LinkedIn y Hosteleo) denunciaron a Google en una carta conjunta ante Bruselas por «prácticas abusivas», al desviar visitas de su buscador al servicio laboral 'Google for Jobs'.

Pero para Vestager estamos ahora ante algo «más que normas de competencia», al tener que dilucidar si es «correcto» que Google y otras grandes compañías tengan «tanto control sobre el éxito o el fracaso de otras empresas y sean libres de usar ese poder como quieran». «Si creemos que no –advirtió–, podríamos darnos cuenta de que tenemos que regular para evitar discriminaciones».