Baloncesto | Liga Endesa

El mejor Booker coge por fin la batuta

Askia Booker celebra una buena jugada. /Guillermo Carrión / AGM
Askia Booker celebra una buena jugada. / Guillermo Carrión / AGM

La portentosa actuación del jugador de Los Ángeles, 'MVP' de la jornada, permite al UCAM salir del pozo

EMILIO SÁNCHEZ BOLEAMurcia.

No deja indiferente a nadie. Emociones fuertes para bien y para mal. Lo que un día te da, otro te lo quita. Muchos tópicos acompañan a Askia Booker, pero pocas serán las exhibiciones individuales del calibre de la de este domingo que el Palacio podrá ver de este jugador. Sus 38 puntos en solo 25 minutos supusieron 48 de valoración, récord de un jugador del UCAM en su historia, con 8 triples que son la segunda mejor cifra de canastas de tres puntos de un jugador del equipo murciano. Por algo fue elegido 'MVP' de la jornada.

Pero puestos a hablar de triples, el titular es para el equipo, que sumó hasta 20 para establecer un nuevo récord en la entidad, la tercera mejor marca en la Liga Endesa. El equipo de Sito Alonso lo logró además en solo 33 intentos, un escandaloso 60,6% que propulsó al UCAM a alcanzar su segunda máxima anotación histórica, 116 puntos, que quedaron a solo cuatro de los 120 conseguidos ante el Taugrés en la temporada 1994-95, un partido con dos prórrogas. El choque de este domingo comparte así el título de máxima anotación del club con el disputado ante el Caja San Fernando, en Sevilla, también en la 94-95.

Una lluvia de récords que permiten empezar la semana fuera del descenso por primera vez en seis jornadas, un significante que llega en oportuno momento para endulzar el agrio sabor que había dejado en la boca la prematura eliminación de Champions a mitad de la semana y, sobre todo, para mirar con mayor optimismo la recta final de temporada.

El equipo murciano bate su récord de triples, con veinte anotados de 33 intentos, que lo llevan hasta su segunda máxima anotación histórica

Cambio total con Sito

Y el líder al que se encomienda el UCAM de Sito no es otro que Booker. No solo es el mejor jugador del equipo desde la llegada del nuevo entrenador, también el más fiable, un adjetivo que no ha podido acompañar durante meses al jugador de Inglewood, asentado como titular indiscutible y con la confianza por las nubes.

Pero si todo salió incluso mejor de lo esperado para el UCAM desde el inicio no basta con solo mencionar a un descomunal Booker y su entrenador, también a un elemento diferencial como novedad en el quinteto titular y que desempeñó a la perfección su papel en esta cultura del pase extra que Sito quiere implantar: Luka Mitrovic. El serbio, que repartió hasta 7 asistencias como poste repetidor desde el poste alto, supo aprovechar su mayor movilidad sobre pívots como Justiz para abrir el campo y, desde posiciones más lejanas al aro, ofrecer una vía para el movimiento de balón fundamental para los cinco triples del UCAM ya en el primer cuarto, pues su mera presencia también tentaba ayudas de defensores exteriores.

Como ocurriera el miércoles, la velocidad de crucero impuesta por Booker (26 puntos en el primer cuarto) quedaba ligeramente ralentizada con la entrada de Kloof, errático para ordenar el ataque en unos minutos salvados por los triples de Rudez. El Tecnyconta fue entonces cuando amenazó con proponer un partido apretado, pero la vuelta de Booker y un Soko en estado de gracia dispararon a un equipo que al descanso superaba el medio centenar y del que nadie podía imaginar que solo haya un equipo peor en la Liga Endesa (54-42).

Pero si todo iba sobre ruedas para el UCAM no era solo gracias a su mejor ataque en años, también a una defensa de entrega y 'scouting'. Clave un Radoncic que hizo su mejor partido en Murcia, anulando a Okoye en la primera mitad.

No duró el partido mucho más. Un parcial de 14-4 con Booker gustándose al poco de reanudarse el encuentro rompía del todo el choque con ventajas de ya más de veinte puntos (68-47, minuto 25). El UCAM veía el aro como una piscina. En treinta minutos los de Sito habían anotado 87 puntos.

Aunque no parece que UCAM y Tecnyconta se vayan a jugar ningún puesto a final de temporada, ahora se trataba de recuperar el 'basket-average' (88-68 en la ida). La zona par planteada por Fisac en el último cuarto amenazó con lograrlo, pero solo tímidamente hasta la vuelta de, quién si no, un Booker que parecía capaz de meterlas hasta dormido y que incluso dejó un 'alley-oop' en mate a pase de Mitrovic, con quien cuyo entendimiento será a tener muy en cuenta.

La guinda, el vigésimo triple con que Kloof certificó que el 'basket-average' sería murciano y con que se igualó la segunda máxima anotación histórica.