Jornada 36

Una derrota normal y sin consecuencias para el Barça

Maxi Gómez, con Iago Aspas a hombros, celebra el 1-0 ante el Barça. / Óscar del Pozo (Afp)

El Celta escapa del descenso tras ganar a un equipo azulgrana irreconocible que no perdía desde noviembre

JESÚS BALLESTEROSBarcelona

Nadie puede llevarse a engaño, porque la Liga quedó finiquitada hace algunos días, cuando el Barcelona derrotaba al Levante y se proclamaba campeón del torneo doméstico. Con un mes por delante, las jornadas que restan del campeonato no son más que un trámite que el equipo de Ernesto Valverde debe cumplir. Un trámite que no debe despistarle de los otros grandes objetivos de la temporada.

Así que quizás la derrota ante el Celta, el primer tropiezo serio del equipo desde noviembre, cuando el Barcelona fue derrotado por el Betis, no deba tomarse muy en cuenta en el balance global azulgrana. El Celta ganaba en Balaídos, derrotando al campeón liguero de forma notable y sumando tres puntos que valen oro para alejarse de forma definitiva de los puestos que mandan a Segunda División. Es decir, estamos hablando ya de partidos que carecen de valor competitivo para los azulgrana, más allá de los minutos que puedan tener los suplentes o canteranos para valoración interna de Valverde.

Y es que el técnico azulgrana afronta en los próximos días la posibilidad de estar en la final de la Champions. Certificando así otro partido único tras asegurarse la final copera del próximo 25 de mayo. Ya tiene el Barcelona un título en la buchaca, y por qué no soñar con un triplete visto lo visto en lo que va de campaña. El punto de atención está ahora en la Champions y en la cita de la Copa del Rey ante el Valencia. Apenas unos partidos para ser el rey de reyes más allá de ganar otra Liga más en una década prodigiosa.

2 Celta

Blanco, Mallo, Cabral, Araújo, Olaza, Boudebouz (Jozabed, min. 85), Okay, Lobotka, Boufal (Brais Méndez, min. 71), Iago Aspas y Maxi Gómez (Beltrán, min. 91).

0 Barcelona

Cillessen, Wague, Todibo (Murillo, min. 68), Umtiti, Vermaelen, Arthur (Vidal, min. 62), Riqui Puig, Aleñá, Dembélé (Collado, min. 6), Boateng y Malcom.

ÁRBITRO:
Sánchez Martínez (Murciano). Amonestó a Vermaelen, Umtiti, Todibo, Boateng y Vidal.
GOLES:
1-0: min. 67: Maxi Gómez. 2-0: min. 88: Iago Aspas, de penalti.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la 36ª jornada de Liga, disputado en el estadio de Balaídos. 28.000 espectadores.

Viendo el once sacado de inicio por Valverde, uno intuía que los tres puntos eran mucho más importantes para los locales que para el conjunto azulgrana. Cillessen, Wague, Todibo, Umtiti, Vermaelen, Arthur, Riqui Puig, Aleñá, Malcom, Dembélé y Boateng formaban un equipo inicial que dejaba a las claras la importancia real que el choque liguero tenía para los culés. La escuadra inicial estaba cargada de suplentes y canteranos para satisfacción del Celta que se jugaba la temporada.

Más información

Pese al control de los primeros 45 minutos por parte del Barcelona y el planteamiento inicial de jugadores que quieren ganarse un puesto en can Barça, el líder no transformó ese control en ocasiones y el Celta vio la posibilidad, única por otro lado, de zanjar la temporada. Propicia era la situación y propicios los condicionantes con los que el Barça afrontaba el choque. Los tres puntos daban la vida al Celta y lo alejaban de forma trascendental de la zona de descenso.

El choque, en el que el Barcelona apenas inquietó la portería de Mallo, quedó resuelto en el segundo de los asaltos con goles de los dos máximos artilleros vigueses del momento, Maxi Gómez y Iago Aspas. El argentino anotaba pasada la hora de partido cuando Valverde ya había movido el esquema inicial buscando mantener esa racha de resultados que se extendía desde noviembre.

La puntilla llegaba ya con los minutos postreros del duelo, cuando Aspas anotaba un penalti por mano de Umtiti para zanjar los tres puntos. El francés, relegado ya a un papel secundario, cometía mano para satisfacción de los locales.

Volvía a perder el Barcelona, que no sabía lo que era claudicar en los últimos 23 encuentros de la competición. Lejísimos quedaba ya aquella derrota ante el Betis en el Camp Nou. Pero ya resuelto el campeonato, el equipo necesita dar aire a sus estrellas para poner el foco en las otras competiciones. Sin Messi, Luis Suárez, Ter Stegen, Piqué, Lenglet, Jordi Alba, Rakitic, ni Busquets, la derrota no pasará de una anécdota si el martes saca adelante la eliminatoria de Champions ante el Liverpool.