La Segunda B tendrá que esperar en el Artés

Diego López se lamenta tras el final del choque contra el Unión Viera. / Jaime insa / agm
Diego López se lamenta tras el final del choque contra el Unión Viera. / Jaime insa / agm

Aunque el Lorca Deportiva gana al Unión Viera, se queda a un gol de la final por el ascenso de categoría

PEDRO RELORCA.

El Lorca Deportiva se quedó ayer a un gol de pasar la segunda eliminatoria de ascenso a Segunda B en un partido en el que mereció mucho más, pero el tanto inicial del Unión Viera fue todo un mazazo en el equipo blanquizul y en la grada. Aunque hubo reacción local, los dos goles posteriores de Mansour y Villanueva no fueron suficientes para que el equipo de la Ciudad del Sol llegara a la final y el Artés Carrasco tendrá que estar otro año sin fútbol de Segunda B.

2 LORCA DEPORTIVA

1 UNIÓN VIERA

Lorca Deportiva
Hortal, Luismi, Argachá, Galiano (Villanueva, minuto 70), Mansour (Sergi, minuto 46), Ángel Robles, Manu Costa, Higgins, Óscar Oliva, Diego López (Nono, minuto 61) y Canty.
Unión Viera
Guanche, Kevin Pérez (Derek, minuto 75), Mario (Sergio González, minuto 70), Ramón, Elvis, Soto, Choco (Saúl, minuto 80), Xiraxi, Julio, Mendoza y Herrera.
Goles
0-1, min. 5, Julio. 1-1, min. 13, Mansour. 2-1, min. 76, Villanueva.
Árbitro
Guzmán Mansilla (Comité andaluz). Mostró tarjetas amarillas a Mansour, Oliva, Álex Guanche, Xiraxi, Ramón, Saúl y Julio. Expulsó al entrenador visitante.
Incidencias
Artés, 2.500 espectadores.

No pudo empezar peor el encuentro, ya que a los cinco minutos marcó el Unión Viera y puso el marcador global con dos goles de ventaja a su favor tras el 1-0 de la ida. El gol de los canarios abortaba, además, cualquier posibilidad de prórroga y llegó tras un fallo colectivo de la defensa lorquina. El balón llegó a Julio y solo tuvo que empujarlo para batir a Hortal. En la jugada siguiente pudo empatar Manu Costa, solo delante del portero, pero su remate fue a las manos de este. Pero a los trece minutos llegó el gol de la igualada gracias a Mansour, que marcó de cabeza tras un saque de esquina y llevó la ilusión a la grada, con tiempo aún para la remontada.

Los siguientes minutos fueron de máxima tensión ya que ninguno de los dos equipos se hacía con el control del juego. Los jugadores del Lorca Deportiva pasaron por un periodo de nerviosismo, tanto en defensa como en ataque. Faltaban más combinaciones y el juego por las bandas se hacía esperar. Tampoco ayudó el árbitro, muy protestado desde la grada por permitir demasiado juego duro por parte visitante. El cuadro canario se sentía muy cómodo, perdía tiempo y conseguía que no pasara nada cerca de su portería.

A falta de cinco minutos para el descanso se pudo romper la igualada tras un barullo dentro del área visitante en el que Galiano remató, pero el guardameta visitante salvó un gol cantado. Fueron minutos intensos con el Unión Viera encerrado atrás como consecuencia de la presión de los lorquinos. Con el empate los jugadores se fueron a vestuarios a reponer fuerzas para un segundo acto que prometía ser intenso.

Dominio sin gol

Al inicio del segundo tiempo el Lorca Deportiva hizo una modificación: Sergi entró por Mansour, que estaba amonestado. Fueron minutos de intenso dominio lorquino, con llegadas al área continuas, pero no llegaba el gol. La jugada más clara fue de Manu Costa, que remató de cerca a las manos del portero. En cualquier contra podía marcar el Unión Viera y la situación era peligrosa. Pese a todo, Sergio Sánchez se la jugó y quitó al central Galiano para dar entrada al delantero Villanueva.

El Lorca Deportiva, con quince minutos por delante, necesitaba dos goles. Y a los 76 minutos Villanueva puso el 2-1 para los lorquinos e hizo soñar al Artés. Sergi tuvo el 3-1 en sus botas, pero erró y el partido acabó sin más goles. Fue así el final de un sueño que condena al Lorca Deportiva a seguir en el pozo de la Tercera otro año.