Mercado de fichajes

Cuenta atrás para resolver los deberes pendientes

Gareth Bale, durante un partido de pretemporada con el Real Madrid./EFE
Gareth Bale, durante un partido de pretemporada con el Real Madrid. / EFE

Real Madrid, Barcelona y Atlético tienen muy perfiladas sus plantillas pero aún les quedan tareas por completar a menos de un mes para el cierre del mercado

JONAY ANTÓNMadrid

El mercado de fichajes se mueve ya en modo contrarreloj. La cuenta atrás ha comenzado, especialmente en ligas como la inglesa, que cierra su periodo de inscripciones el 8 de agosto. La ventanilla de la Liga permanecerá abierta hasta el 2 de septiembre, pero pese a que resta algo más de cuatro semanas, los equipos de Primera se afanan por aquilatar sus plantillas abordando los deberes que han dejado pendientes para el octavo mes del año. Una empresa a la que no son ajenos en los despachos de Real Madrid, Barcelona y Atlético, principales candidatos al título.

La lista de tareas por completar es aún larga en el Santiago Bernabéu. Las sensaciones del Real Madrid en pretemporada no están siendo las que esperaban en la 'casa blanca' y, para más inri, tiene múltiples frentes que zarandean el nuevo proyecto de Zinedine Zidane. Por materializar queda uno de los grandes deseos del marsellés, el fichaje de Paul Pogba. El centrocampista del Manchester United estaba llamado a ser la piedra angular de la reconstrucción de un equipo que viene de firmar una campaña paupérrima. Pero el futuro del 'box to box' francés sigue sin resolverse a menos de una semana de que se clausure el mercado en la Premier.

A la tremenda complejidad de un traspaso que difícilmente bajará de los 150 millones de euros dada la reticencia en Old Trafford a ver partir a una de sus grandes estrellas, se suman los problemas en la 'operación salida' de Chamartín, donde tienen que desprenderse de futbolistas para hacer caja y cumplir con el 'fair-play' financiero.

A uno de ellos, James Rodríguez, de vuelta tras su cesión de dos años en el Bayern de Múnich, ni pensaba verlo Zidane trotando de nuevo por la Ciudad Deportiva de Valdebebas, pero la gravísima lesión de Marco Asensio y la goleada sufrida a manos del Atlético -uno de los posibles compradores- en la International Champions Cup han devuelto al colombiano a las órdenes de un técnico que no le tenía apuntado en su libreta para el curso que está a punto de comenzar.

Más explosiva aún es la permanencia de Gareth Bale, que estuvo a punto de ir al fútbol chino sin que finalmente se rematase su fichaje por el Jiangsu Suning. La vía más factible para que el 'Expreso de Cardiff' deje de vestir la elástica blanca es un retorno a la Premier, con el Tottenham o el Manchester United como posibles destinos y un valor de marcado en caída libre.

Mariano, al que corteja el Mónaco, tiene la puerta abierta pero el ariete se resiste a salir y algunas voces en el Madrid se preguntan si con Benzema y Luka Jovic será suficiente. Además se negocia por Donny van de Beek, centrocampista del Ajax que este viernes admitió el interés de los blancos por sus servicios, dados los problemas para reclutar a Pogba. Tampoco se descarta que partan Isco o Lucas Vázquez si llegan ofertas apetecibles.

Con un ojo en Neymar

El Barcelona ha entrado en un estado de relajación tras el revuelo del caso Griezmann. Con un calendario de preparación atípico, apenas dos partidos hasta la fecha, las dudas en el conjunto culé son pocas pero importantes tras la venta de Malcom al Zenit. La gran incógnita es la posible vuelta de Neymar, cuya relación con el PSG sigue marcada por la tensión. Queda también por resolver la situación Coutinho, que podría entrar en la operación que posibilitase el retorno del paulista.

Prioritario en Can Barça es incorporar a un lateral izquierdo para dar minutos de descanso a Jordi Alba. La primera opción es Junior Firpo, aunque si el Betis se pone duro en la negociación, Philipp Max, una de las promesas del fútbol alemán, o David Alaba, del Bayern, figuran en la agenda. En cuanto al once, queda por ver el encaje de Frenkie de Jong en la medular y la disposición del frente de ataque si llegase Neymar.

El Atlético ha confeccionado una gran plantilla pero quiere poner la guinda al pastel. Los objetivos pasan por reforzar el lateral izquierdo para que haya competencia con Renan Lodi y sumar un centrocampista de primer nivel. Los nombres que suenan con más fuerza son los de James y Eriksen, aunque son operaciones complejas. En cuanto a las ventas, la entidad trata de dar salida a Kalinic, cuyo elevado salario perjudica la búsqueda de destino.

El otro equipo español que disputará la Champions, el Valencia, se ha visto sacudido por una crisis institucional suavizada con la continuidad de Mateo Alemany como director general. En un verano que se presentaba tranquilo en Mestalla, con pocas incorporaciones y la permanencia de sus piezas clave, la afición ché se ha visto convulsionada por la tensión vivida en el seno del club.

Alemany quería incorporar a Rafinha pero el dueño del Valencia, Peter Lim, frenó la operación. Finalmente este viernes hubo fumata blanca y Alemany seguirá al frente de la parcela deportiva del club, lo que aborta la amenaza de dimisión de Marcelino como técnico. Queda ahora reactivar la búsqueda de un cuarto central y adoptar una decisión sobre el futuro de una de las perlas del cuadro che, el coreano Kang In Lee, mejor jugador del Mundial sub-20.