Raspabook ofrece talleres de cómic, poesía y novela en su aula de escritura

Rocío Sánchez, editora de Raspabook, ayer, en el nuevo espacio creativo inaugurado en la calle Poeta Andrés Bolarín de Murcia. / GUILLERMO CARRIÓN
Rocío Sánchez, editora de Raspabook, ayer, en el nuevo espacio creativo inaugurado en la calle Poeta Andrés Bolarín de Murcia. / GUILLERMO CARRIÓN

Juan Álvarez, Antonio Praena, Vega Cerezo, Natalia Carbajosa y Jerónimo Tristante impartirán cursos de octubre a diciembre

Manuel Madrid
MANUEL MADRID

La editorial Raspabook nació hace 5 años, un tiempo más que aprovechado, con 56 títulos lanzados desde la Región a lectores de todo el mundo. El próximo fin de semana, en la Feria del Libro de Murcia, el sello estará con toda su artillería, libros y autores, y, además, está de enhorabuena porque hace apenas unos días acaba de estrenar sede en la calle Poeta Andrés Bolarín, 6, en el barrio del Infante, un lugar que servirá también como aula de escritura, con una programación de talleres con voces de primera fila.

Rocío Sánchez (Murcia, 1991) y Juan Rubio (Murcia, 1971) pusieron en marcha este proyecto que no ha dejado de crecer en calidad y profesionalidad. Los talleres del primer cuatrimestre ya están confirmados, impartidos por Juan Álvarez (cómic); Vega Cerezo, Natalia Carbajosa y Antonio Praena (poesía), y Jerónimo Tristante (novela negra). «No solo está pensado para escritores, sino para gente que tenga esa inquietud por escribir. Es la primera vez que ofrecemos algo así. Queríamos que este proyecto no se circunscribiera solo a la publicación de libros, sino acercar la cultura y el ámbito literario al público. En Madrid y Barcelona hay propuestas así», contaba ayer Rocío en el encuentro con 'La Verdad'. «Habíamos detectado -observa Juan- que había inquietud, que faltaba no solo una oferta de servicios, porque hay, sino que además fuesen cercanos. Que alguien llegue a nosotros de forma cómoda y flexible, porque para nosotros es importante que haya autores que puedan impartir estos talleres, porque no todos tienen la posibilidad laboral ni la formación». Los editores de Raspabook han dado un salto de gigante en su estrategia empresarial, «un cambio de rumbo que llega incluso antes de lo que esperábamos», confirma Juan, porque el sello se lanza a un mercado mayor.

«Hemos empezado con la compra de derechos internacionales y traducciones, y una de nuestras próximas publicaciones, 'Amora', es de la autora brasileña Natalia Borges Polesso. Era un paso que teníamos que dar porque estamos creciendo, desgraciadamente no en rentabilidad, pero este cambio de modelo implica dar pasos nuevos, por ejemplo en el caso de la distribución, dando el salto al mercado nacional. Aquí todas las editoriales empiezan con un modelo muy local, como un hobby, pero queremos ir más allá pensando en el lector. No hay marcha atrás: o es lo mismo o no hay salida. Eso implica una labor de 'scouting' (exploración) mucho más fuerte, hay que ir a la mina con el martillo a ver lo que encuentras entre las piedras».

«El cambio de rumbo de Raspabook llega antes incluso de lo esperado», dice el editor Juan Rubio

Lo nuevo de Ángel Paniagua

'La vida es ahora... después' es el primer libro de DommCobb -pseudónimo de Ana G. López García-, con más de 45.000 seguidores en redes sociales y una de las apuestas más potentes de Raspabook para esta temporada. Llega a las librerías el 27 de septiembre, con textos y viñetas en torno a las relaciones, el amor y el desamor. «Ella tiene un punto muy diferente y te hace reír, y esperemos que funcione muy bien», desea Rocío. También llegarán como novedades el nuevo y esperado poemario de Ángel Paniagua, 'Debajo de los días', que antes de salir ya ha generado bastante expectación: «Se ha implicado en la maquetación y en el diseño, seguro que no decepciona».

La empresa ha comprado los derechos de autores internacionales como Natalia Borges Polesso

Rocío Sánchez tiene 27 años. Estudió Traducción e Interpretación en la UMU e hizo un máster de traducción literaria y jurídica en Salamanca. Empezó en este mundo editorial como correctora en Barcelona. «Fue cosa del destino que me encontrara con Raspabook», reconoce. El primer libro que lanzó el sello murciano fue de Vega Cerezo, 'La sirena dormida'. «El sector editorial es muy potente y a veces los manuscritos no se leen porque los grandes grupos editoriales están saturados». Pero es una situación que afecta a cualquier editorial, ya que Raspabook llega a recibir «una media de entre 40 y 60 obras nuevas cada mes» de autores interesados en ser publicados, no solo de España sino de todo el globo. «Es muy complicado acceder si no tienes un recorrido o un nombre, y nosotros queríamos dar cabida a gente que tiene cosas muy chulas que mostrar. Empezamos con poesía, quisimos ampliar a narrativa y tenemos género infantil y libros interactivos. Como editorial, somos pequeñitos pero matones», ríe Rocío, empeñada en que Raspabook sea considerada una editorial «diferente».

«Cuando publicamos -incide- siempre pensamos en llegar al máximo número de personas, y pensar en el lector supone la implicación del autor. A veces la tendencia es a centrarse en el producto, y nosotros queremos que el lector lea».

Sobre el postureo en el mundo literario y la saturación al lector, los impulsores de Raspabook entienden que lo ideal es encontrar un término medio. En cualquier caso, en la compañía aseguran que el objetivo es «ser transparentes» con los autores, y darle al lector lo que busca.

Inscripciones abiertas

El plazo de inscripción para los talleres literarios que ofrece Raspabook ya está abierto, y hay 24 plazas en cada uno de ellos. «De momento, los tres confirmados para octubre, noviembre y diciembre suelen tener una duración de dos, tres o cuatro días, y los horarios van a depender de la agenda de los autores, y siempre a partir de las ocho de la tarde», recuerda Rocío. «Iremos adaptándonos a la demanda. Queremos hacer algo también en el ámbito infantil y en fines de semana. Y tocaremos ilustración y fotografía».

 

Fotos

Vídeos