Análisis

Achraf se licencia con la 'fórmula Carvajal'

Achraf le dedica al hijo que espera el segundo gol que marcó ante el Slavia. /David W. Cerny (Reuters)
Achraf le dedica al hijo que espera el segundo gol que marcó ante el Slavia. / David W. Cerny (Reuters)

El doblete del lateral ante el Slavia apuntala el crecimiento de un futbolista que está aprovechando su cesión al Dortmund para reclamar un billete de vuelta al Real Madrid

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Achraf Hakimi está de moda. El internacional marroquí selló el miércoles con un doblete la victoria del Borussia Dortmund en el campo del Slavia de Praga que coloca al conjunto teutón líder del grupo F de la Liga de Campeones. El lateral abrió el marcador con una enorme galopada en el minuto 35 que le permitió lucir su destreza con las dos piernas: condujo y recortó con la derecha para disparar con la izquierda, culminando una carrera que inició en campo propio y en la que fue destrozando rivales a su paso para firmar uno de los mejores tantos de la presente edición de la Champions. Y cuando el choque agonizaba, certificó el triunfo con un disparo cruzado.

Percutiendo a veces por la derecha, a veces por la izquierda, Achraf mareó a los laterales de la escuadra checa, incapaces de sujetar a un futbolista lleno de desborde y potencia que ha alzado el vuelo en Alemania. Una evolución que hace que en el Bernabéu sopesen su vuelta en verano, satisfechos de haber explorado de nuevo la 'fórmula Carvajal'.

Como hiciese en su día el lateral de Leganés en el Bayer Leverkusen, Achraf está sacando rendimiento máximo a su estancia en el equipo renano, con el que se convirtió en una de las revelaciones de la Bundesliga en su primera campaña, ratificando en esta segunda las condiciones que llevaron a Zinedine Zidane a auparle desde el Castilla en el tercer curso del marsellés en el banquillo de Chamartín. Una decisión no exenta de controversia.

Alegaron los detractores del técnico que el ascenso del joven, que por entonces no había cumplido los 18 años, venía motivado por su amistad con Enzo Zidane. Nacido en Getafe, de padres marroquíes emigrados a España, llevaba desde 2006 en La Fábrica y había pasado por todos los escalafones hasta debutar en el primer equipo en un partido ante el Espanyol en el que la baja de última hora de Carvajal, afectado de pericarditis, le abrió las puertas de la titularidad.

Su zancada y resistencia habían llamado la atención de sus compañeros en Valdebebas. Tanto que le apodaron 'La gacela del Atlas', en referencia a la región de origen de su familia. Su actuación aquel día le valió los elogios de Zidane, que había abortado su salida al Alavés.

Marcado por el 'pepinazo'

Disputó 17 partidos aquel curso, trece de ellos como titular. Un total de 1.226 minutos en los que marcó dos goles, ambos en Liga frente a Sevilla y Celta. Pero la inexperiencia se cobró también su peaje. Fue uno de los señalados por el 'pepinazo' en cuartos de final de la Copa del Rey, cuando la 'unidad B' de la que formaba parte naufragó en una de las noches más amargas de Zidane. Errático, quedó marcado por la acción que permitió al conjunto albiazul abrir el marcador. Una mala entrega suya a Nacho, que no fue capaz de sujetar la bola, habilitó a Eraso para batir a Kiko Casilla. El Bernabéu clamó contra el lateral y Zidane le relevó en el minuto 69, silbado por el respetable. Su suerte estaba echada.

Al término de aquella campaña en la que se proclamó campeón de Europa en Kiev, Achraf puso rumbo Dortmund. El Real Madrid acordó una cesión por dos años a fin de que se foguease. Los blancos ataron ese verano a Álvaro Odriozola para que compitiese con Carvajal y el hispano-marroquí comenzó a hacer méritos para sacar su billete de vuelta.

Comenzó como un tiro a las órdenes de Lucien Favre, que aprovechó su destreza con ambas piernas para ubicarle indistintamente en los dos costados. Marcó tres goles en 28 partidos durante su primera campaña de aurinegro, pese a que una rotura del metatarso del pie le dejó sin competir los dos últimos meses.

«Ayer le prometí a mi mujer que saldría al campo con una meta bien clara: marcar un gol para dedicárselo a nuestro futuro bebé. La alegría e ilusión me empujaron a marcar no uno, sino dos»

Pasó por el quirófano en Murcia y se recuperó en compañía de su pareja, la actriz Hiba Abouk, con la que espera su primer hijo, según confirmaron ambos este jueves. «Ayer le prometí a mi mujer que saldría al campo con una meta bien clara: marcar un gol para dedicárselo a nuestro futuro bebé. La alegría e ilusión me empujaron a marcar no uno, sino dos», proclamaba eufórico el futuro padre.

Diez encuentros en lo que va de temporada le han bastado para igualar ya esa cifra de tres dianas que firmó en la anterior. «Volver al Madrid no depende de mí. Tienen que hablar los dos clubes y ellos decidirán a final de año», apuntó tras su exhibición contra el Slavia, incidiendo en que «no sería un fracaso no volver al Real Madrid en verano» ya que su objetivo es «seguir creciendo». En Dortmund no quieren perderle. «Haremos lo que sea para mantenerlo», manifestó Hans-Joachim Watzke, CEO del club. Con otros equipos atentos, el Madrid monitoriza la evolución de un futbolista que, como el noruego Martin Odegaard en la Real Sociedad, está sacando máximo partido a su cesión.