Atlético de Madrid

Vitolo, un año de más sombras que luces en el Atlético

Vitolo, en el partido de Copa del Rey ante el Sant Andreu./Atlético de Madrid
Vitolo, en el partido de Copa del Rey ante el Sant Andreu. / Atlético de Madrid

El canario no cuenta para Simeone todo lo que esperaba cuando fichó por el club rojiblanco en una de las operaciones más rocambolescas de la historia de la Liga

ICÍAR MUÑOZMadrid

Se cumple un año de la esperada llegada de Victor Machín 'Vitolo' al Atlético de Madrid, demorada por la sanción de la FIFA al club rojiblanco por las irregularidades cometidas en la contratación de jugadores menores, pero realmente el 2018 no fue como soñaba el jugador. El canario pensaba que todo el esfuerzo hecho tendría su recompensa en Madrid, pero no ha sido así.

Hay que recordar que el fichaje del canario por el equipo colchonero fue todo un culebrón. Quizá es una de las operaciones más surrealistas de la historia de la Liga. En apenas 48 horas se dieron muchas situaciones contradictorias. Primero Pepe Castro, presidente del Sevilla, anunció la continuidad del internacional, entonces fijo para Julen Lopetegui, dando por hecho la renovación del futbolista con el club de Nervión. Lo hizo a pesar de que faltaba la firma de Vitolo, pero pensó que con la palabra de su padre y lo negociado con los agentes de Bahía Internacional sería suficiente. Pero entonces apareció con fuerza el club madrileño, sobre todo por la insistencia del entrenador del Atlético de Madrid. El argentino forzó e incluso transmistió al jugador su interés en que llegase al club pese a que la sanción internacional le impedía arrancar la campaña de rojiblanco. Así, pocas horas después se anunciaba la llegada del jugador al Atlético a partir de enero ya que había rescendido de su contrato con el equipo andaluz pagando la cláusula de rescisión. Al ser agente libre encontró acomodo en Las Palmas, su club de origen, en una operación que el Sevilla demandó. Pepe Castro quedó muy tocado por lo sucedido ante su afición, Vitolo pasó a ser el enemigo número 1 del Sánchez Pizjuán y los agentes del jugador, cuya imagen pública salió dañada, quedaron en entredicho. Además su estancia en Las Palmas estuvo llena de problemas: el equipo amarillo no funcionaba, tuvo varias lesiones y vivió varios cambios de entrenador que no ayudaron a coger ritmo de competición antes de llegar a Madrid.

Cuando parecía que el 2018 iba a ser el año del extremo, que sería un revulsivo como Diego Costa le costó adaptarse a las órdenes del técnico argentino. No tuvo continuidad y las lesiones han sido su peor pesadilla. En la temporada 2017/2018 tuvo apariciones esporádicas donde no se confirmaba como una apuesta firme en el once titular de Simeone, donde jugó 23 partidos, 13 de ellos como titular. Desde marzo ya vio que el Mundial cada vez estaba más lejos y no entró en la convocatoria final de seleccionados por Lopetegui para defender a España en Rusia, a pesar de haber sido un hombre importante con La Roja en los años anteriores con el técnico vasco, marcando goles y formando una buena sociedad con Diego Costa. Por este motivo, tuvo tiempo de demostrar su valía al Cholo en la pretemporada, pero si miramos la estadística parece que no le convenció. Además en verano le llegó competencia, con el millonario fichaje de Lemar, por lo que ha tenido que jugarse el puesto a pulso también con el francés además de otros que ya estaban como Correa. Esa batalla, por el momento, no la ha terminado de ganar, ya que de lo que va de temporada 2018/2019 solo ha jugado 13 partidos (siete de Liga, tres de Champions League, dos de Copa del Rey y un rato en la SuperCopa de Europa ganada en Tallín).

Cuando todo apuntaba a que con la lesión de Diego Costa ganaba muchas opciones de ser titular para el entrenador rojiblanco, tampoco ha sucedido ya que parece tener por delante a los citados Lemar y Correa. Los últimos fichajes procedentes del Sevilla por el Atlético no parecen cuajar del todo desde la llegada del Cholo al club madrileño. Al menos así sucedió con Kevin Gameiro, que tampoco rindió al nivel mostrado con Unai Emery tanto en competición nacional como en la Europa. El jugador sigue trabajando a la espera de su oportunidad, pero los minutos no le llegan a pesar de que en sus últimas apariciones sí ha tenido un mejor nivel. Aún no ha sido titular en Liga y cuenta en total con 513 minutos contando todas las competiciones. A pesar de ello, el canario asegura que no saldrá en el mercado de invierno, pero si sigue sin contar con muchos minutos podría plantearse la salida en verano. No es la opción que quiere el jugador, que llegó pensando que tendría otra vida en el Atlético de Madrid.