Baloncesto | Liga Endesa

Jarro de agua fría para el UCAM en el Palacio

Radoncic en su primer partido con el UCAM CB./Alfonso Durán / AGM
Radoncic en su primer partido con el UCAM CB. / Alfonso Durán / AGM

Los murcianos son derrotados tras dos prórrogas cuando a 46 segundos del final del tiempo reglamentario ganaban por seis y no hicieron falta para evitar el triple del empate

EMILIO SÁNCEHZ-BOLEAMurcia.

Ese eterno debate de si hacer falta o no cuando se defiende la última posesión y tu equipo vence por tres. Debate que poca historia tiene cuando las matemáticas dicen que dos tiros libres no suman tres puntos y que la posibilidad de que metan el primero, fallen el segundo, cojan el rebote para el que ya tienes a un jugador posicionado más cerca del aro por cada lado y anoten para ganar es una demasiado azarosa cuestión. El UCAM, sin embargo, pudo ganar el partido en el tiempo reglamentario parando con falta el último ataque aurinegro, a quienes dejaron consumir segundos hasta que Beirán empatara. Solo Oleson lo intentó, pero su contacto fue tan leve que no fue considerado como tal. Y, a diferencia del miércoles, las dos prórrogas cayeron del lado rival.

91 UCAM Murcia CB

Booker (0), Oleson (10), Rojas (10), Soko (6) y Tumba (0) –quinteto titular- Urtasun (22), Radoncic (1), Kloof (17), Rudez (2), Mitrovic (8), Cate (15) y Doyle (0).

96 Iberostar Tenerife

San Miguel (5), Staiger (0), Beirán (15), Abromaitis (21) e Iverson (25) –quinteto titular- Richotti (2), Niang (2), Brussino (12), Bassas (5), Saiz (5), Gillet (2) y White (2).

Parciales:
8-16, 20-17 (28-33), 29-20 (57-53), 14-18 (71-71), 12-12 (83-83) y 8-13 (91-96).
Árbitro:
Carlos Peruga, Fernando Calatrava y Alberto Baena.
Incidencias:
Palacio de los Deportes de Murcia, 5.139 espectadores. 16ª jornada de la Liga Endesa.

De lo que pudo haber sido una tremenda alegría para el UCAM ganando a uno de los equipos más en forma de la Liga Endesa, a la cruda realidad de seguir empatados con el descenso, esta jornada un puesto más cerca. Los de Javi Juárez siguen de pruebas, esta vez ha sido doblar la apuesta por Urtasun de base, a lo que el navarro ha respondido con un partido antológico pero sin gasolina para el tramo final, en el que un Kloof que minutos antes pareció señalar el camino hacia la victoria.

Pero quien empezaba el partido como titular por primera vez esta temporada en la dirección de juego era Booker, que pareció ganarse la confianza de Juárez por su buena segunda parte del partido de Champions del miércoles. Sin embargo, cuatro minutos con cuatro tiros fallados después, no volvería al partido. El UCAM empezaba sin jugar a nada con él, pero tampoco encontraba la fórmula con Kloof, mientras que en el Iberostar tenían las ideas muy claras, encontrando muchos puntos en el interior con un Colton Iverson dominador (2-11, minuto 4). Extrañamente, Vidorreta daba descanso a los cinco minutos a su pívot, sin faltas, y el Iberostar perdía su ritmo anotador, pero mantenía la ventaja ante un UCAM aún por demostrar algo más que entrega en el rebote ofensivo (8-16, final del primer cuarto).

Oleson intentó hacer falta sobre White antes del triple de Beirán, pero su contacto fue tan tarde y leve que no pitaron nada

Las sensaciones iban de mal en peor, los aurinegros superaban por más del doble a un UCAM que había fallado hasta 13 de 16 tiros en el primer cuarto y Saiz completaba jugadas de autoridad como un tremendo mate con falta (13-27, minuto 15). Pero los murcianos habían fichado esta semana buscando un golpe de efecto y precisamente el triple de Mitrovic parecía hacer despertar a los suyos, que con cinco puntos seguidos de Oleson en un UCAM más seguro en ataque con Urtasun de base ya no vía tan de lejos a su rival (28-33, descanso).

Álex Urtasun, base de profesión

No es su posición natural, pero en Murcia ya le hemos visto ejercer de salvavidas desde el puesto de '1' y hoy era un día para volver a hacerlo. El UCAM era otro en ataque, uno que reducía el uso del bote, compartía el balón y encontraba ventajas. Apenas el público se había vuelto a acomodar en su asiento cuando los locales iban ganando tras un parcial arrastrado de la primera parte de 15-2 a su favor (35-33, minuto 22). Los tinerfeños, eso sí, despertaron a tiempo, y en lo que era un partido nuevo ahora se pasaba a un intercambio de canastas con Iverson nuevamente como protagonista rival y el Palacio entregado a Urtasun, que además anotaba once puntos en solo este tercer cuarto para su cuenta particular.

Su salida como titular en la segunda parte bien pudo haber sido interpretada por Kloof como un tirón de orejas, pues menudo fue el relevo que dio el de Surinam a su compañero, necesitando de un descanso. Un triple sobre la bocina del tercer cuarto y uno nada más abrir el último, lleno de confianza nada más llegar al ataque, dinamitaban el choque para un UCAM que tocaba su máxima ventaja con un contraataque finalizado por el propio Kloof (62-53, minuto 32).

Es la quinta derrota seguida del UCAM en la Liga Endesa, tres de ellas en un Palacio que cierra la primera vuelta con más decepciones que alegrías

Y de nuevo, apagón. El partido estaba más que encarrilado cuando el UCAM sufrió un parcial de 2-12 en el momento que más invitaba al optimismo (64-65, minuto 38) y se volvía a ver por detrás del marcador. Es lo que tiene seguir carentes de ideas en ataque y basar el juego en el músculo y el corazón. Puede funcionar, pero no es una solución continuada en el tiempo. Por ello, de nuevo Urtasun al rescate. Un triple de Rojas y cuatro puntos del base daban seis de ventaja a 46 segundos del final. Vidorreta pedía tiempo muerto y Abromaitis encestaba rápido de tres puntos, Urtasun no metía canasta en la jugada siguiente y el balón era aurinegro. Oleson trató de hace una falta que debió haber evidenciado más, Beirán recibió y, después de varios botes, empató el partido a 4,5 segundos del final. Urtasun erraba el tiro de la victoria y nos íbamos a la prórroga.

Segundo partido seguido con dos prórrogas

Beirán, que había entrado con solo dos puntos al último cuarto, se iba sintiendo cada vez más cómodo. Un triple como el del empate da confianza a cualquiera, pero ahora se veía capaz de atacar desde el poste bajo, donde generaba ventajas en especial para Iverson, a quien nadie llegaba cuando su par acudía a la ayuda sobre Beirán. Pero el UCAM funcionaba en el otro lado y no malgastaba sus posesiones, bien gestionadas por Urtasun, tirando más de conceptos que de sistemas, y llegaba a esta nueva recta final del partido con ventaja, pero una mala defensa permitía a Iverson recibir cerca del aro y, tras recibir una falta que por los pelos evitó la canasta, empataba desde el tiro libre. El último tiro sería para el UCAM, que después de tiempo muerto encontraría un tiro relativamente cómodo para Soko desde media distancia que no entró, pero se echó en falta que Juárez hubiera apostado por más tiradores en esta situación.

La segunda prórroga, con Urtasun ya en las últimas, podría durar para el UCAM lo que a su mejor jugador hoy le durara la gasolina. Y cuando las fuerzas flaquean se cometen errores, como el robo de Abromaitis a Urtasun después de rebote con empate a 89 a falta de 50 segundos, dando un balón extra que los canarios no desaprovechaban con una canasta no exenta de polémica, pues la bandeja de Beirán golpeaba en la parte superior del tablero generando la sensación de haber tocado el reloj de posesión, pero no era así y la canasta subía al marcador (89-91, 37 segundos para el final).

El UCAM no pudo anotar en su siguiente ataque y Abromaitis se encargaría de sentenciar desde el tiro libre hasta el marcador final. Los de Juárez quedan así muy tocados en lo anímico tras perder un partido que tuvieron en la palma de la mano. A una jornada de terminar la primera vuelta, el UCAM sigue empatado con el descenso.