Primera

El rompecabezas en el que no piensa Simeone

Diego Pablo Simeone, durante un partido. /Efe
Diego Pablo Simeone, durante un partido. / Efe

Con el club metido en varias negociaciones y con Gelson como pieza clave para una posible llegada de Morata, el argentino opta por buscar soluciones inmediatas a su equipo

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

«¿Fichar? El entrenador espera a lo que decida el club. Hay jugadores que necesitan minutos, algunos que el club necesita vender, otros que pueden llegar.». Las palabras de Diego Pablo Simeone tras un nuevo empate ante el Girona en Copa dejaban claro que todo puede pasar en este mercado de invierno en las oficinas del Metropolitano y que cuando llegue el mes de febrero no estarán los mismos jugadores que están a día de hoy. Los focos se centran en dos salidas y una llegada, porque lo que está claro es que para que llegue alguien primero hay que dejar hueco en el límite salarial para no romper el 'fair play' financiero. Trabajo para Andrea Berta y Miguel Ángel Gil, del que Simeone parece querer tomar algo distancia en público.

Nikola Kalinic llegó del Milan a cambio de 15 millones de euros y sólo ha jugado 16 partidos -9 como titular- para un total de 769 minutos y 3 goles

Las negociaciones a tres bandas oscilan como la bolsa de Wall Street y lo que hora parece imposible, mañana podría estar a punto de cerrarse. Al menos así lo cuentan las partes implicadas. El Atlético sabe que primero tiene que buscar salida a los dos jugadores que menos minutos han tenido en el equipo y que peor rendimiento han dado desde que llegaran este pasado verano al equipo rojiblanco. Nikola Kalinic llegó del Milan a cambio de 15 millones de euros y sólo ha jugado 16 partidos -9 como titular- para un total de 769 minutos y 3 goles. Unos números muy pobres para un delantero que no ha sabido aprovechar las oportunidades recibidas ni la lesión de Diego Costa. A pesar de su edad, 31 años, y de su rendimiento además de su indisciplina en el Mundial, el croata sigue teniendo buen cartel en Europa y hay varios equipos que ha preguntado por él. El más interesado es el Mónaco de Thierry Henry, que busca salir del pozo de resultados en el que está inmerso con fichajes de renombre como el de Cesc o el propio Kalinic. Su marcha, además de dejar dinero por el traspaso, dejaría el dinero de su ficha para acometer otra operación.

Gelson apenas ha jugado 12 partidos -sólo cuatro como titular- para sumar una pírrica cifra de 446 minutos

En una situación similar se encuentra Gelson Martins, que a pesar de llegar con vitola de gran fichaje, apenas ha contado con minutos y ha sido uno de los señalados por Simeone en buena parte de la temporada. Su falta de adaptación al equipo, al sistema de trabajo del argentino y sus problemas físicos han impedido que rinda al nivel esperado. Apenas ha jugado 12 partidos -sólo cuatro como titular- para sumar una pírrica cifra de 446 minutos. Además, los problemas legales por su fichaje siguen siendo un dolor de cabeza para el Atlético, ya que el Sporting de Portugal reclamará al equipo rojiblanco 105 millones de euros por el extremo luso, cuando Gelson se desvinculó del equipo atendiendo a las agresiones sufridas por radicales del club y que le permitían salir libre. Aunque el Atlético ofreció 15 millones, el club lisboeta ha decidido denunciar a los rojiblancos ante la FIFA y reclamar una cantidad desorbitada.

Álvaro Morata, delantero del Chelsea.
Álvaro Morata, delantero del Chelsea. / Efe

Morata y el efecto dominó...

La salida de estos dos jugadores, de otra manera se antoja imposible, provocaría la llegada de Álvaro Morata. El delantero del Chelsea, que quiere salir del conjunto 'blue', estaría encantado de volver al equipo del que es canterano y con el que se le ha relacionado varias veces. La última el verano pasado. Morata ha jugado 24 partidos esta campaña y ha anotado 9 goles en 1498 minutos, pero no termina de entenderse con su entrenador Maurizio Sarri. En los partidos importantes ha sido suplente, estando a veces a la sombra de Olivier Giroud. Deportivamente volvería a la Liga y a disputar la Champions League -con el Chelsea juega la Europa League- y lo haría a las órdenes de un entrenador que ya ha demostrado en varias ocasiones que es de su agrado. Personalmente, tanto el jugador como su familia estarían encantados de regresar a Madrid.

Sarri ya ha dejado claro que sólo permitirá la salida de Morata si llega un recambio y el elegido es Gonzalo Higuaín, con el que ya coincidió en el Nápoles

Pero para que se cierre su llegada hay varios problemas sobre la mesa con difícil solución. El primero, que el Atlético consiga liquidez para afrontar la operación y que el Chelsea acceda a una cesión con opción de compra que le haga recuperar parte de los 80 millones de euros que pagó por del delantero hace dos campañas al Real Madrid. Además, Sarri ya ha dejado claro que sólo permitirá la salida de Morata si llega un recambio y el elegido es Gonzalo Higuaín, con el que ya coincidió en el Nápoles en la temporada 2015-16 y con el firmó su mejor temporada anotadora: con 38 goles. Si el Milan no dejara salir al argentino, el Chelsea tendría como segunda opción al delantero del Bournemouth Callum Wilson, que lleva 10 goles esta temporada y conoce a la perfección el fútbol inglés.

 

Fotos

Vídeos