Supercopa Endesa

Mirotic y Claver llevan al Barça a la final

Nikola Mirotic lucha con el francés Louis Labeyrie. /Efe
Nikola Mirotic lucha con el francés Louis Labeyrie. / Efe

El exmadridista y el campeón del mundo lideran el sufrido triunfo azulgrana ante el Valencia, que tuvo sus opciones con los triples de Marinkovic

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Nikola Mirotic, odiado por el madridismo, en su primer partido oficial con el Barça ante la que fue su afición, y Víctor Claver, encumbrado tras su formidable Mundial con la selección española, llevaron al equipo azulgrana a la final de la Supercopa. El Barcelona volverá a disputar el partido por el título del primer torneo de la temporada tres años después del que perdió en Vitoria ante el Gran Canaria.

El Barça confirmó los pronósticos, pero tuvo que sufrir para derrotar a un Valencia que tuvo sus opciones gracias a su defensa y, sobre todo, al acierto en el tiro exterior del serbio Vanja Marinkovic, que le mantuvo vivo hasta el último minuto. El escolta del Valencia, sin embargo, acabó lesionado y Cory Higgins se encargó de sentenciar al conjunto taronja a falta de 43 segundos para el final con un triple con el que los azulgrana se pusieron seis arriba (69-63) tras un choque muy igualado en el que las defensas se impusieron a los ataques, aunque en el aspecto ofensivo destacaron, tras Higgins, Mirotic y el ala-pívot valenciano del Barça campeón del mundo.

Entre insultos y abucheos de principio a fin para Mirotic, en el regreso al pabellón en el que defendió la camiseta del Real Madrid el hispano-montenegrino se erigió en gran protagonista en el duelo que abrió la Supercopa Endesa y resultó decisivo para la victoria de los azulgrana, potenciados esta temporada por su talento. Mirotic, a quien los aficionados blancos no dejaron de llamar «rata», aparte de otras lindezas, no se escondió y fue el segundo máximo anotador de su equipo, aunque no estuvo muy acertado en ataque: 5 de 10 en tiros de dos y 1 de 4 en triples. Le superó en la producción ofensiva Higgins, pero Mirotic también colaboró con cinco rebotes, tres de ellos defensivos, para hacerse fuerte en la pintura junto a otro jugador repudiado por el eterno rival, Ante Tomic, que firmó un partido muy discreto.

71 Barcelona

Pangos (5), Higgins (15), Claver (11), Mirotic (14) y Tomic (3) -quinteto inicial-. Davies (6), Hanga (-), Smits (-), Oriola (-), Delaney (8) y Kuric (9).

65 Valencia Basket

Van Rossom (7), Sastre (-), Abalde (4), Dubljevic (-) y Motum (10) -quinteto inicial-. Marinkovic (17), Loyd (7), Labeyrie (5), Tobey (9), Vives (3), San Emeterio (-) y Doom.ekamp (3)

PARCIALES:
15-15, 14-17, 20-17 y 22-16.
ÁRBITROS:
Hierrezuelo, Cortés y Zamorano. Eliminado: Vives.
INCIDENCIAS:
Primera semifinal de la Supercopa Endesa 2019, disputada en el WiZink Center de Madrid. 11.018 espectadores.

La tripleta Higgins-Claver-Mirotic hizo inútiles los 17 puntos de Marinkovic (5 de 8 en triples) en un choque de vaivenes en el que el Valencia llegó a estar con siete puntos de ventaja en el segundo cuarto (19-26), cuando su defensa anuló el ataque del equipo de Svetislav Pesic. Sin embargo, el Barcelona reaccionó tras el descanso y con un parcial de 11-0 , para aventajar al Valencia en ocho (40-32), se encargó de poner tierra de por medio en un tramo espectacular de intercambio de triples.

Esa faceta fue la que permitió que el Valencia, con Marinkovic encendido, diese la vuelta al marcador e hiciese padecer al Barça, que tuvo que recurrir a su experiencia y al temple en la dirección de Pangos para acabar con el equipo de Jaume Ponsarnau, lastrado en ataque con Bojan Dubljevic sin un solo punto. Con Quino Colom fuera de la convocatoria, al igual que el lesionado Pau Ribas en el Barcelona, el conjunto de Pesic, muy físico, jugó con más concetración, intensidad y mejor que el Valencia en el tramo final y por ello salió victorioso, aunque le costó más de lo previsto como consecuencia del bombardeo al que le sometió Marinkovic.