Rueda de prensa

Luis Enrique: «Un relevo generacional lleva tiempo»

«Me encantaría tener un bloque casi hecho, tener un once y 23 fijos, pero es irreal viniendo de donde venimos», avisa el asturiano

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENValencia

Luis Enrique compareció en Mestalla antes de la última sesión, celebrada a puerta abierta ante unos diez mil aficionados, para mostrarse satisfecho del trabajo completado por sus hombres en esta semana de entrenamientos previos al doble duelo ante Noruega (de este sábado) y Malta (el martes día 26 en La Valetta). Antes de atender a los medios, miró la pared en la que había distintas frases de entrenadores legendarios del Valencia, entre ellos Jacinto Quincoces, Héctor Cúper y Rafa Benítez. Después dejó claro un mensaje de cara al futuro: «Hay que mejorar, es evidente».

En esa idea insistió varias veces, primero cuando le recordaron que lleva 41 convocados en menos de nueve meses y seis partidos en el cargo. «No tengo ninguna prisa, me encantaría tener un once y tener 23 jugadores siempre, pero eso es imposible, no existe; va a ser un proceso largo. Ya no hay pruebas, empiezan los partidos oficiales, ya no hay tests, empieza lo serio, pero seguiré probando jugadores, seguro. Venimos de tres fase finales que no hemos estado ni de cerca donde esperábamos y se necesitan resultados. Hay que buscar un relevo generacional o llamadle como queráis. Hay que generar a través de la calidad que tenemos y de la confianza otro bloque ganador. No sé si es una transición, la realidad es que estamos en ese proceso».

«Venimos de tres fase finales que no hemos estado ni de cerca donde esperábamos y se necesitan resultados»

Y, cuando le recordaron que Lagerbäck cree que España tiene Mejor equipo que la de 2008 evitó entrar en polémicas aunque se permitió insistir en su idea: «Es una opinión. Cualquier comparación que hagamos salimos perdiendo. Yo creo que perdemos con las selecciones que ganaron las dos Eurocopas y el Mundial, pero tenemos que compararnos con las demás. Y seguimos donde estábamos cuando llegamos al cargo: novenos. El último título lo ganamos hace tres campeonatos. Yo puedo hablar de mi proyecto. Y esta es la primera gran fase de clasificación. Aquellos jugadores han cumplido años y algunos están retirados. Ahora buscamos otro bloque ganador. Conquistar títulos no es muy fácil».

Y es que el asturiano quiere no aferrarse el pasado. «Mi proyecto arranca con la Nations League y la primera fase de clasificación de un gran torneo la empezamos mañana. Estoy contento con lo que visto en el equipo. Solo nos superaron claramente en tres contras ante Inglaterra. Los resultados son los que son, no tengo que maquillarlos y esconderlos. Hay que mejorar, es evidente. Desde la primera concentración he visto hambre y ambición. Tenemos calidad y queremos crear un bloque ganador. Hace ya bastantes años que no ganamos nada».

Certezas y mucho a mejorar

Luis Enrique tiene varias cosas claras. Una, sus porteros, y otra su sistema. «La explicación es lo que escojo. Tengo plena confianza en todos mis porteros (De Gea, Kepa y Pau han repetido en las cuatro listas). El tiempo dirá si acerté o me equivoqué, pero con eso ya juego. En principio vamos a seguir jugando el mismo sistema», apuntó. No duda de ese 4-3-3 y aunque sabe que «Parejo es un pivote» cree que «al nivel que está puede jugar de interior perfectamente». No ve claro, por contra, poner de inicio a Busquets y Rodrigo juntos. «Hemos sido sólidos, aunque no me gustó cómo recibimos goles con Inglaterra. Contra Croacia pudimos ganar hasta el 85' y luego nos lo jugamos todo a una carta. Pero estoy contento».

«Hay que crear una nueva Selección y eso sólo se consigue con tiempo, con partidos y con buenos resultados»

Luis Enrique explicó las virtudes de Noruega y detalló que es la típica selección del norte de Europa, con un poderío físico superior al de España. «No pierden mucho tiempo en la elaboración, exhiben un juego directo, con buenas incorporaciones de los laterales, cuentan con dos buenos delanteros y su jugador más decisivo es Joshua King. Vamos a intentar minimizar sus virtudes, la más importante es el contragolpe, haciendo un buen partido y teniendo sobre todo el balón», apuntó antes de recordar que también será importante el juego aéreo después de lo visto en los partidos anteriores. «La mejor manera de defender es teniendo el balón el más tiempo posible en campo contrario».

Asensio, sin problemas

El asturiano, tras la baja de Fabián Ruiz por gripe A, no tiene ningún tocado ante Noruega. «Es cierto ha tenido un golpe, ha venido con un golpe en el interior del gemelo, en el sóleo. Se ha ido incorporándose paulatinamente, hoy se entrenará sin problemas con el resto del grupo y estará disponible»

El asturiano dice tener ya un diagnóstico de las facetas a mejorar por su equipo, ese que disparó la euforia en septiembre, desinfló el globo de la ilusión en octubre y se pinchó en noviembre. «En Croacia mostró muchas cosas de las que le había pedido. Veo gente con gran crecimiento. He escogido los 23 que yo considero que están mejor para estos dos partidos. No es el grupo que más hambre tiene. He visto la misma ambición y las mismas ganas de entrenar desde la primera concentración desde septiembre».

El derbi asturiano

Luis Enrique dejó la nota simpática de la rueda de prensa al confirmar que, si todo va bien, podrá disfrutar del derbi asturiano entre Sporting y Oviedo mientras cena en el Parador de El Saler junto a su equipo de trabajo, plagado de otros hinchas del cuadro rojiblanco como el médico Óscar Celada;el psicólogo Joaquín Valdés, el readaptador Lorenzo del Pozo, el analista Juanjo González... e incluso el jefe de prensa, Pablo García Cuervo. «Si todo va bien y ganamos veré el derbi asturiano. Si las cosas van mal, me daré de cabezazos contra la pared y no estaré para ver fútbol, porque estamos centrados aquí. E iré con mi equipo, el Sporting», zanjó.

«Me gustaría encontrar esa química con nuestra afición, es básico y fundamental para llegar a la siguiente fase»

Por último lanzó un deseo sobre el ambiente que espera en Mestalla. «Me gustaría ver un estadio lleno, porque en algún momento, espero que pocos, vamos a necesitar apoyo. Me gustaría encontrar esa química con nuestra afición, es básico y fundamental para llegar a la siguiente fase».