La Fiscalía reprocha a CNMV y Banco de España que taparan el 'caso Bankia'

La fiscal Carmen Launa, este lunes durante su informe final en el juicio del 'caso Bankia'. / EFE
La fiscal Carmen Launa, este lunes durante su informe final en el juicio del 'caso Bankia'. / EFE

Dice que «negando su existencia» intentaron eludir responsabilidades y sugiere que sin falsear las cuentas no habría podido salir a Bolsa

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

La Fiscalía Anticorrupcióncriticó este lunes por vez primera con severidad el papel del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)en la «especie de pesadilla» en que, a su juicio, se convirtió el proceso de fusión que conformó Bankia y su salida posterior a Bolsa en julio de 2011. Y lo hizo curiosamente en su última intervención en el juicio por estos hechos, que comenzó a finales de noviembre y se ha prolongado durante 60 sesiones hasta ahora.

Al exponer sus conclusiones finales, que como ya adelantó añaden el delito de falsedad documental al de fraude a inversores que imputaba a los acusados, la fiscal Carmen Launa defendió el papel del Ministerio Público en este caso frente a quienes se han quejado de sus cambios de última hora, alegando una supuesta vulneración de derechos. «Las defensas han sabido en todo momento de que se les acusaba», argumentó tras destacar la «transparencia» y «escrupulosidad» de su trabajo. «Podíamos haber ido más allá, pero no lo hemos hecho», llegó a advertir.

Se 'conforma' con haber casi triplicado hasta un total de 14 el número final de acusados y haber elevado la petición de penas para los principales responsables del banco: ocho años y medio de cárcel en el caso del expresidente Rodrigo Rato, cinco para el exvicepresidente José Luis Olivas, y casi seis años para José Manuel Fernández Norniella, adjunto a la presidencia entonces. Los tres -con la «imprescindible» colaboración del exdirector financiero y de riesgos, Ildefonso Sánchez Barcoj- redujeron un 38% los ajustes por puesta a valor razonable necesarios en las cuentas anuales de 2010. Así, la cobertura aplicada se redujo a 9.207 millones de euros en vez de los 14.966 millones precisos, lo que habría reducido el patrimonio de BFA, la matriz de Bankia y, en última instancia, «probablemente habría impedido la salida a Bolsa».

Toda una «pesadilla»

Los propios correos entre los responsables de la auditoría –Launa señaló que las nuevas pruebas conocidas en el juicio dan a entender que el auditor externo Francisco Celma, socio de Deloitte, sí tenía «a su alcance» los datos necesarios para haber percibido el fiasco contable que se estaba desarrollando- , así como de los inspectores del Banco de España, «evidencian la sobrevaloración» de Bankia, con «deterioros no contabilizados por 11.000 millones». «Esta situación devino en una pesadilla», denunció la fiscal, que «los operadores financieros –entre ellos el bancario y la CNMV, a quienes reprochó directamente que hayan querido «desvirtuar» el trabajo de los peritos judiciales presentado contrainformes totalmente «inusuales» en ellos– han querido hacer desaparecer, negando su existencia y responsabilidades».

«Pero sucedió», insistió ante el tribunal de la Audiencia Nacional presidido por la veterana magistrada Ángela Murillo, y este caso ha de servir para «evitar que sucesos que provocaron el colapso económico y social de toda una época vuelvan a repetirse». «No se puede pretender la pasividad de la Fiscalía» ante estos hechos, criticó a las defensas, y destacó que la vista oral ha aportado «nuevos prismas» que se desconocían durante la larga fase de instrucción, lo que le obligó a «reconsiderar» sus conclusiones iniciales. Este martes terminará su exposición; después será el turno de la representación jurídica del FROB y las diferentes acusaciones, popular y particulares.