Fútbol Sala

ElPozo dice adiós a Bangkok con la cabeza alta

Un lance del encuentro ante el Magnus Futsal./ElPozo Murcia FS
Un lance del encuentro ante el Magnus Futsal. / ElPozo Murcia FS

El equipo de Giustozzi se queda a un gol de las semifinales tras perder con el Magnus y el empate entre el Barça y el Corinthians

José Otón
JOSÉ OTÓN

ElPozo tendrá que esperar un año más para levantar su primera Copa Intercontinental. En un torneo en el que apenas ha podido jugarse el pase a semifinales en 80 minutos de juego, pecó de inocente y en solo cinco minutos, cuando se puso a merced del vigente campeón del torneo, se dejó zarandear y encajó tres goles que lo han hecho despertar del sueño con el que viajó a Bangkok y por el que adelantó varias semanas la vuelta de las vacaciones. Además, el pacto de no agresión entre el Barça y el Corinthians, que clasificaba a los dos para semifinales, lo terminó de alejar de una semifinales que quizá mereció pero que no supo agarrar cuando las tenía en su mano.

2 ElPozo Murcia

Espíndola, Marc Tolrà, Felipe Valerio, Darío y Fernando -cinco inicial-, Matteus, Leo Santana, Alberto García, Andresito, Pol Pacheco, Miguelín, Álex y Paradynski.

3 Magnus Futsal

Lucas Oliveira, Rodrigo, Leozinho, Charuto y Leandro Lino -cinco inicial-, Walex, Marinho, Danilo, Kevin, Pett, Eder Lima y Lucas.

Árbitros
Mohammed Hassan Hassan, de Egipto; y Nurdin Bukuev, de Kirguistán. Mostraron la tarjeta amarilla a Álex, de ElPozo; y a Danilo, Charuto y Rodrigo, del Magnus Futsal.
Goles
0-1. Minuto 16: Eder Lima. 0-2. Minuto 18: Rodrigo. 0-3. Minuto 19: Kevin. 1-3. Minuto 20: Felipe Valerio. 2-3. Minuto 28: Álex.
Incidencias
Tercer y último partido del grupo C de la Copa Intercontinental de fútbol sala que se disputó en el pabellón Bangkok Arena de la capital de Tailandia, Bangkok, ante unos 3.000 espectadores. EFE

La derrota, a pesar de que no tenía le exigencia de ganar, lo obliga a buscar la revancha consigo mismo en la final de la Supercopa que se disputará el próximo 7 de septiembre en Guadalajara. Pese a las buenas sensaciones mostradas durante muchos minutos de esta Intercontinental, el nuevo ElPozo tiene muchas cosas que aprender. Este torneo, que lo puso en el escaparate mundial seis años después, le puede servir de aprendizaje y de punto de partida. El equipo de Diego Giustozzi se va de Tailandia con la sensación de no haber hecho demasiadas cosas mal, aunque ya sabe que sus prestaciones deben mejorar para ganar ligas, copas, supercopas y trofeos a los que acuden equipos más expertos. Esta vez hay excusa debido al calendario y a la lesión de Miguelín, que apenas se ha dejado ver en Bangkok, pero la exigencia subirá a partir de la próxima semana.

ElPozo tiene más argumentos con la llegada de los nuevos fichajes, pero Giustozzi todavía tiene que terminar de ensamblar las piezas. Y también dotar a sus jugadores de colmillo, que le permita dejar a un lado cierta ingenuidad. En el choque contra el Magnus, por ejemplo, fue cayendo poco a poco en su tela de araña. La de un equipo experto que parecía no hacer nada sobre la pista pero que tenía el mando. Los primeros minutos fueron de dominio alterno, aunque ninguno de los dos se fio de su rival. Fernando tuvo ocasiones, igual que Leo Silva, por el bando brasileño. Andresito y Felipe Valério, que ha demostrado en esta Intercontinental tener ganas de ser un jugador importante en ElPozo esta temporada, también tuvieron el gol en sus botas, pero no acertaron.

Dominó durante más de media hora, pero cinco minutos de desconexión dejan fuera de la lucha por el trono mundial de fútbol sala al equipo de Giustozzi

Demasiadas protestas

Pero el cuadro brasileño tenía un plan y poco a poco lo fueron poniendo en práctica. Se mostró con dureza con el paso de los minutos y, aunque se fueron cargando de faltas, llevaron el choque a su terreno. Protestaron muchas jugadas de la primera parte e hicieron saltar a Álex Yepes, que se encaró con Marinho. El partido iba pintando cada vez peor para ElPozo, a pesar de que el Magnus acumuló cuatro faltas en contra restando diez minutos para el final de la primera parte.

El equipo brasileño fue arrinconando al equipo murciano, que no supo leer el choque. Las ocasiones comenzaron a llegar en cascada para el actual campeón del mundo. Primero fue Rodrigo, que lanzó una falta pegada al palo. Eder Lima se sumó a la fiesta con otra gran ocasión a la media vuelta que dejó patente su calidad. ElPozo no podía pararlos. Hasta que a falta de cuatro minutos para el descanso el Magnus consiguió pegar el primer zarpazo gracias al propio Eder Lima, que hizo el 1-0 con un disparo cruzado.

ElPozo, noqueado, no supo reaccionar ni parar las embestidas de su rival, que siguió disfrutando de ocasiones en las botas de Rodrigo. Solo Leo Santana y Paradynski fueron capaces de responder con dos disparos que pusieron en apuros a Lucas Ferreira. Pero el Magnus siguió con su hoja de ruta y volvió a asestar otros duros golpes. Primero Rodrigo, el mejor del encuentro, y después Kevin. Un 0-3 injusto pero que dejó patente la falta de picardía de un ElPozo. Al menos pudo volver a soñar antes del descanso con el gol anotado por Felipe Valério tras ejecutar una falta desde la frontal.

El equipo murciano no supo aprovecharse de los diez minutos que jugó el Magnus con cuatro faltas en contra y necesitaba cambiar la tendencia por completo en la segunda mitad. No podía dejar al equipo brasileño hacer su juego. Pero no tuvo suficiente poderío. Tuvo ocasiones para acercarse en el marcador, pero el Magnus también pudo sentenciar la contienda mucho antes. Los brasileños, con un fútbol sala control que ya apeó de ediciones de este torneo al Barcelona y al Inter Movistar, pudieron resistir y manejar por completo el tiempo del encuentro. Incluso, tras el 2-3 de Álex Yepes, que tuvo que disparar hasta tres veces a Lucas Oliveira para poder hacer el 2-3.

Quinto puesto final

Giustozzi sacó portero-jugador a falta de menos de cuatro minutos para el final, pero tampoco. Se estrelló contra un muro y comprobó como sus jugadores se ahogaron en la desesperación y se encontraron con una eliminación que no esperaban. Un quinto puesto, al final, que exime a ElPozo de jugar por la pelea de la sexta plaza y le obliga a hacer las maletas antes de tiempo. Al menos, tiene cinco títulos más que disputar esta temporada para enjugar el mal sabor de boca.