EE UU y China animan el turismo de compras en Madrid y Barcelona

Varios turistas chinos junto al Museo Guggenheim en Bilbao. /I. Pérez
Varios turistas chinos junto al Museo Guggenheim en Bilbao. / I. Pérez

En el primer semestre aumentaron un 17% las llegadas de viajeros dirigidas al 'shopping', mientras crece la demanda surcoreana

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

«Si hacemos bien las cosas nos situaremos en unos años a la cabeza mundial del turismo de compras, como en el vacacional». Así lo afirma Luis Buzzi, socio responsable de Turismo y Ocio de KPMG España, para quien en cualquier caso el crecimiento de este segmento será «significativo» en el próximo lustro.

No es el único que mira a este fenómeno en auge con optimismo. Según un estudio auspiciado por el foro Summit Shopping Tourism & Economy, duplicar la captación de viajeros de calidad haría crecer los ingresos anuales por turismo en España hasta 106.000 millones de euros en 2020 (20.000 millones más que en 2017), y «sin provocar masificación turística». Para lograrlo habría que agilizar la tramitación de visados, aumentar las conexiones aéreas con esos países, «renovar» los mensajes de promoción de España como destino turístico y mejorar la devolución del IVA en sus compras, sin olvidar una mayor digitalización.

Parte de esas tareas ya se han realizado o están en curso. La entrada en vigor desde el 1 de enero de la devolución electrónica de IVA a viajeros (DIVA) por parte de Hacienda ha facilitado los trámites burocráticos y aumentado un 27% las operaciones registradas. También se ha elevado el número de vuelos con los mercados de origen de largo radio, por ejemplo, un 46,8% más con Japón en primavera (marzo-mayo) propiciando que llegaran casi un 31% más de turistas de ese país, un 23,6% más con México, un 7,9% con China y EE UU, y un 7,1% con Rusia.

No obstante, factores externos como la mayor debilidad del yuan frente a la libra y el euro en el caso de China, o la incertidumbre que aún domina su economía en lo referente a Rusia, ha hecho que las ventas libres de impuestos ('tax free') a sus ciudadanos hayan bajado un 15% en junio, según el proveedor internacional de servicios de pago Planet. La buena noticia es que las llegadas de viajeros extranjeros que venían de 'shopping' crecieron un 17% en el primer semestre, aunque su destino se centraba en Madrid y Barcelona.

China copa el gasto

Y es que estamos ante un tipo de turismo más de ciudades que de país, y cuya demanda viene de la clase media-alta de otros países. Los consumidores chinos coparon un tercio (34%) de ese tipo de gasto en España de enero a junio, más que los otros cinco países siguientes: EE UU (6%), Argentina (6%), Rusia (5%), Corea del Sur (4%) y Marruecos (3%), según Global Blue, el primer operador internacional de 'tax free'.

Dos de cada tres euros (el 62%) que gastan son en moda y complementos, y otro 25% en joyería y relojería. Respecto al primer semestre, crecieron sobre todo las ventas a surcoreanos (60% más) y estadounidenses (58%), más que a chinos (13%). La nueva demanda puede venir ahora de India, Israel y el sudeste asiático, incluido Hong Kong.

Más información