Eduardo Balanza: «Soy superplataforma»

Eduardo Balanza, con el último número de la revista 'Frente electrónico unido', que él edita. / alfonso durán / agm
Eduardo Balanza, con el último número de la revista 'Frente electrónico unido', que él edita. / alfonso durán / agm

«Vivir requiere adaptarse, como en una glaciación», dice el artista multidisciplinar murciano que edita el número 6 de la revista 'Frente electrónico unido'

Antonio Arco
ANTONIO ARCO

Donde resultaba especial tomarse una copa, gratuita pero también imaginaria, era en la perfecta recreación que, utilizando cartón y solo cartón, hizo el artista murciano Eduardo Balanza, nacido en 1971, del club berlinés Cookies. La instalación formaba parte de la oferta del quinto ciclo de exposiciones de La Conservera -¿alguien se acuerda hoy de su existencia?-, el centro de arte contemporáneo deseoso de público que habitó en Ceutí en los tiempos locos del consejero Cruz como una especie de extraño planeta Solaris, inquietante y solitario, y que hoy -tras el dineral invertido- es una mezcla de fracaso y olvido. Y como, en cualquier caso, Berlín no pilla a la vuelta de la esquina, la presentación del número 6 de la denominada revista 'Frente electrónico unido', editada por Balanza -1.000 ejemplares, gratuita, unos cuantos gramos de peso-, en riguroso blanco y negro y en riguroso deseo de combatir el aburrimiento imperante, se ha presentado en el espacio AB9 de la galería murciana Art Nueve, donde no faltó la música que tanta importancia tiene en el mundo creativo del artista editor.

Al ideólogo responsable de 'Frente electrónico unido', un proyecto diseñado por Atosío en el que se disfrutan textos de Susana López, Cristina Rodríguez, Alfonso García Villalba... junto a fotografías, dibujos e ilustraciones del propio Balanza y Carla Cañellas, le gusta pasarse tres pueblos, tres planetas y tres infiernos completos, con sus correspondientes diablesas, con tal de regresar [pelín] más sabio. Nada de viajar por viajar, nada de hacer cualquier movimiento artístico que no conlleve una agitación. Juega con su inteligencia como le da la gana.

La revista

Nombre.
'Frente electrónico unido'. Trimestral. Número 6.
Editor
Eduardo Balanza.
Difusión
Gratuita. Se imprimen 1.000 ejemplares.

«Creo que cada vez me siento más elástico, no más libre», dice Balanza, quien reconoce haberse adaptado «como he podido a los nuevos tiempos, creo que como todos los que seguimos vivos». «Vivir se ha convertido también en resistir un poco», añade; y, mientras resiste, esto hace: «Leo, me enredo en contradicciones, aprendo, meto la pata, pido disculpas...».

«No tenemos ni idea de los retrocesos tan bestiales a los que nos enfrentamos»

«Voy a intentar ser feliz y no pasarme de tonto. La vida ya da mucho trabajo y no siempre es agradable decirlo en voz alta. Vivir requiere adaptarse, como en una glaciación», indica. Y precisa: «Adaptación no solo implica poder comer». Balanza es claro: «No he conseguido liberarme de nada, tengo los mismos problemas que tenía cuando era un niño, los mismos, con algunos nuevos como la muerte de los seres queridos. Pero cometo los mismos errores con la diferencia de que ahora me he hecho amigo de ellos, es más sencillo así. La intuición me ha guiado mejor que bien y he conseguido separarme de personas absurdas para encontrarme con otras brillantes de las que aprender».

-¿Qué tipo de artista se niega a ser?

-Me niego a hacer mucho más el 'julay', ya veremos si lo logro. Lo he hecho, me he visto haciéndolo y creo que me he puesto más detectores a mí mismo para descifrar esas situaciones. Haber sido manipulado te crea una sensación de idiotez abrumadora y creo que es una buena terapia cuando salta la alarma, te transformas en algo más ágil. Reírse de uno mismo es importante. Quiero hacer lo que sé hacer bien, arriesgarme y aprender de lo que hago y de lo que hacen otros, suena muy sencillo y no lo es.

«No hay que tener miedo a empezar de cero; de los fracasos se aprende mucho. Nos frustramos muy rápidamente, no tenemos ningún aguante»

Feudal

«Soy una persona multiplataforma», dice de sí mismo. Mira alrededor y ahí están las llamas: «Hemos vuelto a una sociedad medio feudal que, dentro de poco, será ya de nuevo feudal del todo. Los nuevos señores feudales son los ricos y los bancos, a cuyo servicio están los políticos». Mal vamos: «No tenemos ni idea de los retrocesos tan bestiales a los que nos enfrentamos».

-¿Y el arte qué?

-Se ha banalizado, se ha desactivado por completo.

A Eduardo Balanza le encanta viajar: Europa, Asia, Cuba, Estados Unidos... «Europa me gusta mucho, la odio y la amo», reconoce. «Por trabajo, no me importa irme al fin del mundo. Me adapto a lo que sea, soy fuerte, tengo estómago, peleo, soy muy curioso», explica el artista, para quien «a veces el fracaso es placentero. Hay que perder batallas, verse tirado en el barro y tener que levantarte. No hay que tener miedo a empezar de cero; de los fracasos se aprende mucho. Nos frustramos muy rápidamente, no tenemos ningún aguante». ¡Y claro!: «Mal asunto porque vivir es jodido y no puedes hacer un drama de la hostia porque se te pinche la rueda del puto coche. Me gusta ganar, pero sobre todo lo que me gusta es ir por libre».