Baloncesto | Liga Endesa

Doyle no es suficiente y el UCAM vuelve a caer en la Liga Endesa

Momento del partido./G. Carrión / AGM
Momento del partido. / G. Carrión / AGM

Cuarta derrota en cinco partidos para los de Juárez en la competición doméstica, donde siguen con problemas en ataque

EMILIO ÁNCHEZ-BOLEAMurcia.

La actitud es imprescindible, pero no basta con ella. Tampoco con solo Milton Doyle, que explotó con 32 puntos que sirvieron para remontar el partido en la salida de la segunda parte con doce tantos consecutivos, y para mantener la esperanza de los suyos en un último cuarto que el Manresa estaba dominando. Siguen faltando anotadores, como también que los bases hagan jugar con coherencia a sus compañeros. La disciplina manresana, que tenía claro a lo que quería jugar y que contó con un Renfroe candidato a 'MVP' de la jornada -28 puntos y 32 de valoración-, da a los de Juárez su cuarta derrota en cinco partidos.

Y eso que el comienzo daba para ser optimista. El UCAM, como el martes en Rusia, comenzaba el partido con una intensidad superior a la de su rival, una que, pese a algunos fallos fáciles cerca del aro, permitían atacar dos veces a partir del dominio del rebote –cinco capturas ofensivas en el primer cuarto-, una confianza que dio además con minutos de coherencia en el movimiento del balón para que, con su segundo triple, Doyle pusiera ya dos dígitos de ventaja (19-9, minuto 9), reducida a la mitad antes de dar paso al devastador segundo cuarto (22-17).

79 UCAM Murcia

Kloof (4), Doyle (32), Rojas (3), Soko (12) y Tumba (6) –quinteto titular- Durán (0), Urtasun (0), Rudez (9), Oleson (5), Cate (2), Delía (0) y Booker (6).

84 BAXI Manresa

Renfroe (28), Toolson (6), Tomàs (5), Vene (3) y Lalanne (7) –quinteto titular- Jou (0), Lundberg (6), Doellman, Sakho (10), Muñoz (12), Gintvainis (7) y Dragovic (0).

Parciales
22-17, 12-25 (34-42), 22-19 (56-61) y 23-23 (79-84).
Árbitros
Miguel Ángel Pérez Pérez, Luis Miguel Castillo y Arnau Padrós. Eliminado: Kloof.
Incidencias
Palacio de los Deportes de Murcia, 5.021 espectadores. 6ª jornada de la Liga Endesa.

Y es que si al UCAM ya le cuesta jugar en estático con Kloof, con Booker esto parece seguir siendo misión imposible. Un obseso del estudio defensivo como es Joan Peñarroya se frotaba las manos. Presión perimetral y a correr. Las siete pérdidas del UCAM en el segundo cuarto pasaban factura desde el principio y, contando un 2+1 de Lundberg con que se cerró el periodo precedente, el parcial era ya de 0-13 con Manresa por delante. Del 19-9 al 22-27 en cuatro minutos.

Del tiempo muerto de Juárez se salía con cinco puntos seguidos de Oleson y Kloof de vuelta en lugar de Booker, pero el de Surinam quería hacer demasiadas cosas en poco tiempo y la precipitación volvía a hacer presa en el UCAM, indefenso ante el vendaval de Alex Renfroe, autor de diez puntos en los últimos tres minutos de la primera parte para dar la primera ventaja seria a su equipo (34-42).

El segundo cuarto fue demoledor para el UCAM. Manresa anotó más del doble (12-25)

De tres en tres con Doyle

Doyle es uno de esos jugadores americanos de rostro serio vaya como vaya el partido. Sea cual sea el marcador, falle los tiros que falle, él sale a la cancha a ejercer un trabajo, una responsabilidad. Y hay que ver qué espectáculo cuando le entran. En solo 1:57 de juego fue capaz de anotar doce puntos, tres triples y un cuarto camuflado, pues le hicieron falta para tirar tres tiros libres.

Pero los doce puntos llegados en menos de dos minutos no tuvieron continuidad. El UCAM tardó casi tres en volver a anotar, otra vez con Doyle, y ahora era Manresa quien se abonaba al triple, aunque con diferentes ejecutores. Del subidón de verse otra vez por delante en el marcador en un abrir y cerrar de ojos (46-42, minuto 22), el UCAM veía de nuevo cómo el Manresa, poco a poco y no por fogonazos, recogía los frutos de su trabajo. Y para colmo, Renfroe volvía a anotar los puntos que darían ventaja a su equipo antes de entrar al último cuarto (56-61).

Por el motivo que sea, el equipo de Juárez sigue sin saber mantener coherencia ofensiva durante diferentes tramos del partido. No es cuestión de meter o fallar, que también, sino de saber a qué se juega. Booker lo intenta por sí mismo, aunque a veces parece que busque más recuperar sus sensaciones que hacer jugar a los demás, y cuando el UCAM está obligado a jugar en posicional sufre como nadie.

Minutos de no anotar que bastan para que el otro equipo, sin hacer un juego espectacular, vaya tomando ventaja. Y en momentos tan delicados como son el principio de un último cuarto, puede pasar factura. Tanto, que hasta permite a jugadores que no estaban teniendo el día (Toolson, cero puntos hasta ahora) engancharse al partido. Dos canastas suyas seguidas daban la máxima al Manresa (59-71, minuto 34). Por un lado Doyle parecía solo y por el otro Renfroe no hacía sino sumar combatientes.

Doyle estuvo muy solo. Después de sus 32 puntos, Soko anotó veinte menos (12) y nadie más en dobles figuras

Manresa no perdona en el tiro libre

Y de nuevo Doyle al rescate. El escolta murciano tuvo que asumir de nuevo las riendas del equipo para sumar ocho puntos en dos minutos, pero andaba justo de gasolina y además se empleaba a fondo en defensa, donde el UCAM había crecido en intensidad, con nuevo buen partido de Tumba. El último punto de Doyle y después una canasta de Rojas habían puesto al UCAM a cuatro puntos en dos ocasiones (74-78, minuto 39), y Oleson tuvo un triple a falta de un minuto para que la diferencia fuera de solo uno, pero falló.

Ahora la necesidad era enviar al rival al tiro libre. Diez de diez en los últimos tres minutos. El UCAM sigue jugando a tirones –los tirones de Doyle en el día de hoy- y se complica su existencia en la Liga Endesa, donde suma cuatro derrotas en cinco partidos que le harán terminar la jornada, independientemente de lo que pase mañana, en puestos de descenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos