Baloncesto | LEB Plata

Al Murcia se le escapa el ascenso en Almansa en el último suspiro

Lance del partido entre el CB Almansa y el Real Murcia Basket, disputado este sábado./Real Murcia Basket
Lance del partido entre el CB Almansa y el Real Murcia Basket, disputado este sábado. / Real Murcia Basket

El conjunto de Monclova no consigue sacar partido de la renta de dos puntos conseguida en la ida en el Príncipe de Asturias

SERGIO CONESAAlmansa

No pudo ser. Al Real Murcia se le escapó el ascenso este sábado en Almansa tras perder por 89 a 86 en la vuelta del 'playoff' de ascenso a LEB Oro, por lo que fue insuficiente la renta de dos puntos conseguida en la ida en el Príncipe de Asturias. Un canastón a falta de un segundo y medio para el final de Graham Bell le dio el ascenso al equipo manchego y dejó a los murcianos con la miel en los labios. Lo intentaron en la última posesión, pero el tiro de Nielsen se fue contra el aro y estalló la fiesta de Almansa que asciende a la segunda división del baloncesto nacional.

89 CB Almansa

Harris Jr. (5), Kevin Navarro (15), Graham Bell (14), Santonja (12) y Granado (22) -quinteto titular- Javier Hernández (7), Gerard Blat (9), Mendicote (-), Joaquín Molina (-), Nil Bria (5), Olechnavici (-) y Lamine Dieng (-).

86 Real Murcia Basket

Samu Alcaraz (17), Nielsen (5), Beranek (17), Patrick Whelan (19) y Sergio Mendiola (10) -quinteto titular- Fernández Noval (3), Ballesta (-), Mehinti (2), Coello (3), DeShawn Curtis (2), Alfonso Navarro (-) y Chuso González (8).

Parciales:
26-22, 24-19, 21-30 y 18-15 (89-86).
Árbitros:
De Lucas y Cristobal Sánchez.
Incidencias:
Pabellón Municipal de Almansa. 1.200 espectadores, 150 de ellos desplazados desde Murcia.

El partido comenzó con una gran intensidad por parte de los locales que querían hacer valer el apoyo de su público. El Real Murcia Baloncesto, al igual que en la ida en el Príncipe de Asturias, apostó por buscar el acierto en el juego exterior de sus tiradores para lograr el ascenso. Sin embargo, sufrió demasiado en la pintura con un equipo local que supo aprovechar su superioridad al final del primer cuarto (26-22). Peor todavía lo pasó el equipo murciano en el segundo. Entró bien pero se fue diluyendo como un azucarillo. Kevin Navarro y Granado lideraron a los manchegos que se iban nueve arriba al descanso (50-41), aunque llegaron a ir trece arriba.

El tercer cuarto fue una exhibición ofensiva por parte de Murcia. No había defensa que anulara los tiros de los granas más allá de la línea de 6,75 metros. Los locales dominaban en la pintura, pero los visitantes barrían fuera de ella con triples de Beranek, quien destacó por primera vez en el partido, Whelan y Samu Alcaraz. Los de Monclova llegaron a tener su máxima del partido con tres arriba y afrontaron el último cuarto con empate a 71. Dos antideportivas para los visitantes y varios malos ataques a falta de cuatro minutos impidieron a los de Monclova irse en el marcador. Y así llegó el triste final para el Real Murcia Baloncesto cuando ya saboreaba el ascenso.